Dos amigos Pescadores - El Territorio Misiones

Dos amigos Pescadores

Domingo 21 de junio de 2020 | 06:30hs.

Por Jorge Eloy Blanco Escritor

Dos amigos llegan a la isla del Medio, en cercanía de Posadas, con la idea de pasar un fin de semana con su deporte favorito, la pesca.
Uno vivía cerca de la Placita (mercado tradicional), éste se llamaba Juan, el otro de nombre Oscar, vivía cerca de El Brete, la lancha, la tenían en la famosa laguna de San José.
Ya estando en la isla, armaron el campamento los equipos de pescas y lanzaron sus líneas, mientras esperaban el pique, ya que comúnmente siempre rodeaban los peces la Isla; ellos conversaban animadamente.

Juan: Lindo día.
Oscar: Ojalá haya buen pique
Así transcurrió el día sin novedad.
Al otro día, Juan, comenzó a preparar el desayuno. Oscar se fue a recorrer el espinel, con el afán de encontrar algún pescado para comer a la parrilla, volvió con tristeza, pues no encontró ninguno, pero cambió su gesto por uno de alegría: su amigo de aventura, había preparado con el desayuno, tortas fritas que a él le gustaba. En el desayuno, Juan le pregunta que novedad hay, le cuenta no hay pique, la tristeza le envolvió a ambos
En ese preciso momento sintieron el rugir de un tigre, con esto se olvidaron la amena charla y comenzaron a juntar ramas secas para el fuego y así ahuyentarlo si llega a venir, eso mismo hicieron donde estaban las reeles, mientras realizaban los preparativos para defenderse del tigre revisaron las redes y para sorpresa de ellos, encontraron un pez llamado armado el cual comieron a la parrilla.
Después de almorzar, hicieron una pequeña siesta, como se acostumbra en esta zona del país, empezaron a organizar el regreso, tuvieron otra alegría, entre las redes estaban enganchado dos surubíes.
Contentos regresaron con un surubí cada uno, esto serviría para presentar a su familia, para que crea que realmente fueron a pescar.
A la semana se reunieron en el Club Ñandutí era la reunión mensual, allí se contaban las actividades del club, y en el segundo punto del orden del día, se contaban las andanzas de los socios, con la condición de realizar el placer de los pescadores la mentira, así se reían un rato.
Comenzó Juan: saqué un surubí, parecía un delfín.
Siguió Oscar: saqué un dorado me dio pelea y me ganó y se llevó mi reel.

Relato inédito. Blanco integra la Sociedad Argentina de Escritores, filial Misiones

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina