El embarazo adolescente bajó casi dos puntos porcentuales en un año

Miércoles 11 de julio de 2018 | 05:00hs.
Marina Barreyro

Por Marina Barreyro interior@elterritorio.com.ar


El caso de la menor de 14 años embarazada que el sábado se arrojó de un segundo piso del hospital Samic de Leandro N. Alem volvió a poner en escena una de las problemáticas más profundas que enfrenta la provincia: el embarazo adolescente.
Según las últimas cifras difundidas por el Ministerio de Salud, Misiones registra un 20 por ciento de mujeres gestantes de entre 12 y 19 años, cifra que alcanzó tras lograr reducir la preñez juvenil en 1,8 puntos porcentuales en el último año.
En ese marco, el ministro Walter Villalba indicó: “Hace dos años hablábamos de un 23,8 por ciento de embarazo adolescente en Misiones. Tras una planificación, logramos bajar en un año 1,8 la tasa de embarazo adolescente. Hoy estamos en el 20% y esto es un logro del sistema sanitario y también del sistema educativo”.
En esa misma línea, el funcionario se mostró esperanzado con el descenso de los puntos porcentuales y apuntó a trabajar para reducir aún más este número y alcanzar la media nacional enclavada en un 15%: “Si seguimos este ritmo, podremos llegar a la media nacional en dos o tres años”.
Luego, Villalba ratificó que los altos porcentajes que registra la provincia de Misiones en torno a esta problemática guardan relación con el hecho de que la tierra colorada tiene el mayor número de  población joven de la Argentina.  Al respecto, precisó: “Tenemos diez años menos en promedio con la media nacional. El 42% de la población tiene menos de 18 años”.
Entre las políticas públicas  implementadas en Misiones con el objetivo de reducir el índice de madres adolescentes, se cuentan las capacitaciones y talleres realizadas a lo largo de la provincia, la distribución de anticonceptivos que se entregan de forma gratuita en hospitales y Caps y la creación de los Centros Amigos de los jóvenes que funcionan en Posadas, Oberá, Eldorado e Iguazú.
Estos consultorios, que son únicos en todo el país, cuentan con profesionales médicos y especialistas en la temática como ser psicólogos y asistentes sociales que buscan trabajar con las niñas y adolescentes vulnerables y sus familias, para prevenir que queden embarazadas. Todas estas actividades se realizan de forma mancomunada entre el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Desarrollo Social.
Los embarazos adolescentes son considerados de riesgo principalmente cuando la gestante tiene menos de 15 años.  En estos casos, la gravidez representa un peligro tanto para la madre como para el feto o incluso para el neonato, que puede nacer con secuelas físicas o neurológicas.  

Casos similares
La  menor de 14 años oriunda de Alem cursa el sexto mes de gestación, y tras la caída que puso en peligro la vida de su bebé y por la que se fracturó un tobillo, la niña fue trasladada al Hospital Materno Neonatal de Posadas, donde recibió asistencia médica y psicológica. En ese marco, funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, que ayer visitaron a la joven revelaron que se encuentra bien de ánimo y está acompañada por su cuñada.
“Hay muchas circunstancias que ameritan un seguimiento. En este caso se decidió que vamos a estar presente en la contención, el embarazo, el puerperio y la etapa posnatal. Además de proporcionarle una cuna, colchones, artículos para el bebé y alimento, vamos a acondicionar la casa en la que vaya a vivir, cuando ella decida donde quedarse”, apuntaron desde la cartera.
Finalmente, trascendió que se analiza colocarle un implante anticonceptivo subdérmico, luego de que dé a luz, con el objetivo de evitar un nuevo embarazo en el corto tiempo. Esto, que se haría efectivo previo consentimiento de la joven, se relaciona con el hecho de que las estadísticas dan cuenta de que un embarazo adolescente incrementa las probabilidades estadísticas de que haya un segundo o hasta un tercer embarazo en el corto plazo.
Asimismo, los estudios revelan que existen dos factores que influyen de forma determinante para que se dé un embarazo adolescente: la carencia de una familia, y la falta de escolarización. 
En ese marco, tanto la adolescente de Leandro. N. Alem como la joven de Campo Ramón que en un grupo de WhatsApp manifestó sus intenciones de dar en adopción al bebé que esperaba no contaban con contención familiar ni estaban escolarizadas. Mientras la primera perdió a sus padres, la segunda no tenía padre y su mamá vive en la provincia de Santa Fe.
Luego de que se diera a conocer la intención de la menor de Campo Ramón, los organismos del Estado intervinieron y la joven decidió conservar a la criatura.
Ejemplos de este tipo recorren de punta a punta la geografía misionera como una epidemia para la que el principal remedio es la educación sexual. 

Anticonceptivos y educación sexual

Según un informe publicado a principios de este año por Amnistía Internacional, que fue realizado con información estadística sobre embarazos adolescentes en América Latina y, en particular, en la Argentina, Misiones se ubica entre las seis provincias que superan el promedio nacional de porcentaje de embarazos juveniles. Mientras la tierra roja el porcentaje es del 20 %, en Formosa y Chaco asciende al 25%; y en Catamarca, Corrientes y Santiago del Estero llega al 21%. Para abordar esta problemática, el Gobierno nacional puso en marcha el Programa Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (Enia), por el que los ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social trabajan en forma coordinada. El proyecto está basado en la iniciativa implementada en el Reino Unido, donde en 15 años se logró reducir los embarazos juveniles no deseados en un 55%. Los principales ejes del Plan Enia son el acceso a los anticonceptivos y la Educación Sexual Integral implementada en las escuelas.


20

Embarazos juveniles. De cada 100 mujeres que dan a luz en Misiones, 20 son menores de 19 años.
Según Unicef, la provincia también registra altos índices de embarazo infantil en la zona Norte.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina