Empresario de Posadas detenido por presuntos vínculos con el clan Rodríguez

Jueves 18 de julio de 2019 | 06:00hs.
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

Un empresario transportista posadeño fue detenido por la Policía Federal Argentina (PFA) en las afueras de la localidad de Garupá por su presunta vinculación con la banda de narcotraficantes liderada por el santafesino Roberto Eduardo Rodríguez (38), condenado a mediados de marzo del año pasado a 13 años de prisión por el Tribunal Federal de Corrientes en la causa conocida como RR Vip.
Se trata de Horacio Fabián S. (48), quien en el expediente aparece como propietario de la firma TS Logística SRL. Fue involucrado en la causa por “lavado de activos de origen delictivo agravado por cometerse en habitualidad y en banda” con un rol considerado clave que tiene que ver con el transporte de marihuana desde Misiones hacia otras tres provincias en las cuales en 2014 hicieron operativos que concluyeron en siete detenciones, las cuales, al igual Rodríguez, también terminaron con condenas. 
Fuentes consultadas por este matutino dieron cuenta que su identidad aparece en los primeros registros de las investigaciones, hace ocho años, y cobró preponderancia en aquella oportunidad en función de la detención de uno de sus choferes con un camión de su empresa -pero a nombre de su pareja- en pleno transporte de más de una tonelada de marihuana. 
Esa incautación lo relacionó directamente con Rodríguez porque habían sido visto juntos e incluso detectaron el paso de ambos en dos vehículos, a modo de campana de ese viaje. Consta en el expediente que después se supo que sus vínculos asociativos trascendían sus personas y se extendía a sus familiares, figurando autos de alta gama de la concesionaria RR Vip a nombre el empresario y su hijo.  
Recién cuando condenaron al grueso de la banda en Corrientes, los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas de Badaró, remitieron a quien por entonces era el Juez Federal Uno, Carlos Soto Dávila, los  informes de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Gendarmería Nacional en los que quedaron expuestas las supuestas conexiones entre ambos.
En ese contexto solicitaron que con intervención del Ministerio Público Fiscal se investigue no sólo al dueño de la empresa transportista sino también a su esposa, Myriam Liliana E. (47), al hijo Horacio Nicolás S. (28)  y además a otro sospechoso, identificado como Daniel Iván F. (30).  
Según fuentes judiciales de la vecina provincia, la investigación impulsada podría tener derivaciones directas en otros empresarios misioneros cuyas actividades comerciales están bajo sospecha. Suponen que en connivencia con Rodríguez habrían obtenido beneficios económicos prestando sus nombres para registrar algunos bienes valuados en millones de pesos.

En un camino rural
En un comunicado oficial emitido ayer al mediodía, el Ministerio de Seguridad de la Nación informó que el misionero estaba prófugo desde principios de junio aunque era “investigado por la Justicia en una causa por tráfico de estupefacientes desde el año 2014”. En el documento explica que “está sindicado como integrante de una organización criminal que poseía una estructura dedicada al narcotráfico y delitos financieros en cuatro provincias. Su rol sería el de brindar los medios necesarios para el transporte de los estupefacientes”.
Tras recibir un oficio en el mes de junio en el cual se solicitaba su detención el personal de la PFA comenzó con las tareas investigativas que determinaron que el sujeto alternaba entre dos domicilios ubicados en las localidades de Ituzaingó (Corrientes) y Posadas. Finalmente, los uniformados pertenecientes a la División Búsqueda de Prófugos y Personas Desaparecidas interceptaron al sospechoso en un camino rural de la localidad Garupá. En los próximos días será enviado a Corrientes.
Cabe destacar que en el marco de esta actuación judicial, iniciada en el 2012, se secuestraron más de 60 vehículos y se decomisó un complejo hotelero ubicado en Montecarlo, una agencia de automóviles de alta gama (RR Vip) situada en Posadas, un corralón de materiales de construcción en Cerro Corá y una agencia de turismo. “La principal característica de los movimientos que realizaban los integrantes de la banda fue la compra y venta de vehículos, en su mayoría de alta gama, así como también la de inmuebles en diversos puntos del país”, se explicó. 

En cifra

$158 millones

El Clan Rodríguez fue condenado por blanquear mediante la adquisición de bienes, 158 millones de pesos provenientes del narcotráfico.


Siete condenados, sólo uno preso

El santafesino Roberto Rodríguez (38), ex dueño de la concesionaria de autos de lujo RR Vip, instalada en Posadas, fue condenado el jueves 15 de marzo de 2018 junto a otras seis personas -entre ellas su madre, su pareja y su ex pareja- por lavar 158 millones de pesos provenientes del narcotráfico. Según la sentencia todos los enjuiciados fueron considerados penalmente responsables por el delito “lavado de activos de origen delictivo agravado por cometerse en habitualidad y en banda”. Sin embargo, sólo Rodríguez, que tenía antecedentes por narcotráfico y recibió la pena más alta, quedó detenido. La decisión judicial fue que los otros implicados esperaran que la condena quede firme en libertad. Al detalle, el señalado como cerebro del entramado financiero, Rodríguez, recibió 13 años de prisión, mientras que a su madre, Santa Elba Aquino (66), le correspondieron 10 años, al igual que a su pareja, Griselda Romina Sosa (37), y al sindicado socio financista, Rafael Glibota (65). En tanto, su ex pareja, Daniela Rocío Villalba (32), recibió 6 años, mientras que Rosa Gladys Ramos (45) y María de los Ángeles Herrera (43) recibieron 8 y 4 años y medio de prisión, respectivamente.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina