El efecto dominó llegó a la escena cultural

Viernes 6 de julio de 2018 | 07:00hs.
María Elena Hipólito

Por María Elena Hipólito sociedad@elterritorio.com.ar


La crisis se nota, se siente y repercute hasta en las actividades más cotidianas de la persona. El país atraviesa en el último tiempo una situación financiera complicada y el efecto dominó no tardó en hacerse sentir. La cultura, postergada de los intereses y financiamientos de las políticas del Gobierno, es la primera en ser recortada en una familia o persona que prioriza satisfacer sus necesidades básicas por las del óseo o el esparcimiento.

Misiones, en particular Posadas, siempre fue una plaza predilecta para el arribo de aclamadísimos artistas: La Renga, Abel Pintos, Ismael Serrano y el show de Skay Beilinson, el próximo 11 de agosto en Umma, son sólo algunos ejemplos. Lo cierto es que la economía que golpea el bolsillo de los ciudadanos, repercute inevitablemente en estos espectáculos, musicales y teatrales que llegan a la provincia. Lo que se percibe en la disminución de la venta de entradas y, por ende, en la asistencia del público.

“La crisis del país está afectando claramente a los espectáculos, tengo contacto con productores nacionales y ellos están pasando por lo mismo. En los últimos meses se empezó a agudizar más; los costos de transporte y hotelería para traer a los artistas son muy altos”, señaló Jorge Spasiuk, responsable de Rafer Producciones.

En las últimas semanas se suspendieron dos shows: el primero fue El Bordo, a raíz de un paro nacional de transporte, postergado posiblemente para el 7 septiembre y el reciente, previsto para ayer, Festival de Trap que traería a la ciudad a artistas de este popular género como Cazzu, Khea y que aparentemente habrían detenido su gira nacional por motivos que se desconocen. El espectáculo de Nacha Guevara programado para mayo se suma a la lista de postergados sin fecha.

“Cayó enormemente la cantidad de personas que va a los espectáculos, eso ya se veía venir a principio de año”, sostuvo Spasiuk quien además se animó a decir que de los doce eventos culturales que venía planeando para el resto del año se animará a apostar a menos de la mitad: el tributo a Soy Luna, el 17 de julio; Pedro Aznar; el 11 de agosto; Alfredo Casero; el 27 de octubre, los tres en el Montoya y, por último, Karina ‘La princesita’, el 15 de septiembre en el anfiteatro.

“En los shows hay una baja del 40% con respecto a los años anteriores”, evaluó por su parte, Javier Acosta, al frente de 24 y Media Producciones. El productor comparó que un artista medianamente popular que el año pasado metía en un club a 400 personas, este año convoca únicamente a 200.

“Estoy tratando de evitar traer shows o hacer muy finos los números por ese tema. Trato de no ser tan imprudente y ser más selectivo porque el riesgo es muy alto”, lamentó Acosta.

El que está incursionando también en este ámbito es el icónico DJ Flavio Bogado con su local Umma. Damas Gratis, Lucas Sugo, Los Nocheros, y Abel Pintos fueron algunos de los recitales que llevó adelante.

“Todo tiene que ver con lo convocante que sea el artista. Nos pasó con algunos que agotaron las entradas y con otros que no llenaron. Lo que sí puedo decir es que la noche posadeña está fea”, expresó Bogado quien además indicó que apuntan a traer buenos shows y a tener en cuenta al público con una llamativa puesta en escena.

Sin embargo, comparó: “Las entradas para Skay (Beilinson) las estamos vendiendo a 600 pesos y en realidad deberían estar al menos 900. Es un ex Redondo y es la primera vez que viene; pero sabemos que si subimos el precio de la entrada hay un montón de gente que se va a quedar afuera”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina