Cuatro detenidos eligieron callar y el dueño del Logan llega hoy a Posadas

Miércoles 13 de junio de 2018
Cuatro de los cinco presuntos asaltantes atrapados en el marco de la investigación por el atraco a la firma Ivess, fueron trasladados ayer al Juzgado de Instrucción Tres, sobre la calle Santa Fe del microcentro posadeño. El procedimiento se concretó cerca de las 10 y, tal como estaba previsto, todos se presentaron ante el juez Fernando Verón para la declaración indagatoria.
Según confirmaron fuentes ligadas al proceso, en esa instancia los correntinos Jesús Nazareno G. (31), Rodolfo M. (27), Juan Ezequiel T. (33) y Antonino S. (24) eligieron el mismo camino y, luego de ser informados formalmente de su detención y de elementos en su contra, decidieron abstenerse de declarar. Por ahora, seguirán detenidos a la espera de nuevas determinaciones sobre su futuro.
Como anticipó este medio, los cuatro ya habían designado abogados el lunes, pero por un retraso de la llegada del expediente policial no pudieron ser indagados. Asimismo, se pudo saber que tres de ellos eligieron en principio al defensor oficial, mientras que Rodolfo M., contrató un abogado particular.  

El último asaltante
Por otro lado, durante la mañana el juez también firmó el exhorto para que una comisión de la Dirección de Homicidios de la Policía de Misiones vaya en busca del último de los detenidos, Carlos G. (37), quien fue atrapado en Santo Tomé en las últimas horas del lunes. El hombre, dueño y conductor del Renault Logan, iba a ser trasladado ayer, pero un inconveniente en la logística del viaje hizo que el operativo se posponga para hoy. 
El implicado, como se informó ayer, fue aprehendido tras una investigación que se siguió mediante el análisis de las cámaras de seguridad y el trabajo en conjunto con la Dirección de Cibercrimen y el personal de la Comisaría Tercera, que es la que lleva adelante el sumario.
El procedimiento fue concretado por efectivos de la Policía correntina y, según pudo saber este matutino, se secuestró el Renault Logan (AA77QR) negro, dos teléfonos celulares, uno de los cuales coincide con uno de los que fueron robados en el atraco, aunque hasta ayer no había confirmación de si se trata del mismo. Todo será remitido a la Justicia.
“Nosotros teníamos datos precisos de Posadas, que nos suministraron después de observar las cámaras de vigilancia de la ciudad. Y a través de un testigo hábil que logró ver el momento justo cuando esta gente cambió la patente del vehículo y dejó la otra que tenía anteriormente a cometer el ilícito”, afirmó el comisario Juan Carlos Franco, jefe de la Comisaría Segunda de Santo Tomé, a El Territorio. 
Contó que el procedimiento se llevó a cabo por calle Ángel Blanco entre Pueyrredón y Juan Belazquez y agregó que “nosotros mantuvimos un contacto directo con personal de Posadas; y al hacer la recorrida diaria se avistó el vehículo, del cual habían pasado las iniciales y el número de patente que poseía el Renault Logan que ellos tenían como sospechoso del atraco”.
El último detenido no tiene antecedentes en Santo Tomé, porque al parecer regresó hace poco del Sur del país para trabajar manejando un vehículo de alquiler.
Se detalló que en el momento que salía del domicilio familiar y se predispuso a abordar el Logan, personal de incógnito lo advirtió. “Salía de la casa a las 20.10 de la noche y lograron aprehenderlo en la vía pública en presencia de testigos hábiles, del comisario de la Primera, el jefe de la Unidad Regional y personal de la Comisaría Primera y Segunda, a quienes se logró llamar en forma urgente para dar apoyo”, destacó el efectivo.
Si bien ayer había trascendido que el sospechoso se encontraba en la casa de un conocido, los investigadores aclararon que es allí donde vive actualmente con su familia, la cual no se encontraba al momento. El lugar fue allanado hasta altas horas de la noche y se incautaron elementos de interés para la causa. 

En busca de un posible datero
Como ya se adelantó, los pesquisas buscan ahora avanzar sobre la posible presencia de un entregador dentro de la empresa que, de existir, hubiera tomado contacto con el joven estudiante Antonino, que tenía toda su rutina diaria en esa misma cuadra. Puesto que, su alquiler estaba a 50  metros de la empresa y un poco menos de la casa de estudios donde cursa el cuarto año de la carrera de Arquitectura.
Para ello el personal de la Dirección de Cibercrimen de la Policía de Misiones analizará los chips, pendrives y la computadora portátil incautada en ese departamento. También se van a revisar los registros de las cámaras de seguridad del edificio, para tratar de establecer - si es posible - desde cuándo se estaba planeando el golpe.
Sobre este punto, un dato no menor es que los asaltantes sabían que ese día se pagaba y que en el edificio había mucho dinero en efectivo, posiblemente también de los cobros del último día hábil de la semana.
Sin embargo, para las 11 -cuando ingresaron por la calle Neuquén- gran parte de la plata ya no estaba. El botín de 150.000 pesos claramente es insuficiente para semejante logística y cantidad de implicados. 

El gran golpe en el que estuvo involucrado Zapatero

Como ya informó este medio en ediciones anteriores, Jesús Nazareno G. (31) está sindicado por sus antecedentes como el presunto cabecilla de la organización. En su legajo aparecen varias causas por tenencia de armas y un violento asalto a una farmacia de Santo Tomé en 2014.
Pero existe un antecedente muy similar de un atraco a una distribuidora, en el que se llevaron la suma aproximada de 250.000 pesos en efectivo. Ocurrió el 16 de febrero en el predio de la firma “Kera Guazú”, ubicado en el kilómetro 684 de la ruta nacional 14 de la misma localidad. 
Según manifestaron fuentes policiales a El Territorio en su momento, al menos cuatro personas armadas y encapuchadas ingresaron al galpón en un VW Gol y mediante amenazas redujeron al dueño, algunos trabajadores y un cliente que estaba en el lugar.
Después de ello, en pocos minutos se hicieron con el dinero que pertenecía a las recaudaciones de los camioneros que habían llegado al lugar y huyeron. Cuando llegó la Policía, uno de los testigos manifestó que uno de los asaltantes tenía tonada brasileña y que al parecer el vehículo era del vecino país.
La investigación policial y judicial llevó una semana hasta que arrojó resultados y se pudieron identificar perfiles de posibles asaltantes. Según se supo, entre otras cosas, se notaron gastos excesivos en el festejo de carnaval, además de compra de vehículos y celulares.
Finalmente la Justicia ordenó tres allanamiento y tres detenciones, entre ellas a Zapatero, que a las pocas semanas recuperó su libertad, informaron voceros policiales. En su casa se incautaron dos pares de zapatillas, tres teléfonos celulares, un buzo con capucha, un guante de látex usado, un pantalón, una campera y una mochila. 

Por Carlos Manuel Cardozo
fojacero@elterritorio.com.ar

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina