Escándalo en Prefectura por el presunto hurto de incautaciones

Viernes 14 de septiembre de 2018
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

El trabajo en silencio de los investigadores terminó y, en ese punto, los pasos a seguir no pasaron desapercibidos para nadie. Es que en este caso los señalados son integrantes de una fuerza federal, Prefectura Naval Argentina (PNA), quienes fueron detenidos por orden del Juzgado Federal de Eldorado.
Los involucrados son cuatro, quienes ocupaban roles de jerarquía en la sede que tiene la fuerza de Puerto Iguazú.
Fueron identificados por fuentes confiables de El Territorio como el jefe, prefecto principal Antonio Luque; el subjefe, Gustavo Darío Olmos; el oficial principal y jefe de sumarios, Fabián Legal y el ayudante de tercera Gerardo Manuel Braga.
Los dos primeros fueron aprehendidos en el edificio de PNA de la capital turística, mientras que los subalternos estaban en sus domicilios particulares. Hasta ayer no había trascendido si serían llevados a declarar en las próximas horas o cuando terminen los operativos.
Las autoridades judiciales, a cargo del juez Miguel Ángel Guerrero, están investigando el faltante de elementos incautados por la fuerza en la zona. Artefactos electrónicos, juguetes, bazar y hasta prendas de vestir se encontrarían entre los elementos hurtados, según expresaron los voceros.
Sin bien trascendieron algunos números durante la víspera, las fuentes consultadas quieren mantener la cautela hasta que no se hagan los correspondientes chequeos y se tengan exactitudes.
Más allá de eso, el valor económico de lo perdido sería exorbitante debido a que muchos de los elementos son celulares que tiene los precios en dólares y son rápidamente vendidos en el mercado negro.  

Allanamiento
En relación a esto, el escándalo terminó por desatarse cerca de las 8.30 de ayer, cuando los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) llegaron al edificio con la orden de allanamiento.
Según se pudo saber, se hará una constatación en los depósitos del inventario para corroborar las sospechas.
Los uniformados, quienes tienen apoyo de sus pares de Gendarmería Nacional, deberán relevar lo incautado durante todo 2017 y lo que va desde este año, además de registros informáticos, documentaciones y demás archivos de la fuerza.
Hay que señalar que la Triple Frontera es una zona caliente en relación al contrabando y los procedimientos son casi diarios por las facilidades que presentan los pasos clandestinos.
La orden del juez Guerrero es que se haga en tres días, pero dada la gran cantidad de elementos los trabajadores creen que podría llevar hasta cinco trabajando las 24 horas.
En este sentido, se supo que la mayoría del personal fue afectado al procedimiento, por lo que el aeropuerto local funciona con un plantel reducido, que hará guardias de 12 horas.
Si bien el caso es manejado por sumo hermetismo por parte de las autoridades policiales y judiciales, se supo que la investigación data desde hace 20 o 30 días atrás.
En cuanto a la institución investigada, El Territorio reconstruyó que en las primeras horas de ayer autoridades nacionales designaron de forma urgente a un efectivo que se desempeñaba en Posadas para que se haga cargo de la sede de forma provisoria. Se trata del prefecto principal Francisco Canteros, jefe de operaciones del Alto Paraná. 

5

Días. El juez Guerrero pidió que los trabajos se hagan en días, aunque los efectivos encargados consideran que se demorará mucho más.

21

Meses. El relevamiento se hará sobre lo incautado en todo 2017 y lo que va de este año. También se incautaron documentaciones varias.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina