Sabiduría gauchesca

Domingo 11 de noviembre de 2018
Tanto el pobre como el rico la razón me la han de dar; y si llegan a escuchar lo que explicaré a mi modo, digo que no han de reír todos, algunos han de llorar, advertía José Hernández. En homenaje a este poeta y periodista argentino, nacido en 1834, se recordó ayer -como todo 10 de noviembre- el Día de la Tradición. Hernández escribió, entre otros textos, el poema narrativo El gaucho Martín Fierro y La vuelta de Martín Fierro, claves de la literatura de nuestro país. En el libro sobre todo enseña la importancia del trabajo honrado, de las virtudes morales, aconsejando obrar bien, el respeto a los demás y a las leyes, los deberes de los hijos y exalta la amistad rechazando la holgazanería.
Viendo lo que sucede en el país y en el mundo en estos momentos, queda por demás en evidencia la gran actualidad que tienen los pasajes del Martín Fierro al abordar además la búsqueda de la verdad y justicia en todos sus aspectos, en tiempos tan delicados como la que atraviesa la Argentina a raíz de la crisis económica, pero también de muchos valores que se fueron perdiendo en la sociedad. En lo que respecta a las finanzas, los argentinos comenzaron a sentir de manera más pronunciada por estos días los efectos de la depreciación de la moneda, que es de alrededor del 50 por ciento en lo que va de año, más la  proyección de inflación prevista por encima del 40 por ciento al cierre de 2018.
Para intentar frenar la estampida cambiaria, el gobierno de Mauricio Macri había acudido al Fondo Monetario Internacional. A pesar de este préstamo, el  gobierno de Macri sigue buscando más dinero en el exterior mientras llega esta semana una nueva misión del FMI para revisar el cumplimiento del acuerdo. El Gobierno reforzó la cooperación financiera con Oriente. Como se sabe, la moneda oficial y de curso legal de la República Popular de China es el yuan. Es conocida como la moneda del pueblo, que representa otro salvavidas para la Argentina. Puntualmente, los bancos centrales de ambos países acordaron una ampliación del crédito de intercambio de divisas, conocido en inglés como swap, por un valor de 60.000 millones de yuanes, que implica unos 8.650 millones de dólares.
De esta manera, la administración de Macri siguió el mismo camino abierto por la administración de Cristina Fernández de Kirchner, que había concretado un acuerdo similar en 2014 en el orden de los 11.000 millones de dólares.
Todo indica que el acuerdo oficial se terminará sellando en el marco del G20, es decir en la cumbre de estado a realizarse a fin de mes en la Argentina. Con la moneda del pueblo chino, Argentina pretende amortiguar el impacto de la crisis cambiaria. 

Reincorporación en el PJ
En el Partido Justicialista, de cara a las elecciones generales, intentan reencontrase. Esta semana se sumaron y volvieron a cantar la marcha peronista algunos dirigentes históricos como Hugo Moyano, Felipe Solá, Héctor Daer y Ricardo Pignanelli. Son los que se sumaron a la Mesa de Acción Política, con el objetivo en la conformación de un frente electoral patriótico. También tentaron a sumarse formalmente a esa mesa al referente de la CTA  Hugo Yasky y al ex ministro del Interior Florencio Randazzo, quien nunca se fue del PJ, ni en el 2017 cuando Cristina Kirchner armó Unidad Ciudadana. Al contrario, fue uno de los pocos que realzó la importancia del sello partidario.
Quien aún mantiene su propia estrategia es Juan Manuel Urtubey. Por ahora trabaja, como lo hizo esta semana, en sumar volumen a su espacio político. Claramente la política argentina está en plena ebullición. Sergio Massa aprovechó las redes sociales para enviar un duro mensaje al presidente de la Nación. El líder del Frente Renovador cuestionó los  deseos de reelección de Macri, al sostener que tiene el apoyo de los especuladores financieros pero no de los trabajadores. De paso, volvió a reiterar y mostrarse como la alternativa,  sugiriendo de que hay otro camino, como hizo desde el momento en que se reunió con Urtubey, Pichetto y Schiaretti y con los socialistas y radicales.
De su lado, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, insistió estando en Nueva York que sea el voto popular el que defina candidatura mediante una interna en el peronismo. La posición de Manzur concuerda con una gran mayoría de los dirigentes como el caso de Alberto Fernández, que viene pregonando no poner límites a la unidad para poder ganarle a Macri.

Un respiro para Cristina
Además hubo una buena noticia para Unidad Ciudadana, en especial para la líder de ese espacio, la ex presidenta Cristina Fernández, quien consiguió un alivio de tanto asedio judicial en la que se encuentra por múltiples denuncias en su contra. El juez federal Sebastián Casanello afirmó que no hay pruebas para procesarla en la causa por lavado de dinero en la que está preso Lázaro Báez. Pero como tampoco existen pruebas para sobreseerla, dictó la falta de mérito y ordenó una decena de nuevas medidas para seguir investigándola.
El juez entendió que no hay evidencia que demuestre que Cristina haya participado de las maniobras de lavado que llevaron adelante Báez, sus cuatro hijos, Leonardo Fariña, Federico Elaskar y los otros 18 acusados que él envió a juicio oral.
Casanello citó un fallo previo que él mismo había dictado, por el cual había anulado la acusación contra el presidente Mauricio Macri, afirmando que hay un viejo aforismo romano que dice que “del hecho surge el derecho” y que ello opera como un freno a la declamación vacía de contenido, al circo o al engaño de aquel que juega con las expectativas y buena fe de un auditorio. Es el fallo con el que planteó la falta de mérito de Cristina en esta causa, como también había anulado de manera previa la acusación contra Macri en la causa de las escuchas ilegales, con el argumento de que no había pruebas concretas que comprometieran al por entonces jefe de gobierno porteño.

La Iglesia renuncia a la asistencia del Estado
A lo previo se sumó esta semana la novedad de que la Iglesia Católica argentina se muestra dispuesta a ampliar la independencia frente al poder político, con el que en general no suele simpatizar, como ocurre claramente con el gobierno de Mauricio Macri. En el marco del debate por la ley del aborto,  la Iglesia había sido muy cuestionada de cobrar desde el presupuesto público, lo cual está contemplado en la Constitución Nacional. Es que funcionarios del Gobierno habían divulgado los sueldos de los obispos y el dinero que le costaba al Estado mantener a todos los curas.
Como un claro gesto político, la Iglesia Católica argentina decidió renunciar progresivamente al aporte del Estado que en la actualidad asciende a 130 millones de pesos anuales. Representa un 10 por ciento del presupuesto de la Iglesia en el país y para cubrir este déficit, se reclamará más solidaridad económica a los fieles. Representa además una actitud más acorde a los preceptos de desprendimiento del papa Francisco, que a su vez mantiene una relación más cercana con el peronismo y los líderes de las agrupaciones sociales.
De esta manera, la Iglesia Católica en la Argentina pierde recursos pero gana independencia para seguir marcando clara posición sobre los errores del gobierno de Cambiemos, que generó la crisis social y económica que golpea cada vez más a todos los sectores  de la sociedad argentina. 

Un compromiso inesperado
En medio de la actual crisis, tomó por sorpresa en el empresariado de Misiones la decisión adoptada por el presidente Macri de obligar a las empresas mediante decreto pagar a todos los trabajadores un bono de 5.000 pesos. 
Los empresarios reconocen que los empleados se lo merecen, pero observan la irresponsabilidad de que el Estado traslade esa carga al sector privado, que está en medio de la crisis generada por las políticas de Cambiemos, a tal punto que hay pequeñas empresas que no saben cómo siquiera pagar la luz. Algo similar interpretaron en la cámara que representa a los comerciantes, al plantear que es inviable cuando el gobierno anuncia algo de lo que debería hacerse cargo.

El presupuesto en el Senado
Se oficializó la citación para sesionar este miércoles en el Senado, con el fin de convertir en ley el presupuesto nacional 2019 y aprobar el paquete económico complementario. El interbloque Cambiemos formuló una convocatoria de carácter especial y así evitó incluir en el temario el dictamen de rechazo a la supresión del Fondo Federal Solidario, más conocido como Fondo de la Soja.
El proyecto del Presupuesto obtuvo dictamen favorable en la semana y el oficialismo espera sancionarlo con votos propios y de otros espacios, como sucede con los misioneros Maurice Closs y Magdalena Solari.
Desde la renovación, el partido gobernante en Misiones, se había hecho público y ratificado que tal como hicieron los diputados nacionales, los senadores acompañarán esta semana con sus votos, al plantear que así están demostrando coherencia, previsibilidad y sobre todo cumpliendo los compromisos asumidos.
Desde la gestión se plantea que si bien Misiones ya tiene el presupuesto aprobado, lo mismo requiere la Nación a fin de recibir fondos. De no aprobarse el Cálculo de Recursos y Gastos de la Nación, Misiones tendría un 30 por ciento menos de fondos, más el manejo de discrecionalidad que tendría la Nación si no cuenta con la ley de leyes.
Pudo saberse que el motivo de acompañar desde la provincia es que los legisladores de Misiones consiguieron compensaciones para contener la suba del boleto que los empresarios dicen que debe costar 40 pesos, fondos para obras, que no estaban en el proyecto inicial y también haber conseguido que los pequeños productores tengan un monotributo al 50 por ciento de los aportes.

Concejo Deliberante de Posadas
El Concejo Deliberante de Posadas también aprobó esta semana el presupuesto propio, para el Ejecutivo y la Defensoría. Se destacó la apertura de diálogo que brindó en este tiempo a todos los sectores el actual presidente, Fernando Meza, por lo que contaría con serias posibilidades de conseguir el aval de sus pares para seguir en la titularidad del Deliberativo, donde mostró avances importantes.

Pedido de uso inteligente de recursos
Como consecuencia de la crisis nacional, se vienen tiempos más duros para todos los sectores y las administraciones municipales no escapan a tal situación. Por esta razón, el gobernador Hugo Passalacqua reunió a los 76 intendentes de Misiones en el Centro del Conocimiento para hablarles de este momento difícil e intentar evitar desde la Renovación que golpee esta crisis.
Confianza, trabajo y mucha humildad es lo que pidió, además de expresar a todos los intendentes del mismo signo partidario que la Renovación no los va a abandonar, sino que al contrario, se mostró dispuesto hacia lo que más necesiten.
Ante los escasos recursos, les reiteró la necesidad de ser muy austeros y muy inteligentes para saber dónde invertirlos. Fue una manera de ratificarles lo que ya venía pregonando en otros encuentros.
Aprovechando la convocatoria, se hizo entrega de recursos y les recordó a los jefes comunales que se depositarían los fondos de compensación que vienen a cubrir en parte el desaparecido fondo sojero.
En ese marco, Passalacqua repasó las acciones que se viene realizando desde la administración provincial para hacer frente a la crisis y amortiguar el impacto en el bolsillo de los misioneros. Allí detalló los planes vigentes con políticas proactivas como el Fondo de Crédito, pasando por otras iniciativas hasta el Ahora Patente, que fue hecho para los intendentes, al cual adhirieron hasta ahora 35 municipios.
En el actual contexto, les aclaró que continuarán las obras prometidas, aunque con un ritmo más lento, apuntado a favorecer el traslado de la producción con el puerto posadeño o mediante la radicación de nuevas empresas en el Parque Industrial.
De esta manera, Passalacqua brindó consejos a los intendentes. Ya lo recomendaba el Martín Fierro: se debe ser más prudente cuanto el peligro es mayor, al observar que no está la prudencia reñida con el valor. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina