“Debe existir un motivo, algo que a mí como padre la verdad no me cierra”

Miércoles 7 de noviembre de 2018 | 06:30hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Al cumplirse nueve meses de la misteriosa desaparición de Candela Correa de Melo, de 15 años, quien el sábado 3 de febrero abandonó sin motivo alguno su vivienda del lilómetro 1274 de la ruta nacional 14 en la zona rural de San Vicente, su papá Pablo Correas volvió a insistir en el pedido a la Justicia para que rastree los mensajes de texto que envió la menor a su mamá, un día después de abandonar su casa.
En diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, el hombre comentó: “La causa sigue, hace dos semanas estuve en Misiones. Me presenté en el Juzgado Federal de Oberá para buscar un papel que me faltaba,pero en lo que más pido que se concentren es en los teléfonos, en los mensajes que ella le mandó a su mamá. En todo este tiempo han investigado a todos mi familia, sin embargo nunca se pudo avanzar en nada”.
En ese sentido solicitó también que se busque determinar en qué antena impactó por última vez el celular de la menor el domingo 4 de febrero, durante la última comunicación que tuvo la chica con su mamá en San Vicente.
Pablo añadió que durante los nueve meses participó de distintos rastrillajes hechos en San Vicente como en localidades cercanas en donde recorrió calles y caminos llevándo la foto de su hija en busca de datos.
En relación a lo que pudo haber pasado con la adolescente, el hombre contó: “No hay nada para que nos basemos en algo concreto, hay mucho ‘dice qué’, pero nadie tiene datos del paradero de Candela.
“No se cuál fue la decisión que ella tomó y por qué se fue la casa. Las veces que ella quiso venir a Buenos Aires, yo la traje, debe existir un motivo, algo que a mí como padre la verdad no me cierra”, confesó Pablo, quien agregó que desconoce qué tipo de relación tenía su hija con su padrastro y con su mamá.
Actualmente la causa se tramita en el Juzgado de Instrucción Penal de San Vicente. El único sospechoso que tuvo la causa fue Carlos D.S. (20), novio de Candela, que fue acusado en su momento por privación ilegítima de la libertad. Y en paralelo, se investiga en el Juzgado Federal de Oberá si la muchacha fue víctima de una red de trata de personas.
Durante la entrevista,el padre volvió a pedir que se aceleren los trámites para que se ofrezca una recompensa por cualquier tipo de dato del paradero de Candela.
Recordó que al tiempo de realizar la denuncia de la desaparición, mantuvo una reunión con el ministro de Gobierno Marcelo Pérez y la ministra de Derechos Humanos, quien en aquel entonces le habían manifestado que estaban todos los trámites hechos para la concreción de la recompensa y que sólo restaba un papel desde el juzgado.
Al momento del hecho, la adolescente cursaba un embarazo de 11 semanas, razón por la cual, de haber continuado, hoy ya tendría a la criatura consigo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina