Dos mujeres quisieron dar a sus hijos en adopción en 2018

Jueves 9 de agosto de 2018 | 08:50hs.
Este año la Dirección de Infancia, que depende de Desarrollo Social, ya intervino en dos casos de personas que no podían hacerse cargo de sus hijos y decidieron darlos en adopción. Así lo manifestó Ana María Pereira, a cargo de esa dirección, que es la que aplica la Ley Provincial II-Nº 16, que tiene la finalidad garantizar el goce, ejercicio y la protección integral de los derechos de niños y adolescentes en Misiones.

“Esos casos llegaron por parte de organismos de Salud que nos pidieron asistencia por dos personas que querían dar en adopción a su hijo. Eran personas que presentaban enfermedades mentales y en esas situaciones, al igual que cualquier otro que llegue, se busca agotar la intención de hacerse cargo del niño en toda la red familiar”, resaltó Pereira.

Detalló que se trató de dos casos muy complejos, en los que “las tías del menor y la misma abuela ya tenían hijos con discapacidad y se les hacía imposible hacerse cargo de otro niño. Fue así que, luego de todos los informes hechos, se presentaron estos a la Justicia, que es la que le da un marco legal a ese estado de adoptabilidad que nosotros declaramos”.

Consultada sobre cómo se actúa con pacientes psiquiátricas para que no vuelvan a pasar por ese momento, expuso: “A las mujeres que están en esa situación se las busca incluir en algún programa de salud sexual, ponerle un chip, DIU o realizarle la ligadura de trompas, pero es algo que le compete más a los organismos de Salud”.

Además, la funcionaria hizo hincapié en que “nos pasa mucho de encontrarnos con casos en los que se quiere dar en adopción al niño argumentando un estado de pobreza extrema que les dificulta su cuidado. Sin embargo, eso no se puede hacer. Está prohibido por ley dar en adopción a un hijo por ser pobre. En esos casos, lo que hacemos junto a los otros organismos es activar todos los mecanismos de fortalecimiento del núcleo familiar. Se los contiene, se busca insertarlos en algún tipo de programa y se chequea que tengan todos los beneficios sociales, como la Asignación Universal por Hijo (AUH). Pero siempre lo que se busca es que el menor permanezca dentro del núcleo de la familia, si no es con los padres, con algún otro familiar”.

Recordó que en el organismo donde trabaja “se define el estado de adoptabilidad de un niño, la protección del menor, el acceso a la salud o la revinculación. Luego la Justicia es la encargada de homologar esa decisión que de acá parte”.

“Una vez que se toma una medida de protección, el organismo administrativo que toma esta resolución tiene 180 días para trabajar sobre la situación del niño y elaborar los informes”. Las opciones son “la posibilidad de revinculación con su familia de origen o una vinculación externa con familia ampliada, y a partir de ahí, si no se consigue nada, se puede dictaminar el estado de adoptabilidad. Ese período son 180 días”, se especificó.

“Luego de ese tiempo, el juez tiene 90 días para dictar la adoptabilidad y homologar esa decisión que de primer momento fue administrativa. Después se debe notificar a los padres y las autoridades para que quede firme ese estado de adoptabilidad y una vez con esa firma se comienza a convocar a las familias en el Registro Único de Adoptantes de Misiones (Ruam)”, se detalló.

En Posadas, la oficina de la Dirección de Infancia funciona en la planta baja del Ministerio de Desarrollo Social, en el Centro Cívico y brinda asesoramiento integral y gratuito a todos los interesados en el tema.

Garantizar la protección de los niños

La Ley Provincial II-Nº 16 tiene la finalidad garantizar el goce, ejercicio y la protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes en Misiones. Además, destaca que son titulares de todos los derechos y garantías fundamentales inherentes a su condición de persona. Asimismo, deben contar con la protección jurídica y derechos específicos consagrados en la normativa. Para que esto se cumpla, la Provincia promueve la participación social y las máximas oportunidades para el desarrollo físico, psíquico, moral, espiritual y social, en condiciones de libertad, igualdad, dignidad y equidad de todos los niños. Para que esto se cumpla debe haber una responsabilidad por parte de la familia, la sociedad y el Estado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina