Defender nuestros propios derechos

Lunes 5 de noviembre de 2018
Apreciado editorialista: le escribo por primera vez para decirle que es imposible no coincidir con su artículo Desobediencia vial (publicado en la edición de ayer). Hemos sufrido innumerables veces lo que usted detalladamente comenta durante las obligadas travesías comunes de Misiones y Corrientes.
Me he negado a imaginarme lo que sienten los tan necesarios turistas cuando son importunados permanentemente con señalizaciones absurdas y detenciones más que ridículas.
En mi último viaje de Posadas a Eldorado me paró tres veces la Gendarmería y la Policía provincial no quiso ser menos. Una locura, ¿qué es lo que se busca? Me hace acordar a lo que le comentó un gobernador de Río Grande do Sul a su colega misionero hace unos años: “Ustedes tienen una provincia tomada por las Fuerzas Armadas y de seguridad”.
No estaba lejos de la verdad en su apreciación. Coincido también en la conclusión, como en otros órdenes de cosas, la ciudadanía debe acudir a la desobediencia en defensa propia de sus derechos.
Vale agradecerle por el valiente artículo. Atentamente.

Juan Manuel Sureda Posadas

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina