Ángel y demonio

Viernes 10 de agosto de 2018
Es una película que dará que hablar. Así la describió Lorenzo Ferro, quien se pone en la piel de Carlos Robledo Puch, en el filme El Ángel, que se estrenaba ayer en los cines del país.
Y lo dice justamente porque la cinta de Luis Ortega no demoniza a Robledo Puch, el asesino serial más temible de la historia criminal argentina, sino que muestra su vida de una manera diferente. Una tendencia que se repite en los largometrajes y series sobre criminales que logran que el público desarrolle cierta simpatía con el villano.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina