Ismael reparte su tiempo entre el boxeo y la tarefa

Viernes 8 de junio de 2018 | 18:45hs.
Desde los 12 años Ismael Sebastián Flores le tomó gusto al boxeo. Solía mirar boquiabierto transmisiones televisivas y ponerse a imitar golpes en el aire.

En la plaza de Campo Grande vio a algunos chicos que practicaban lo mismo. Se arrimó y lentamente fue perdiendo la timidez ante sus pares. El instructor pronto descubrió en él condiciones innatas. Y desde entonces hasta hoy no paró de dedicarle todo su tiempo al boxeo.

Pero el boxeo no es lo único en la vida del chico de 17 años, ya que tiene que repartir su tiempo entre el deporte y su trabajo: la tarefa. Ismael aparece como uno de los más exitosos pugilistas de la región. Es disciplinado, ordenado, paciente escuchador de sus instructores, aparece con su imagen confiable contagiando un ritmo de vida sana.

Ismael nació y vivió en la colonia hasta los 10 años, pero debido al boxeo y por las necesidades familiares, abandonó los estudios secundarios en 2º año. Pero el joven no se desanima y muestra de ello es su gran palmarés, que cuenta con torneos regionales y peleas hasta en Brasil.

“Desde la primera pelea me gustó, pienso llegar a algo. Los amigos me estimulan también. No me interesa la plata sino llegar por esta vía, la del deporte. No voy a parar hasta ser Campeón Nacional”, aseguró el joven.

El año pasado tuvo una gran temporada. Ganó las 10 peleas que disputó en la provincia y este año tuvo una experiencia internacional, en la que derrotó, por puntos al local Doma Ribeiro en Foz de Iguazú.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina