Argentina en emergencia permanente

Domingo 22 de septiembre de 2019
La Argentina en emergencia permanente es un ensayo escrito por Hugo Quiroga. Aunque publicado hace ya trece años, el trabajo es de enorme vigencia. El autor analiza con preocupación la debilidad de las instituciones democráticas en el país, básicamente la falta de apego a las normas. Sobre todo observa la gravedad de que los tres poderes de la República -Ejecutivo, Legislativo y Judicial- por momentos parecen estar desplazados de su función natural. Además, en el trabajo se aclara que tener democracia no es sinónimo de gobernar democráticamente y, sobre todo, cómo los gobiernos democráticos, tanto en situaciones excepcionales como de normalidad y más allá de los signos partidarios, terminan casi siempre recurriendo a una situación de emergencia para reclamar poderes extraordinarios.
Mauricio Macri llegó a la presidencia prometiendo cambiar viejos hábitos de la política; sin embargo, nada de ello ocurrió. Con lo que sucede en la actualidad en esta cadena de crisis en el país, este investigador y docente de la Universidad de Rosario - si lo deseara- tiene más argumentos para enriquecer su ensayo sobre la realidad política, porque efectivamente la Argentina sigue en emergencia. Esta vez, donde más duele, el hambre. Tratando de corregir lo que no se hizo en estos casi cuatro años del gobierno de Macri, se convirtió en ley esta semana la emergencia alimentaria. En realidad lo que se hizo fue extender la medida, que había sido decretada tras la crisis del 2001, hasta el 2022. Es decir, sólo en este aspecto, el país estará extendiendo la emergencia por 21 años.
Esta situación evidencia -y se termina así reconociendo- la gravedad en la que se encuentran los sectores más postergados, sobre quienes no existió un plan serio para sacarlos de la pobreza. Al contrario, son los más afectados por la profunda crisis y la inflación descontrolada. Por eso, esta medida convertida en ley permitirá aumentar hasta un 50 por ciento las partidas presupuestarias dedicadas a alimentación y nutrición. Es que muchos miles de argentinos paliaban y siguen paliando el hambre gracias a las organizaciones sociales que sostenían como podían las ollas populares.
En esto no hay especulación política. Basta con recurrir a los números oficiales que maneja el gobierno. El Indec tiene previsto informar el lunes 30 la medición del índice de pobreza e indigencia correspondientes al primer semestre de este año. Estimaciones públicas y privadas indican que estará por sobre los relevamientos anteriores. Es decir, sería superior al segundo semestre del año pasado, cuando se daba cuenta que el 32% de los habitantes eran pobres y dentro de ese grupo, el 6,7% era indigente.
Cuando en el país se comenzó a recuperar la democracia, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, la pobreza alcanzaba al 15%, es decir la mitad de lo que está hoy, y por entonces se implementó el Programa Alimentario Nacional, más conocido por su sigla PAN, destinado a distribuir alimentos a 5 millones de argentinos.
Además, ahora, informes privados como los del Centro de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), el Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), coinciden en señalar que un 10% de la población argentina se encuentra en situación de pobreza crónica.
El presidente Macri pidió al asumir que se evaluara su gestión por los índices de pobreza. Los datos son suficiente respuesta. Esta semana, el Indec detalló que hacen falta ingresos superiores a 33.000 pesos para no ser pobre en la Argentina. Como la Canasta Básica Alimentaria acumuló una suba del 30% durante el 2019 y del 58,8% respecto a agosto de 2018, ahora se necesita un ingreso superior a los 13.000 pesos para subsistir y no caer por debajo de la línea de la indigencia.
Es que los precios de los alimentos, como de todos los bienes básicos, no paran de aumentar. La inflación interanual ya superó en agosto el 58 %, perjudicando a los asalariados y agravando la situación para quienes viven de changas o sobreviven como pueden.
El desempleo alcanzó el 10,6%, el nivel más alto en 14 años para este período del año. Comparado al segundo trimestre del año pasado, 316.000 argentinos se quedaron sin trabajo de un año a otro. Los peores indicadores se observaron en Mar del Plata (13,4%), el Gran Córdoba (13,1%), Salta (12,7%), el conurbano bonaerense (12,7%). En el polo opuesto, los conglomerados con menor tasa de desocupación fueron el Gran Resistencia (2%), el Gran San Juan (2,3%), Posadas (2,9%) y el Gran San Luis (3,3%).

Sanidad en crisis
Ante el deterioro de la calidad de vida, si bien la urgencia es la alimentación, también está en similar nivel la salud. Por tal razón, la mayoría de las provincias, a través de sus ministros de Salud, reclamaron al Estado hacerse más presente ante el actual deterioro del sector. Ministros de Salud de 15 provincias presentaron una nota conjunta en la que le exigen al gobierno de Mauricio Macri que declare la emergencia sanitaria para garantizar el derecho básico de acceso a la salud para todos los ciudadanos del país, ante la grave crisis que atraviesan los hospitales públicos. Es que la crisis hizo migrar a miles de pacientes desde el sector privado al público, que a su vez tiene cada vez menos recursos por los recortes realizados por la administración nacional.
Los ministros, entre los que se encontraba el de Misiones, le recordaron esta semana al gobierno nacional que la salud es un derecho humano básico, al cuestionar la falta de respuesta a reiterados reclamos realizados por distintas vías y ante la situación extraordinaria de emergencia sanitaria y prestacional.
A su vez, los ministros cuestionaron a la administración de Mauricio Macri el abandono de programas nacionales en las provincias y la falta de provisión de leche, vacunas, medicamentos, insumos, drogas oncológicas, reactivos, antirretrovirales y hasta la menor cobertura de personas con discapacidad. En todos los casos, fueron las provincias -como sucede en Misiones- las que debieron hacerse cargo ante la creciente ausencia del Estado nacional.
En forma paralela, en Misiones se avanzó en un acuerdo con los estatales que permitió destrabar el conflicto con los trabajadores de la salud. El convenio se firmó con todos los representantes sindicales y habrá tanto aumento de becas como compensación a los agentes de planta y contratados, entre otras medidas.

Para no colapsar
Mientras los sectores más humildes buscan paliar el hambre y tener asegurada una mínima cobertura en salud pública en todo el país, hay otros sectores de la clase media que intentan evitar una situación de colapso y requieren ayuda para poder sobrevivir. En tal sentido, dos sectores clave de la economía Argentina, como las pymes y las automotrices, se sumaron al pedido de declarar la emergencia.
En el primer caso, lo planteó el consejo directivo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), reclamando declarar la emergencia pyme, con apoyo pleno de la Confederación Económica de Misiones (CEM). Entienden que es urgente contar con asistencia financiera a fin de sostener al sector y crear empleo. El sector claramente está sumergido en la crisis. De nuevo los números oficiales así lo confirman. En lo que va del año, hay casi 100 empresas que solicitaron el pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), esto es, apelar a algún beneficio para evitar el cierre o la quiebra de la firma.
En el encuentro de Came, que es presidida por el misionero Gerardo Díaz Beltrán, se hizo especial énfasis en declarar la emergencia pyme debido a la cantidad de empresas en crisis. Justamente, piden rápida resolución del programa de Recuperación Productiva, es decir una Repro Pyme Exprés para empresas en crisis para sostener el empleo. Entienden los empresarios nucleados en la Came que la supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, energético, laboral y de consumo interno.
En la declaración de emergencia pretenden que se incluyan tasas diferenciales en líneas de crédito productivas, mínimo no imponible sobre contribuciones patronales y cargas sociales diferenciadas por zona para compensar al interior profundo, además de suspender el impuesto al cheque y eximir del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas. Recuerdan a la Nación que es importante y vital cuidar a un sector que representa el 44% del PBI nacional.
De igual modo, reclaman urgente atención de la Nación desde la Asociación de Concesionarias de Automotores de la Argentina (Acara). Se viene indicando la fuerte caída de las ventas de autos 0km en el país, como sucede en Misiones, en torno al 40 y 50% aproximadamente. Requieren se declare la emergencia automotriz ante la caída estrepitosa de las ventas y a fin de evitar que se acentúe el cierre de locales y aumenten los despidos.
Todo esto es una clara muestra de que el país vive en una emergencia permanente y el desafío para los que lleguen al poder en diciembre será empezar a desactivar esta bomba de tiempo.

Nafta al fuego
En el citado ensayo de la Argentina en emergencia permanente se remarcaba la falta de apego a las normas y se puede agregar a la falta de cumplimiento de la palabra empeñada por parte de este gobierno nacional. Macri había prometido que el congelamiento del precio de los combustibles duraría tres meses. Pero cuando apenas había transcurrido un poco más de un mes, en total 35 días, el gobierno nacional informó que permitiría un incremento del 4%, que ya está en plena vigencia en las estaciones de servicio.
El anuncio de no aumentar el valor de la nafta era parte de aquel paquete que prometían desde el gobierno para aliviar la crisis tras los resultados adversos para Cambiemos en las primarias.
Se habla de factores externos, como la suba del petróleo a nivel mundial, para descongelar el precio en tan poco tiempo, pero también hay un factor interno, como la disparada de la inflación en agosto. A su vez, como es una cadena, el aumento de la nafta volverá a impactar en todos los precios de productos de consumo masivo.
Esto es, como se dice habitualmente, con la medida lo único que hace el gobierno es echar más nafta al fuego; automáticamente asoman además nuevos problemas, como el estado de alerta de las empresas de transporte de pasajeros de larga distancia, que también advierten de la creciente falta de rentabilidad.

Planes para sortear la crisis
Desde el gobierno de Misiones se lanzó esta semana el Ahora Tarjeta, sumándose a otras quince medidas similares bajo el Ahora Misiones que intentan aliviar el bolsillo de los misioneros. La aceptación de este nuevo plan fue inmediatamente evidenciada ante el alto nivel de endeudamiento de las familias misioneras, quienes usan en muchos casos el plástico para financiar el alimento diario a raíz de la dura crisis nacional.
De esta manera, la decisión anunciada por el gobernador Hugo Passalacqua de que la Provincia absorba hasta 50 puntos del interés de las tasas para aquellos que vienen pagando el mínimo de la tarjeta desde el mes de julio fue ampliamente aceptada y destacada por los sectores públicos y privados que serán beneficiados.

Relaciones internacionales
El gobernador electo y vicegobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, culminó una intensa semana de exploración comercial en Estados Unidos. Lo hizo en compañía del gobernador de Tucumán, Juan Manzur, y a fin de ir aceitando relaciones con los Estados Unidos, abriendo camino a lo que será la próxima vista de Alberto Fernández al país del norte.
Por ahora, el candidato presidencial del Frente de Todos también culminó una pequeña gira de dos días por Bolivia y Perú, donde se reunió con los presidentes Evo Morales y Martín Vizcarra.
Además de coincidir en la necesidad de reforzar la integración regional e intensificar las relaciones bilaterales, Fernández viene concretando encuentros similares tras haber ganado las primarias en el país y abriendo puentes en caso de ser ratificado en las urnas.
Con el mismo fin, a principios de mes había viajado a España y Portugal y espera hacer lo propio próximamente a Estados Unidos.
Aceitando los vínculos con el país conducido por Donald Trump, Herrera Ahuad, ya en la Argentina, concretó encuentro con el embajador de los Estados Unidos en el país, Edward Prado. Según se supo, el mandatario electo abordó temas de interés para la provincia, como la posibilidad de un vínculo aéreo directo desde Misiones a los Estados Unidos, además de ratificar la lucha contra la drogadicción.
Estos pasos que están dando son además preparatorios a la gestión que realizará Herrera Ahuad y, como se indicó, de paso seguir afianzando el vínculo con Alberto Fernández. Este trabajo común que se viene transitando con la renovación, a través del vicegobernador y el candidato presidencial, es a su vez con intermediación del grupo Callao, que próximamente abriría una sede en Posadas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina