Iguazú: "Todo el barrio escuchó los gritos que eran realmente desesperantes"

Miércoles 24 de abril de 2019 | 12:20hs.
Los vecinos del barrio Bicentenario de Puerto Iguazú continúan conmocionados ante el terrible caso.
Dos hermanos de 5 y 8 años de edad fueron hospitalizados durante la noche del último martes, luego de que fueran atacados a machetazos por un hombre en el barrio Bicentenario de Puerto Iguazú, provocándoles heridas múltiples.

Los vecinos quedaron conmocionados ante este terrible caso que dejó en grave estado al menor de los hermanos, que hoy pelea por su vida en el hospital Escuela Dr. Ramón Madariaga. Ariel Gularte, habitante del barrio desde hace cuatro años, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva y comentó, "nosotros estamos todos consternados porque no nos esperábamos esto. Era un vecino muy tranquilo y solía siempre jugar con los chicos, es de nacionalidad paraguaya y pasó en momentos en que ayer a la tarde le ofreció huevos de pascua a dos hermanitos y cuando se aproximan él estaba afilando un machete y le efectúa un golpe al mayor, el de 8 años y en el segundo se pone en frente el de 5 y a este último se le abrió toda la parte del cráneo en la parte del frente, todo el barrio escuchó los gritos que eran desesperantes, eran muy sorprendentes".

"Todos los vecinos quedamos helados y cuando nos dimos cuenta ya estaba presente la Policía con los patrulleros. El vecino que hizo esto estaba frío, tranquilo, se sentó en una silla y no dijo nada. Cuando lo subieron al patrullero llegó el hermano de uno de los chicos que en total son siete y quiso golpearlo pero lo frenamos, entendemos que tiene que actuar la justicia para que tome las medidas correspondientes. Los vecinos después todos nos juntamos ahí y quedamos hablando hasta la madrugada porque es terrible lo que pasó", manifestó.

Además detalló que el agresor hace siete años vive en el barrio y que nunca resultó ser muy sociable, "es un tipo sólo, vive con sus plantas, siempre encerrado, tiene su casa toda tapada con plantas, no hablaba mucho con los vecinos. Tras el hecho lo que me llamó la atención era la cantidad de  zapatitos de chicos que tenía que era como que los coleccionaba y ahí es donde me pregunto si en Paraguay no tiene antecedentes de algún otro hecho que haya sucedido porque él vivía muy escondido, nunca se lo veía".

"Nadie sospechó nunca de él porque incluso los vecinos dejaban que sus chicos vayan a jugar a su casa, pero yo digo que nunca hay que confiar en nadie porque uno nunca sabe qué es lo que puede pasar. Creo que esto va a servir a los padres para el cuidado responsable de los chicos menores, es una ciudad de frontera donde llega gente de la que no se sabe su pasado o porqué motivo está acá y los chicos corren, no hay cerco y entran en las viviendas a jugar", dijo. 

Sobre la familia de los chicos que fueron agredidos expresó que es muy humilde, "la madre de los chicos es soltera y los hermanos más grandes trabajan de changa y lo que sabemos hasta ahora es que el de 5 está grave en el hospital Madariaga y el otro se encuentra en el hospital de acá. Lo que más se necesita ahora es de la asistencia a la mamá que está en Posadas con comida, abrigos y contención porque está lejos de su casa y no tiene dinero".

Notas relacionadas:

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina