Desarrollan fungicida a base de hongos para combatir plagas - El Territorio Misiones

Desarrollan fungicida a base de hongos para combatir plagas

Domingo 27 de septiembre de 2020 | 00:00hs.
Silvia López es licenciada en genética y está haciendo un doctorado.
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

Una trasformadora investigación se está llevando a cabo en los laboratorios de la Agencia Misionera de Innovación y busca, entre otras cosas, solucionar problemas de larga data en la producción agraria misionera. La licenciada en Genética Silvia López, junto a su equipo de trabajo, se encuentra en una etapa avanzada de un proyecto que tiene como producto final, la generación de insecticidas y fungicidas naturales para combatir plagas recurrentes en plantaciones.

De acuerdo a lo informado desde la Agencia, la iniciativa tiene el potencial de constituirse como empresa de base científico-tecnológica y persigue como finalidad, asistir a los productores locales, disminuir el uso de agroquímicos dañinos para la salud y el ambiente, además de potenciar la rentabilidad económica de la provincia.

En diálogo con El Territorio, la investigadora, quien está realizando un doctorado en biotecnología, explicó los alcances y etapas del proceso hasta el objetivo final, que es crear una “start up” o empresa apoyada en el campo tecnológico.

Hongos
En estudios anteriores los profesionales verificaron la capacidad insecticida y fungicida de cepas locales de Beauveria bassiana vuill y Trichoderma mediante la evaluación de parámetros biológicos y a partir de reproducirlos sobre sustrato de arroz. Y determinaron la viabilidad de implementar estos productos alternativos en el manejo de insectos plagas y enfermedades en diferentes cultivos de interés agrícola en Misiones: tanto frutihorticolas (cítricos, tomates, mandioca) como industriales (yerba, té, stevia, medicinales).

“Este proyecto productivo de innovación surge de una línea de investigación que venimos llevando a cabo desde hace 4 años más o menos. Tiene base biotecnológica y lo estamos haciendo gracias a un cofinanciamiento que obtuvimos desde el Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación y la provincia de Misiones a través de la Agencia misionera”, dijo.

En ese sentido, remarcó que “lo que hacemos, es multiplicar hongos para combatir insectos y hay otros que son para combatir otros hongos que afectan a los cultivos, entonces son insecticidas y fungicidas este producto que queremos sacar”.

El principal beneficio radica en la posibilidad de generar un aumento en la rentabilidad de los sistemas agropecuarios, de pequeños y medianos agricultores, mediante la sustitución de productos fitosanitarios sintéticos –agroquímicos- por bioproductos inexistentes en la provincia, de menor costo, fácil traslado, con bajos requerimientos de conservación y almacenamiento.  También se busca minimizar el impacto de la actividad en la salud humana, la ecología de los cultivos y el ambiente.

Etapas
De acuerdo a lo que explicó la investigadora, el equipo está en la etapa de evaluación. Las próximas etapas contemplan la instalación y puesta en marcha de una incubadora, sala de molienda y de envasado de los productos biocontroladores en el laboratorio de la Agencia Misionera de Innovación, con las condiciones necesarias y adecuadas para la multiplicación y almacenamiento de bioproductos bajo normas de seguridad para la manipulación de material biológico. “Nosotros nos capacitamos con investigadores de Brasil que vinieron con un convenio entre la Unam y una universidad de Brasil, y avanzamos en la escala de producción piloto. Sobre un sustrato sólido, que en este caso es el arroz. Ahora evaluamos a nivel de campo el producto para ver el rendimiento que tiene, lo que nos va a permitir enfocarnos en la demanda de los productores de la provincia”, expresó López.

“Nosotros ahora estamos terminando lo que es el proyecto bioproductivo, con el que tenemos financiación, creemos que para fin de año tendremos la etapa de evaluación a campo empezando a trabajar con los productores en lo que sea capacitarlos para el manejo de este bioproducto”, destacó.

El insecticida combate, por ejemplo en los cultivos masivos, el rulo de la yerba, “que hay un insecto que lo hace, le hace como un rulito a la hoja y uno de los productos que sacamos es para combatir ese insecto”. Otro es para las plagas de los cítricos, las plantas frutihortícolas, como el ananá “que tiene un gusanito que se llama tecla, con ese bioinsecticida podemos utilizarlo. Son ecológicos los productos, quedan en los cultivos son autosustentables, tiene muchos beneficios”, determinó la licenciada en Genética.

En este proyecto  intervienen el emprendimiento Frutas Carayá, y la Facultad de Ciencias Exactas, de la Unam, interinstitucional con la Universidad Estatal del Oeste de Paraná, Brasil permitió acceder a capacitación y servicios de control de calidad del producto local, con investigadores de amplia experiencia en investigación y desarrollo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina