Esclerosis múltiple: el movimiento de los ojos es clave para el diagnóstico

Miércoles 31 de octubre de 2018 | 14:30hs.
La esclerosis múltiple se puede diagnosticar a través del movimiento de los ojos, según las conclusiones de un grupo de científicos portugueses de la Universidad do Minho que investigó la enfermedad durante cuatro años.

"Por primera vez" se demuestra que los movimientos de los ojos pueden revelar alteraciones cognitivas en personas con esclerosis múltiple, según explicó uno de los siete investigadores del grupo, el doctor en matemáticas de la Universidad do Minho Paulo Alexandre Pereira. 

Las conclusiones de esta investigación, que se acaban de publicar en la revista científica norteamericana "PeerJ", serán de gran utilidad para escoger nuevos tratamientos, combatir esta enfermedad del sistema nervioso y aplicar nuevas técnicas o terapias que combaten el avance de la esclerosis múltiple.

Cómo fue el descubrimiento
La hipótesis surgió de la constatación de que los pacientes que sufren esta enfermedad pueden tener problemas con el nervio óptico, por lo que los científicos decidieron dar un paso más e iniciar una investigación más exhaustiva. Los estudios se centraron en una muestra de medio centenar de personas de la provincia lusa de Braga -donde está la universidad- que padecen esclerosis múltiple y otras tantas que no sufren dicha dolencia.

Mediante el uso de aparatos oftalmológicos, se comprobó que "los tiempos de reacción entre enfermos y sanos eran bastante significativos", aseguró Paulo Alexandre Pereira. Se corroboraba, así, que el tiempo de reacción para mirar hacia un lado u otro era mucho mayor en los enfermos. De esta manera, daban cumplida su hipótesis y se podría avanzar en uno de los objetivos finales, que es el abaratamiento y la efectividad del diagnóstico de esta enfermedad.

Según Pereira, el primer diagnóstico de esclerosis múltiple se practica mediante una prueba de resonancia magnética, aunque, en algunos casos, "puede haber confusión con otras dolencias" y no es del todo completa y fiable. Para complementar la prueba se recurre a la extracción de líquido de la médula espinal mediante una punción lumbar. "Lo que pretendemos, aunque aún estamos lejos, es que los médicos de familia puedan tener unos aparatos similares a los de los oftalmólogos para diagnosticar de forma fiable la esclerosis múltiple", explicó el científico. 

En muchas ocasiones, el diagnóstico no es fácil y pasa mucho tiempo hasta que descubren que sufren dicha enfermedad, algo que quedaría solventado con esta prueba. Además, el médico de familia podría comprobar la evolución de la enfermedad en el paciente y, así, aplicar tratamientos más idóneos.

Esta patología, aún sin cura, se desencadena por la combinación de factores ambientales, genéticos e infecciosos. A nivel mundial hay 2,3 millones de personas con esta enfermedad y, de media, se suele diagnosticar a los 30 años de edad.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina