A seis años, se renueva el pedido de justicia por Taty

Jueves 12 de julio de 2018
El 12 de julio de 2012, hace ya seis años, se descubrió el asesinato de Lieni Itatí Piñeiro, joven de 18 años que asistía a la secundaría en Puerto Esperanza.
La adolescente fue violada y degollada luego de haber sido vista por última vez la noche anterior, a la salida del Bachillerato Polivalente 20, alrededor de las 21.
El femicida la violó y su cuerpo fue hallado por un trabajador  sobre un sendero, entre el barrio Progreso y Nueva Esperanza en las primeras horas de una fría mañana.
Por el hecho fue detenido más tarde Hernán Céspedes, quien dos días después de ser imputado  se suicidó colgándose en una celda de la Unidad Regional V de Puerto Iguazú.
En el cuerpo de la víctima fue hallado el semen de Céspedes, de acuerdo al cotejo de patrón genético. Como también en la motocicleta y prendas de vestir del mismo joven se encontraron manchas de sangre perteneciente a la víctima.
Sin embargo, pese a esas contundencias, familiares y la población en general siempre sospecharon que en el asesinato participaron otras personas, entre ellos hijos del poder, que lograron callar voces para no ser señalados.
La muerte de Céspedes siempre fue cuestionada y se cree que fue asesinado o, por lo menos, que lo obligaron a quitarse la vida.
Rosa González, madre de Taty, convocó para hoy y mañana a todas las mujeres, organizaciones sociales y  medios de prensa para ayudar a visibilizar la causa "que no tuvo ninguna respuesta de parte de la Justicia", apuntó.
La mujer encabezará un taller junto a su abogado Matías Ochoteco, en el auditorium del museo Aníbal Cambas. "Hoy nuevamente necesito que el pueblo empuje la historia de un aberrante crimen que ocurrió en 2012, el de mi hija, Taty Piñeiro", expuso.
Además cuestionó "los abusos de parte de las autoridades y de la Policía que silenciaron a un pueblo a base de amenazas y torturas. Basta de femicidios, de gobernantes impunes y de una Justicia ciega. Ni una menos. Taty Piñeiro presente, ahora y siempre". 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina