Corrientes en alerta por la pesca indiscriminada en el Paraná

Sábado 4 de agosto de 2018 | 04:30hs.
Daiana Gómez Brauvano

Por Daiana Gómez Brauvano politica@elterritorio.com.ar

La sequía que afecta a Brasil deja su huella en Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe y Entre Ríos. En la tierra colorada la preocupación crece  porque las vertientes y arroyos se secan.
Mientras, en la zona correntina, uno de los principales inconvenientes es la circulación de algunas embarcaciones, aunque -ayer- comenzaron a operar las barcazas en Ituzaingó, ya que el caudal de agua alcanzó 1,60 metros, lo cual era considerado un repunte importante, ya que semanas anteriores la bajante había llegado hasta los 0,90 metros. No obstante, se estima que hoy el río descenderá de nuevo y se ubicará en los 0,65 metros, lo que rectifica la tendencia bajante.
Asimismo, especialistas en la fauna y flora aseguran que se notaron cambios en la concentración de los cardúmenes, favoreciendo a la pesca indiscriminada. Por ello, desde la Dirección de Recursos Naturales de Corrientes analizan la posibilidad de implementar una veda extraordinaria para proteger a los peces. La medida se tomaría desde la semana próxima, de continuar en baja el caudal.
Según detallaron entre las especies más afectadas están el dorado, el pacú y la boga, ya que se tratan de variedades deportivas. En este punto, insistieron que “hay pesca porque el cardumen permanece ahí, es decir se aglomera en un solo lugar”.
Por su parte, el intendente de Ituzaingó, Eduardo Burna, brindó un panorama de la situación por la que atraviesa la localidad.
Al respecto, dijo a El Territorio que “de este lado no teníamos el problema tan pronunciado, pero sí se nota más del lado paraguayo (Ayolas), porque si acá el río baja, de aquel lado es más pronunciada la bajante y se notan más los bancos de arena”.
A la vez, señaló que “acá no hay más gente que viva solo de la pesca”.
Reconoció que durante estos días el río tuvo un repunte porque se había solicitado a las represas  Yacyretá e Itaipú que liberen agua.
“Lo que más nos preocupaba era la navegabilidad, pero por estos días  se recompuso ese problema”, indicó.
En tanto, con la intención de mantener el orden del ecosistema, el alcalde de Ituzaingó aseguró que “el área de flora y fauna de forma continúa realiza controles, con el objetivo de evitar la pesca indiscriminada”.
En la zona de la isla Apipé, los habitantes relataron a este medio que lo más dificultoso es el ingreso a la isla. “Casi todos conocen la zona y saben por dónde desplazarse”.
En cuanto al agua potable, expusieron que “muchos tienen pozos de agua y otros se proveen en Ituzaingó”.

Problemas en el consumo
Desde el Gobierno correntino estiman la situación de sequía y pocas lluvias se extendería durante todo este mes y, recordaron que “en julio se registró sólo un día de lluvia, que acumuló cerca de 20 milímetros de agua caída”.
Ante este panorama, solicitaron a los lugareños que tengan extremo cuidado con el consumo de pescados, ya que la falta del traslado y la movilidad habitual del pez podría traer algún tipo de enfermedad.
El director de Recursos Naturales, Carlos Bacque, señaló en diálogo con medios locales que “no se puede prohibir, pero hacemos un llamado a la reflexión, un pedido de colaboración y concientización a pescadores deportivos, la recomendación es no salir a pescar”.


1,60

Metros .
El río Paraná marcó un repunte en los últimos días y permitió la navegabilidad de las barcazas en la jornada de ayer.

0,65

Metros .
En Corrientes prevén que el caudal volverá a tener una tendencia bajante durante la jornada de hoy y se posicionará por debajo del metro de altura.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina