Cubren vacante en tribunal clave para causas de corrupción

Viernes 14 de septiembre de 2018
El Consejo de la Magistratura autorizó ayer el traslado del juez Pablo Bertuzzi a la Cámara de Apelaciones de la Capital Federal, un lugar clave para el avance de las causas por corrupción.
De esta manera, el organismo cubrió la vacante que había en ese puesto sin la necesidad de pasar por un concurso público ni elevar una terna de candidatos al Poder Ejecutivo. Bertuzzi, quien estaba al frente del Tribunal Oral Federal Cuatro de la Capital, pasará a ocupar el cargo en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, encargada de revisar los casos de corrupción. El traslado directo fue votado durante la reunión de plenario del Consejo, que se realizó ayer tras el debate de la comisión de Selección de Magistrados.
La medida contó con el apoyo del oficialismo y una parte de la oposición, mientras que los consejeros Mario Pais (senador peronista) y Luis Cabral y Gabriela Vázquez (ambos representantes del Poder Judicial) se pronunciaron en contra.
También rechazó el traspaso Rodolfo Tailhade (kirchnerismo), quien durante el tratamiento en comisión resaltó que él había “solicitado que se abriera el concurso para cubrir esa vacante antes de que Bertuzzi presentara el pedido de traslado”.
La Cámara Federal se había expresado, en su mayoría, en contra de la designación de este juez.

Oyarbide, otra vacante
El Consejo de la Magistratura aprobó ayer la terna de candidatos para ocupar el lugar que dejó la jubilación de Norberto Oyarbide en el Juzgado Federal de primera instancia en lo Criminal y Correccional cinco de la Capital Federal.
Los postulantes son Agustina Rodríguez, coordinadora de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres, María Eugenia Capuchetti, titular de la Oficina de Enlace del Ministerio Público Fiscal, y Juan Tomás Rodríguez Ponte, presidente de la Oficina de Escuchas Judiciales, que depende de la Corte Suprema

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina