Florence: “No hay que relajarse, esta poderosa tormenta puede matar”

Viernes 14 de septiembre de 2018
Las bandas exteriores de viento y lluvia de un debilitado pero aún mortífero huracán Florence comenzaron a azotar ayer Carolina del Norte. El monstruoso avanzaba lentamente a lo largo de la costa sureste de Estados Unidos, donde amenaza con empapar las casas de unas 10 millones de personas.
Los vientos máximos sostenidos de la tormenta bajaron desde un pico de 225 kilómetros por hora el jueves temprano a 165 para media mañana. Eso redujo su categoría como huracán de 4 a 2, pero los meteorólogos dijeron que la extensa tormenta (y la probabilidad de estacionarse en la costa durante varios días) eleva el riesgo de crecidas en la costa y de lluvias torrenciales. “El tema realmente es el tamaño total de la tormenta”, dijo Ken Graham, director del Centro Nacional de Huracanes.
 “Entre más grande y lenta sea una tormenta, mayor la amenaza y el impacto. Y eso es lo que tenemos”. A las 11 de la mañana de ayer, el vórtice del huracán estaba a unos 230 kilómetros al este-sureste de Wilmington, Carolina del Norte, y avanzaba a una menor velocidad: 17 kilómetros por hora.
Los vientos huracanados se extendieron a 130 kilómetros desde su centro, mientras los vientos con fuerza de tormenta tropical se extendieron a 315 kilómetros. El ojo de Florence podría tocar tierra hoy temprano cerca de los límites entre las Carolinas y después continuará sobre la costa con fuertes precipitaciones y posibles inundaciones en ambos estados, de acuerdo con los meteorólogos. Se prevé que se quede estacionada en la costa el sábado sobre ambos estados, descargando agua la mayor parte del tiempo.
Los expertos prevén hasta 102 centímetros de lluvia durante siete días a lo largo de la costa mientras el centro de la tormenta se enfila hacia los montes Apalaches. El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, urgió a los residentes a permanecer en alerta a pesar de las cambiantes previsiones.
”No hay que relajarse, ni ser complacientes. Hay que mantenerse en guardia. Esta poderosa tormenta puede matar. Hoy esa amenaza se convierte en una realidad”, dijo el gobernador. En las zonas para las que se emitieron alertas o avisos de huracán hay 5,25 millones de residentes. 

La Fragata pospone el arribo

La argentina Fragata Libertad se vio obligada a modificar sus planes de navegación en su ruta por las aguas del Atlántico. El huracán Florence, convertido en un “monstruo” de categoría 4, fue ganando fuerza y se acerca peligrosamente a la costa norteamericana. Sus vientos de más de 200 kilómetros por hora y las lluvias torrenciales que arrastra son la causa de los nuevos desvelos a bordo del buque escuela de la Armada Argentina en su nuevo viaje de instrucción. Para evitar cruzarse con la tormenta, navegará en aguas más tranquilas, al norte de Cuba. La fragata dilatará así unos días su llegada al puerto de Baltimore, en la costa este estadounidense, donde debía llegar el sábado 15 y donde el capitán Carlos Funes tenía previsto ofrecer una recepción junto con el embajador argentino, Fernando Oris de Roa. Se estima que la nueva fecha será el 20 de septiembre.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina