Invasión misionera

Lunes 24 de junio de 2019
Diego Vain

Por Diego Vain deportes@elterritorio.com.ar

Una vez más Argentina fue local en Brasil. Nuevamente la hinchada que sigue al conjunto nacional se hizo sentir y justo en el momento más complicado para el equipo de Lionel Scaloni. Pero hubo un aliciente especial: la banda misionera que llegó hasta el Arena do Gremio para ver a la Albiceleste y a Lionel Messi.
La cercanía ayudó y mucho para que se produzca la invasión misionera en tierras gaúchas. Desde Oberá, Posadas, Iguazú, El Soberbio y muchos más puntos de la provincia llegaron los de la Tierra Colorada para ver a la selección.
Con distintos motivos, pero con la misma pasión, los misioneros arribaron en gran cantidad a la capital de Río Grande do Sul para alentar a Argentina.
Nicolás Escalante y Santiago Koch planearon hace tiempo el viaje, el sábado pasaron por el entrenamiento de la selección y ayer se dieron el lujo de ver a Messi, como se lo habían prometido hace un tiempo.
Andrea, otra de las misioneras que llegó hasta Porto Alegre, también cumplió con la misión de ver nuevamente al ‘10’. El año pasado  se arriesgó y viajó sola a Rusia para seguir a Argentina. “Si me fui sola a Rusia, cómo no iba a venir a Brasil”, contó en la previa del encuentro ante Qatar.
Pero también hubo tiempo para llegar en familia y hacer nuevos amigos. Luis comandó la banda de posadeños y obereños que, ya en tierras gaúchas, sumaron a un nuevo integrante, nada más y nada menos que de Tierra del Fuego. Es que el fútbol tiene esas cosas, no importan las distancias y mucho menos el lugar de nacimiento.
Entre las camisetas albicelestes, que sin dudas fueron mayoría ayer en Porto Alegre, apareció una de la Franja. Guaraní también estuvo representado por Kike Villalba. El defensor que hace unas semanas terminó de jugar el torneo Regional con el equipo de Villa Sarita disfrutó de ver a la selección.
Desde Oberá llegaron Alex Hedman, junto a Matías Sarmiento y Roque González, quienes disfrutaron de un buen fin de semana de amigos y lo coronaron con el partido de la selección.
La fiesta en las tribunas la puso Argentina y el color fue todo de los misioneros, que coparon Porto Alegre y pisaron fuerte en tierras gaúchas. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina