El rubro gastronómico retomó la actividad y espera recuperar ventas

Sábado 6 de junio de 2020 | 00:00hs.
María Elena Hipólito

Por María Elena Hipólitointerior@elterritorio.com.ar

Muchos sectores se vieron perjudicados por la paralización de las actividades con el inicio de la cuarentena ante el riesgo del coronavirus. Uno de ellos fue el rubro gastronómico, que trabajó en un protocolo para la reapertura de bares, restaurantes, cafés y heladerías. De esa manera, en Posadas estos establecimientos tienen habilitación para recibir a sus clientes desde las 8.30 hasta las 18.30.
Ayer, el primer día después de tres meses sin abrir sus puertas y un período de venta por delivery, volvieron a tener gente sentada en sus salones. El clima no acompañó mucho a la reapertura; no obstante, los clientes fieles regresaron a los lugares de donde eran habitués.
El Territorio recorrió algunos de los sitios más icónicos de la ciudad y todos ellos presentaban una reducción importante de mesas y sillas para cumplir con el distanciamiento, tienen postas de desinfección en las entradas y los mozos están equipados con guantes, barbijos y hasta máscaras.
“La reapertura es una sensación muy linda, venir a compartir con la gente y ver de nuevo el funcionamiento del bar a nosotros nos da mucha alegría. Esta es una esquina tradicional de la ciudad, la gente está contenta, nos lo transmite a través de las redes sociales y hoy están volviendo”, sostuvo Fernando Idzi, encargado de Vitrage. Durante la mañana de ayer pasaron al menos unas 60 personas, según precisó.
“Teníamos una situación complicada, la economía estaba difícil y más nuestro rubro pero por lo menos el delivery nos permitió subsistir en este tiempo para llegar a hoy y reabrir nuestras puertas”, destacó. El propietario señaló además que después de las 18 el local continúa atendiendo pero con delivery, ya no se permite el ingreso de nadie más. En tanto, hizo hincapié en que la presencia de turistas en la ciudad le aportaba importantes ingresos.
Ernesto Larrosa es uno de los más antiguos mozos que tiene Vitrage con 34 años de trabajo. El hombre señaló que durante este paréntesis la tuvo que remar mucho y volver a ponerse el uniforme lo llenó de orgullo. “Yo que soy mozo extrañé muchísimo esto, extrañé a mi gente y hasta el cliente extrañaba y gracias a Dios se pudo abrir. Estamos más que nunca porque esto es parte de nuestra vida y estamos muy felices”, expresó.
En la costanera se encuentra El Rancho, que no abre como los demás de 8.30 a 18.30 sino que lo hace sólo en horario de almuerzo, de 11.30 a 14.30. Es así que Selva Stenico, Romina Stoffel y Armando Samwald, que son de Puerto Rico y vinieron a Posadas a hacer trámites, fueron los primeros en volver a sentarse en el restaurante del paseo costero.
“Lo vivimos con todas las ganas del mundo, necesitábamos salir y siempre veíamos a este lugar. La verdad es que nos vino bien porque si estaba cerrado no íbamos a tener dónde comer”, coincidió la familia.
“Por fin se dio esta reapertura que tanto estábamos esperando, un poco por las necesidades económicas, otro poco por la ansiedad de tantos días sin actividad para todo el personal, los empresarios y el cliente. Tenemos todas las ganas, las expectativas”, indicó, por su parte Marcelo Cuello, encargado de El Rancho. Los clientes tienen dos opciones: pueden llamar y hacer su reserva o ir directamente.
“La expectativa era grande pero creo que la gente todavía está con un poco de temor. El delivery representó un porcentaje pequeño del movimiento real que hubo siempre pero nos mantuvo vivos y nos ayudó”, dijo Cuello.
Karina Díaz, en tanto, es moza del lugar y expresó: “Fue muy difícil el panorama porque era incierto, no sabíamos qué iba a pasar, pensamos que iba a ser más largo así que hoy es un día especial para los gastronómicos porque volvemos a hacer lo que sabemos hacer. Que la gente venga y se sienta confiada porque nosotros cumplimos con todos los protocolos”.
Por su parte, Fabián Negrete, propietario de Mentecato, sostuvo: “Es bueno que esto arranque de nuevo porque se estaba haciendo difícil y complejo. La mañana estuvo muy tranquila, no le veo todavía la mejoría. Va a tener que pasar un tiempo hasta que esto se acomode”.
Por último, Cristian Orué Manfredini, propietario del Bar Español, señaló que la primera jornada de reapertura no fue muy exitosa pero considera que se debió también a la lluvia. “Durante la mañana tuvimos tres clientes, el tema es que la lluvia no ayudó así que esperemos que con el buen clima se reactive pero lo importante es que empezamos a trabajar. Esperemos que se amplíe el horario porque hay colegas del rubro que trabajan a la noche y se quedaron afuera de esta etapa”, acotó.

Municipios adheridos
En Puerto Iguazú está prevista la apertura de bares y cafeterías, no así de restaurantes, a partir de hoy desde las 9 de la mañana hasta la medianoche, no obstante, los propietarios no están muy convencidos de la apertura de los locales gastronómicos debido a que el público local no tiene muchos ingresos porque la actividad turística está suspendida. Asimismo, gran parte del público es de origen brasileño y las fronteras permanecen cerradas.
Según trascendió los propietarios de locales gastronómicos más grandes analizan la situación ya que volver a trabajar implica la compra de mercadería, traslado de personal y el incremento en los servicios y pasarían a trabajar a pérdida. No obstante, los propietarios de negocios más pequeños atendidos por sus propios dueños serían los primeros en abrir sus puertas.
En tanto, el intendente de Leandro N. Alem, Waldemar Wolenberg, adhirió al protocolo provincial que permite la apertura de bares y restaurantes respetando las distancias y medidas de bioseguridad desde las 8 hasta la medianoche.
Por otra parte, habilitó a diseñadores gráficos matriculados, establecimientos educativos de nivel terciario y superior, industria aseguradoras ART, fotográficas y audiovisuales.
Aldo Pérez es el titular de uno de los tradicionales lugares de encuentros para cenar, almorzar o pedir minutas en la costa del río Uruguay en El Soberbio, Beyco Bar. “Vamos a esperar todavía, tenemos que elaborar un protocolo de trabajo para saber cómo vamos a recibir a los clientes, cuántas personas vamos a tener, estaríamos abriendo el jueves 11 de junio, los viernes, sábado y domingo por la noche, únicamente con turno”, dijo.
Por su parte, los gastronómicos de San Ignacio volverán a abrir desde hoy desde las 8 hasta las 18.
El Territorio consultó a Santiago Rodríguez, del área prensa municipal, quien expresó: “En la localidad no hay muchos bares y restaurantes, por lo que en ese rubro no son tantos los afectados, pero de igual manera es importante que comiencen a trabajar”. Hay lugares que se manejan con el turismo y como actualmente está parado Club de Río, por ejemplo, no abrirá sus puertas por el momento.
Otros rubros también se contemplaron en la resolución y son heladerías, actividades gráficas y audiovisuales, diseñadores gráficos matriculados actividades administrativas en establecimientos educativos de nivel terciario y superior, empresas aseguradoras.
En San Javier, en tanto, todavía no abrirán esos rubros ya que se espera el tratamiento del tema en el Concejo Deliberante la semana entrante.

Con información de corresponsalías Puerto Iguazú, Alem, El Soberbio, San Ignacio y San Javier

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina