Logo El Territorio

Inspección y secuestros por los apremios en Esperanza

Jueves 17 de mayo de 2018
En Puerto Esperanza continúan las repercusiones por el caso de apremios dentro de la comisaría que se conoció esta semana mediante la viralización de un video y anoche la Justicia, sin perder el tiempo, comenzó a intervenir en forma directa en el hecho. 
Es que el Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del magistrado Martín Brites, ayer autorizó y dio inicio a una serie de medidas solicitadas por la fiscalía en el marco de la causa penal que se abrió para esclarecer los graves hechos ocurridos dentro de la dependencia policial de Puerto Esperanza.
En este contexto, según pudo averiguar El Territorio en base a fuentes de extrema confianza, al cierre de esta edición había culminado un procedimiento de inspección en la comisaría, en el cual participaron tanto autoridades judiciales como policiales. 
Las fuentes consultadas añadieron que dicho procedimiento era una de las tantas medidas solicitadas por la fiscalía a la hora de abrir la investigación, pero eso no fue todo, ya que de la seccional se incautaron libros de guardia y registros de detenidos confeccionados, principalmente, entre fines de octubre y principios de noviembre del año pasado, fecha en la cual se sospecha se produjeron los castigos contra el detenido que quedaron retratados en un video de 2 minutos y 23 segundos de duración. 
Los voceros explicaron que esta medida es, en primera instancia, para sumar una mayor cantidad de elementos a la causa que permitan identificar fehacientemente a los autores de los apremios. 
Al margen de este procedimiento, este diario pudo saber además que, tal como se preveía, ayer a la Policía de Misiones formalizó la denuncia sobre el caso y también puso a disposición de la Justicia todos los informes que desde la propia fuerza se llevan adelante para esclarecer el hecho y determinar las responsabilidades del caso. 
Como ya se mencionó en la víspera, los uniformados apuntados por apremios ilegales son tres, pero como consecuencia del caso también fue pasado a disponibilidad el jefe de la comisaría. Este último no habría participado de la agresión, pero la remoción de su cargo fue consecuencia de la responsabilidad funcional que sobre él recaía como encargado de la seccional. 
Por su parte, en el marco de la continuidad de la investigación, las fuentes indicaron que tanto la víctima como su madre fueron citados a declarar mañana. 
A partir de ahí, el próximo paso ya podría ser la citación a declaración indagatoria de los presuntos autores, pero todo dependerá de cómo avancen las diligencias previas.

Video, escándalo y marchas
El caso que levantó polémica en la provincia y generó un escándalo dentro de las filas de la Policía salió a luz a partir de la viralización de un video en el cual se observa a un detenido mientras es castigado a cintarazos durante un irregular interrogatorio. 
El detenido resultó ser Daniel Natanael V. (39), quien padece de esquizofrenia y además sufre de adicción a las drogas, al decir por su madre, Delia López (66), en una entrevista exclusiva a El Territorio brindada el lunes, el mismo día en que se destapó la olla del escándalo. 
En el audiovisual, que en tiempos de multiplataformas no tardó en expandirse por todo Misiones y el país, se observa que uno de los efectivos le propina un total de cinco cintarazos al detenido, mientras otros uniformados observaban la situación sin interceder en ningún momento. 
“Mi hijo tiene 39 años, pero es como una criatura porque tiene un problema de salud mental, él sufre de esquizofrenia. Sí, él a veces toca cosas ajenas, pero lo hace para gente mala que a cambio de eso le droga”, reconoció López. 
De acuerdo a los elementos incorporados hasta el momento en la causa, los apremios retratados en el video efectivamente habrían ocurrido en octubre de 2017, aunque no habría sido la única vez que el hombre sufrió castigos de parte de los uniformados.
“Yo quiero justicia para que no pase con otros chicos lo que le hicieron a él. Él estaba esposado, le pegaron cintarazos y después con una silla. Después le pusieron una bolsa en la cabeza. Le torturaron feo. Dos minutos está grabado, pero después de eso continuaron porque él estuvo tres días esa vez detenido”, aseguró López.  
Anoche, en tanto, los vecinos de Esperanza volvieron a movilizarse en favor de los policías apartados y se concentraron frente a la comisaría mientras se lleva adelante la inspección judicial. 
A los gritos, los presentes pidieron la reincorporación de los policías involucrados y hasta dejaron entrever que, en caso de no obtener respuestas en este sentido, evalúan cortar la ruta nacional 12 como protesta la próxima semana. 

Por Jorge Posdeley
fojacero@elterritorio.com.ar

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina