Independencia un deseo incesante

Jueves 9 de julio de 2020 | 06:30hs.
Una de las fiestas patrias más importantes de la Argentina se conmemora cada 9 de julio. La fecha evoca lo sucedido ese día de 1816, en la sesión del Congreso de Tucumán, cuando las Provincias Unidas del Río de la Plata proclamaron su Independencia política de la monarquía española.
Hoy, 204 años después, en un contexto globalizado en el que todos los pueblos del mundo se enfrentan a un mismo problema: la pandemia por coronavirus, el deseo de soberanía, independencia y prosperidad se mantiene tan presente como en aquel entonces. 
“Cada época tiene problemas que enfrentar y resolver y que ponen en riesgo sus independencias o soberanías políticas, así como también su capacidad de decisión. El mandato de construir y consolidar una nación atraviesa todo el discurso político y es algo que se mantiene desde los albores de la revolución hasta el presente. Es un proceso de constante construcción”, reflexionó Angélica Amable, profesora y licenciada en Historia, en diálogo con El Territorio.
Esta mundialización del poder presenta desafíos y oportunidades diversas en el mundo  globalizado que vivimos. Y así como en aquel entonces donde la independización se dio en medio de disputas  y enfrentamientos internos y externos, hoy los países deben sostener sus soberanías y deseos de independencia procurando a la vez, la constucción de caminos de integración y vínculos.
“Vivimos en un mundo súper conectado. Hoy día es imposible para los países separarse totalmente del resto del mundo, vivir en  autarquía. Entablar relaciones y procurar vías de integración es necesario, es una prioridad de todos los pueblos”, detalló la historiadora al tiempo que resaltó  que cuanto más se acentúa el proceso global, como contrapartida se profundiza el deseo de arraigo, de recuperación de lo local, de aquello que nos identifica. 
“Es como las dos caras de una misma moneda, una necesidad, una dualidad que se entabla a partir de las relaciones internacionales: la necesidad de intercambio y el compromiso de sabernos argentinos, de reconocernos como tales en el mundo”, deslizó.

Independencia al fin  
El proceso de independización se fue desarrollando luego de mayo de 1810, momento en que comenzaron las discusiones sobre cuándo y cómo se declararía la Independencia. En ese entonces, los miembros de la Junta Grande no lograron un acuerdo y la decisión se postergó durante varios años.
La revolución venía en marcha desde hacía algún tiempo pero con muchos problemas internos. “Disidencias y tensiones entre el gobierno centralista y los reclamos del interior dividían las opiniones”, explicó Amable. 
Por esa razón, el sector dependiente del Gobierno de las Misiones Guaraníes, federalista, no pudo participar del Congreso “porque estaban inmersos en una guerra”. “Era un conflicto armado con el poder central, el gobierno centralista que declararía la independencia, por un lado, y el avance portugués, que pretendía quedarse con las tierras”, especificó la especialista. 
De esa manera, los pueblos se veían atacados por dos frentes: las fuerzas que avanzaban por Buenos Aires y las fuerzas portuguesas. “Estaban luchando en esos dos frentes y por eso no participaron del Congreso. No porque no estuvieran de acuerdo con la independencia, al contrario, aquí hubo manifestaciones independentistas incluso antes que en 1816. El deseo de independencia siempre estuvo”, resaltó la historiadora. 
Además, el proceso se consolidó en un panorama internacional muy sombrío. Se vivía un proceso de restauración monárquico en Europa, ya que el Rey Fernando VII quería recuperar su posición y autoridad. “La revolución estaba retrocediendo porque se veía amenazada por todas partes. Pero a pesar de ese contexto difícil, los representantes reunidos en Tucumán decidieron jugarse y considerar que había llegado la hora de la Patria, decidiendo declarar resueltamente la independencia de la corona española”, esclareció Amable. 
Finalmente, el 9 de Julio de 1816, el secretario Juan José Paso preguntó a sus colegas “si querían que las Provincias de la Unión fuesen una nación libre de los reyes de España y su metrópoli”. Todos los diputados aprobaron la propuesta, declarando así la esperada independencia argentina.

Solidaridad, serenata y actos para la Patria

Todos los 9 de julio, se celebra la Declaración de Independencia de la Argentina. Este año, las celebraciones y actos patrios no se llevarán a cabo de la misma forma por el contexto de pandemia por Covid-19. Sin embargo, los agasajos a la patria están en marcha desde ayer a la medianoche, ya que el Parque del Conocimiento, recibiría el Día de la Independencia con una ‘Serenata Patria’. La propuesta incluía la participación de Pamela Ayala, el Ballet Folclórico y la Orquesta de Patrimonio Regional. Por otra parte, se prevé también la realización de un acto central, encabezado por el Gobernador de la Provincia. Asimismo, los jóvenes de la Indu Solidaria redoblan la apuesta del 25 de Mayo pasado, preparando y repartiendo unas 35 ollas de locro, para los barrios posadeños más afectados por la pandemia. “Un día de la patria cargado de solidaridad y compromiso social”, detallaron los jóvenes.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina