Informe de domingo: el lado oscuro de las redes - El Territorio Misiones

Informe de domingo: el lado oscuro de las redes

Domingo 27 de septiembre de 2020 | 11:33hs.
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Desde hace un tiempo, las redes dejaron de ser una mera herramienta tecnológica digital para convertirse en un verdadero fenómeno social y cultural capaz de influir, modificar e interpelar a sus usuarios, generando cambios de conducta, de pensamientos y modelando acciones.

¿Hacia dónde vamos con esta introducción? Ya deberíamos dejar de pensar en las redes como simples vías de comunicación o interacción que permitieron, entre otra infinidad de cuestiones, romper con las barreras de la distancia, de acelerar la globalización o de expandir el conocimiento.

Ese debate podía darse a comienzos de siglo, tras el boom de Facebook y las demás redes que fueron apareciendo de allí en adelante, pero hoy en día la discusión pasó a otro nivel. Lo que está en estudio ahora (o quizás en crisis) es nuestro futuro.

Un poco es eso lo que vino a poner ante nuestros ojos El dilema de las redes sociales, el documental recientemente estrenado en Netflix y del que un importante grupo de la sociedad habla.

Y el poder de impacto que tiene el documental radica, entre otros puntos, en que está narrado por los propios creadores o desarrolladores de muchas de las herramientas que usamos, que disfrutamos y que también lamentamos a diario. Son ellos quienes  elevaron la vara de la discusión en torno al tema.

Como por ejemplo Justin Rosentein, creador de los “Me Gusta” en Facebook, quien en el audiovisual cuenta cómo una idea de positividad se terminó transformando en una posible causal depresión en niñas, niños y adolescentes; o Tim Kendall, presidente de Pinterest entre 2015 y 2018, que al ser consultado sobre qué es lo que más le preocupa respecto de los efectos de las redes en la sociedad respondió: “Creo que, a muy corto plazo, una guerra civil”.

¿Las redes se salieron de control o se desviaron del camino? Muy probablemente, pero quizás lo más preocupante es que los mismos entrevistados en el documental coinciden en que lo peor aún está por verse. Por eso, piden atender la cuestión a tiempo.

Gran parte de los adultos de hoy en algún momento fueron empujados a dar el paso desde la cultura analógica a la cultura digital, pero en la actualidad ya existen generaciones enteras (del 2000 en adelante) que nacieron con un celular bajo el brazo, con internet al alcance de un click y con un avatar en una red social esperándolos. Esos jóvenes y adolescentes, indefectiblemente, están marcados por nuevos hábitos de pensamiento, de interacción y de consumo, entre otros.

Allí es donde entra en juego la inteligencia artificial y los famosos algoritmos que, sin darnos cuenta, influyen en nuestras actividades dentro del mundo cibernético y a su vez terminan guiando acciones, modelando audiencias y construyendo nuevos imaginarios en la vida real.

Dependencia o adicción a los dispositivos, duros efectos de sentido o desinformación son nada más que algunos de los riesgos que hoy representan las redes, con los impactos que todo eso puede llegar a generar.

Algunos de ellos ya están a la vista y Misiones, por ejemplo, lo experimentó durante los primeros días de aislamiento estricto cuando proliferaron fake news sobre casos de contagio de Covid-19, generando alarma social, ocasionando escraches masivos y motivando violentas acusaciones.

Por eso, el debate de hoy se posa en ver de qué forma nosotros mismos nos plantamos ante el innegable avasallamiento de los contenidos virtuales que segundo a segundo experimentamos en nuestro celular, en nuestra computadora, en la pantalla de nuestros vehículos, en nuestro reloj; de analizar qué consumimos y qué no consumimos, a quiénes creemos y a quiénes no, cuánto nos exponemos y cuánto no.

Es en este contexto que muchos consideran que las redes sociales y sus efectos ya dejaron de ser una mera cuestión tecnológica, para ser analizados como un fenómeno social y cultural, que atraviesa y genera nuevos planteos en todos los ámbitos de la sociedad. La educación, la política, la salud, la ciencia, los modos de relacionarse, el amor, todo está puesto en crisis hoy.

Y para adentrarnos un poco más en este complejo marco de situación, El Territorio ofrece este informe de domingo, con las reflexiones y opiniones de profesionales locales y de diversos ámbitos académicos, pero también con datos e información. El futuro llegó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina