Destino marcado

Jueves 12 de diciembre de 2019
Facundo Alzaga

Por Facundo Alzaga deportes@elterritorio.com.ar

Este 2019 que transita sus últimas semanas seguramente quedará marcado para el tenista misionero Geovanni Branchetti, quien a sus 16 años está cerrando una gran temporada en una carrera con la que sueña llegar a lo más alto. Diez años pasaron desde la primera vez que agarró por primera vez una raqueta de tenis y hoy Geovanni tiene cada vez más enfocado su objetivo: ser un tenista profesional.
Para poder lograrlo todavía falta, pero los primeros pasos, los más importantes, ya están dados y esa es una muy buena señal. A principios de esta temporada Branchetti se había planteado algunos objetivos que pudo cumplir y es por eso que la vara durante el 2020 que se avecina estará un poco más alta.
En el certamen que cerró la temporada 2019 el pasado fin de semana, le ganó en la final de la categoría Libres A del Máster Provincial de Mayores a Mateo Labuckas, el candidato y mejor ubicado en el ránking de la Tierra Colorada.
“Fue un torneo que me suma mucho. Jugué muy buenos partidos y contra rivales muy difíciles. Con Mateo, que es el número 1 del ránking misionero, nunca había jugado y le pude ganar. Creo que los partidos que sumé durante el año me ayudaron a conseguir esa importante victoria”, reconoció el tenista que juega en la categoría sub 16 y que entrena de lunes a viernes en el Cepard y el club Itapúa.
“El próximo año tengo pensado hacer el colegio por internet para poder tener más tiempo para dedicarle al tenis. Trato de ser lo más profesional posible. Los fines de semanas que tengo libres los ocupo para descansar porque entre el tenis, el colegio y el último año en el instituto de inglés me queda muy poco tiempo”, contó.
Al momento de realizar un balance de lo que fue la temporada que está llegando a su fin, el misionero aseguró que pudo cumplir con los objetivos que se había planteado.
“Este año el objetivo era clasificar a todos los Nacionales y lo pude conseguir. También tener una regularidad en los torneos. La idea es subir unos escalones y empezar a jugar torneos J4 y J3 para meterme más arriba”, se esperanzó.
Geovanni empezó a jugar al tenis casi por casualidad y hoy es una de las promesas que tiene este deporte en la provincia de Misiones. “Él iba a colonia de vacaciones al club Itapúa y para ir a la pileta pasaba por las canchas de tenis. Ahí comenzó su historia con este deporte porque me pidió que le compre una raqueta y nunca más la largó”, recordó su papá Arnaldo Branchetti, quien lo acompaña en cada paso que da su hijo y lo apoya para poder concretar su sueño.
“Cuando era chico miraba partidos del US Open y ahí me empezó a atrapar el tenis. Sueño con poder representar a Argentina a nivel mundial como lo hacen los jugadores de la Copa Davis. ”, expresó Geovanni.
Cuando se le preguntó acerca de su juego y sus virtudes dentro de la cancha, el juvenil no destacó nada que ver con la técnica o algún golpe, sino que valoró su fortaleza mental. Un punto clave en un deporte como el tenis.
“Lo que más destaco de mi juego es la parte mental. Soy muy sólido en ese aspecto. No me cuesta afrontar los partidos. En los golpes soy ordenado, pero la diferencia la hago mentalmente me parece”, aseguró. “Como tenista me gusta y me siento identificado con el juego del japonés Kei Nishikori, que tiene una altura similar a la mía”.
Para cerrar, contó cuál será el objetivo para el 2020 y volvió a subir la vara. “La idea es ganar partidos para empezar a jugar torneos más importantes a partir del año que viene. Jugar en torneos de nivel internacional te ayuda a crecer y te da otro nivel de competencia”, finalizó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina