Cítricos con fumagina se deben abonar, podar y fumigar

Lunes 24 de junio de 2019
Las plantas atacadas por fumagina se tornan negras.
Victor Piris

Por Victor Piris vpiris@elterritorio.com.ar

Árboles cítricos con sus hojas negras, como si se hubiese depositado hollín, abundan en Posadas y en varias localidades misioneras. 
La plaga se conoce como fumagina y remite justamente a la similitud con el color negro que deja el humo cuando se deposita en las superficies. 
Según explicó Luis Acuña, técnico de la estación del Inta en Montecarlo, la plaga se afianzó en las ciudades. Y consideró que una de las claves de su mantenimiento es el descuido que la gente hace de los árboles frutales en sus casas. 
Destacó que el problema casi no se observa en plantaciones comerciales de cítricos, justamente por el cuidado constante que se da a los árboles para favorecer su producción. 
“Esta sintomatología se da con la acción primero de una mosca y luego de un hongo. Las moscas llegan a las hojas de los cítricos a chupar la savia. En su extracción van excretando sustancias azucaradas que se va depositando sobre las hojas. Al tener esta excreción sustancias azucaradas constituye un caldo de cultivo del hongo negro o fumagina dado que remite a la palabra humo”, explicó Acuña. 
El técnico remarcó que el problema de sanidad vegetal aparece en zonas urbanas y periurbanas. “En plantaciones comerciales prácticamente no apareció”, remarcó. 
Acuña relató que el daño producido por la enfermedad de los cítricos es indirecto y perjudica tanto a la planta como a sus frutas.
 “La planta al quedar con sus hojas tapadas de estas manchas negras tiene menor poder de fotosíntesis por ende brotan menos, producen menos azúcar y las frutas tardan en madurar. El proceso de crecimiento de la planta se retrasa en desmedro de la producción”, explicó. 

La solución
Para erradicar el problema, Acuña indicó que primero debe evaluarse completamente al árbol. 
“Hay que ver si está bien nutrido, se la debe abonar correctamente. Hay que ver y hacer una correcta poda. Hay que eliminar las malezas alrededor que no permiten la buena absorción de nutrientes. El último punto es la pulverización con un insecticida para eliminar las moscas que luego generan el desarrollo de los hongos”, manifestó. 
El técnico explicó que la aplicación de un insecticida para las plantas debe evaluarse correctamente por un profesional Ingeniero Agrónomo. Recomendó así la consulta y asesoramiento sobre los productos más adecuados que pueden darse en las agroveterinarias. “Hay productos que son de baja toxicidad, pero igualmente al momento de aplicarse se debe tener mucho cuidado de cubrir los ojos, boca, nariz y piel con elementos de protección personal o EPP para evitar cualquier problema de intoxicación”, remarcó. 
El profesional recordó que la aplicación de productos químicos dependerá de la legislación de cada ciudad, ya que en algunos casos se prohíbe la pulverización con productos químicos a las plantas hogareñas. “Antes de pasar al producto químico también y dentro de lo posible puede ser muy aconsejable lavar las hojas de las plantas. Se les puede rociar agua con jabón con una hidrolavadora por ejemplo, eso ayudará a despejar las fumagina que dificulta la fotosíntesis. Al final y con posterioridad se podría pensar en un insecticida químico o preparado natural para erradicar y alejar a las moscas que afectan a los árboles cítricos”, explicó. 

Las podas, un hábito saludable

Entre los consejos para cuidar los árboles frutales en las casas, Acuña destaca el cuidado de hacer correctamente las podas cada año en invierno. Explicó que los beneficios son múltiples: desde la mejora de la ventilación, la entrada de luz a la planta, lo cual estimula la mayor brotación. Esto incentiva que la planta mejore sus defensas y pueda destinar más recursos a la producción de sus frutas. Recordó en tanto que la poda permite el control de altura de la planta. Y a la hora de tener que pulverizar, el trabajo es más sencillo.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina