Hambre vs apetito, malnutrición vs desnutrición

Sábado 21 de septiembre de 2019
José Miérez

Por José Miérez Gerontólogo

Comunidad misionera: felizmente en la primera página del diario El Territorio salió la noticia que “Con apoyo unánime en el Senado, ya es ley la emergencia alimentaria”. En el libro del doctor Abraam Sonis, de Salud, Medicina, Desarrollo Económico Social, siendo director de la Escuela de Salud Pública, nos formó y enseño a los 14 médicos, diplomados en Salud Publica de la provincia de Misiones. Y nos orientó a que robándole horas al descanso, a la vida familiar y a la recreación, hemos aprendido todo lo que es posible lo que se puede hacer para nuestra comunidad.
En su libro recalca que el lector que encare problemas alimentarios nacionales se encuentra en dos situaciones posibles, ha leído Geopolítica del hambre, de Josué de Castro, y tiene entonces los conocimientos básicos para la comprensión del problema, o no lo ha leído y entonces debe leerlo inmediatamente. El doctor Josué de Castro falleció en París, el 25 de septiembre de 1973, y entre sus muchos premios debe destacarse el Premio Internacional de la Paz, otorgado por el Consejo Mundial de la Paz.
El hambre es un tema tabú, bastante delicado y peligroso, un flagelo en nuestra civilización. Es necesario y urge una política alimentaria. La alimentación correcta contribuye a posibilitar una capacidad productiva superior y un trabajo más efectivo de la población.
En la década de 1880, un contemporáneo nuestro, George Bernard Shaw, iniciaba su larga trayectoria intelectual ocupándose de crítica musical. Luego de los primeros artículos, el director del periódico llamo a Shaw, según éste lo relata, para hacerle notar que su campo era la música y que, en cambio, él hacía frecuentes incursiones en literatura, filosofía, política economía, etcétera. La respuesta de Shaw fue terminante: escribía sobre todo ello, sólo así podía interpretarse la música, porque todos estos campos se entrecruzan con ésta, porque así la entendía él, porque esta era su concepción de la música. Por otra parte, esa era también la concepción de Platón.
Hasta aquí la anécdota de Shaw y a partir de ella nuestra conclusión, que siempre así entendemos nosotros la salud publica y los problemas de la alimentación y la nutrición. El doctor Escudero siempre recalcaba que los alimentos que vamos a consumir deben tener cantidad, calidad, proporcionalidad y adecuación a las edades y actividades que va a desarrollar el ser humano.
El gobierno de la provincia de Misiones y el Ministerio de Salud Pública, de acuerdo a mis archivos, se encuentra en avanzada. En su oportunidad, consultando y haciéndome asesorar con las nutricionistas Titi Sadorosne y María Eugenia Barreyro y los indicadores nacionales, se necesita una nutricionista cada 50.000 habitantes y/o una cada 50 camas de internación. De acuerdo al cálculo que se efectuó, en la provincia de Misiones, ámbito de la Salud Publica que también se puede transpolar a la actividad privada, y que no es una utopía, el ideal sería contar con dos nutricionistas por cada región sanitaria (12). Sobre un cálculo de 1.500 camas de internación nos dan 30, o sea 30 más 12 nos da 42 nutricionistas. Que corresponden a la categoría A I de Salud Pública. Con un sueldo de 26 mil pesos, que descontando los aportes de bolsillo, cobrarían 22 mil pesos. 
También en la Dirección de Gerontología se ha dejado un impreso de cada una de las comidas que se pueden preparar y cómo cocinarlas, con qué cocinarlas, y hay que seguir distribuyéndolas. 
Oportunamente se consultó también con el Colegio de Nutricionistas, pues manejan la información, dónde están y qué hacen cada una, y que a través de ellas, de acuerdo a méritos y antecedentes, propongan a quienes se deberían contratar o designar. De tal manera, si por cada cargo se hacen dos propuestas, el Estado puede decir a quién designaría, evitándose de esa manera que sean nombradas por ideología política, parentescos, etcétera, y en forma directa o indirecta es el Colegio de Nutricionistas que puede ayudar para controlar, supervisar y evaluar la aptitud y actitud que tienen esas personas en el desempeño de sus actividades y tareas. Actualmente están en la  provincia más de 300 nutricionistas.
Seríamos la primera provincia que podría remarcar positivamente una metodología de trabajo de avanzada. Cuando me retiré del Ministerio de Salud Pública para disfrutar de mí ocio con dignidad, quedó todo  en la Dirección de Gerontología y fue elevado a la superioridad. De una investigación que he realizado no hay ningún registro en los certificados de defunción de fallecimiento por hambre, y es lamentable que si no aprendemos a defender siempre la verdad es poco lo que iremos madurando. Recordemos que ganarás el pan con el sudor de tu frente y el que no trabaja no tiene derecho a comer. A través del programa de atención primaria podemos tener a donde el Estado debe actuar con la subsidiariedad. 
Una vez más, hay que cambiar para renovarnos, y renovarnos para cambiar.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina