Joven está al borde de la muerte en Oberá tras recibir un piedrazo

Sábado 17 de agosto de 2019 | 09:20hs.
La agresión se registró el 6 de agosto sobre la calle Mar del Plata, en el barrio Norte de Oberá
Daniel Villamea

Por Daniel VillameaCorresponsalía Oberá

Son horas de angustia y desesperación para la familia de Nicolás Guillermo Benítez (20), quien permanece en coma inducido por una fractura de cráneo producida por un piedrazo que le tiró un joven que lo atacó sobre la calle Mar del Plata, en barrio Norte de Oberá.
El hecho se registró el pasado 6 de agosto y desde entonces la víctima se encuentra internada en el hospital Samic, donde se debate entre la vida y la muerte por la gravedad de la lesión que padece.
El agresor fue identificado como Ezequiel C. (17), un menor con múltiples antecedentes por hechos contra la propiedad, vandalismo y agresiones, quien por disposición del Juzgado Correccional y de Menores se halla detenido en la Seccional Cuarta.
“Los médicos están haciendo todo lo posible para ayudar a mi hermano, pero está muy mal y su recuperación depende de un milagro. Está conectado a un respirador para vivir y si se salva no sabemos cómo va a quedar, si nos va a reconocer y qué secuelas tendrá”, lamentó Valeria Benítez, hermana del agredido.
En diálogo con El Territorio, aseguró que si bien su hermano fue agredido a por un menor en particular, éste integraría una patota que molesta a los vecinos y transeúntes, al tiempo que consumen drogas en la vía pública.
En tanto, para la detención del sospechoso resultó clave el aporte de varios testigos que presenciaron el brutal ataque, aunque Benítez expresó el malestar de la familia ante la posibilidad de que pronto sea liberado por tratarse de un menor de edad.
“Nos enteramos de que declaró que estaba empastillado, que no recuerda lo que hizo. Es una burla”, manifestó indignada.

Brutal ataque
Apenas tres días antes de la agresión del 6 de agosto la víctima llegó desde Buenos Aires, donde junto a dos hermanos mayores trabajaba en una conocida fábrica de productos alimenticios.
Según relató su hermana, la tarde del hecho fueron al centro para hacer unas compras y a la noche decidieron preparar unas pizzas.
“A eso de las 9 él salió a buscar lo que faltaba para cocinar y se cruzó con los patoteros. Estaban fumando porro y le empezaron a decir cosas, que se hacía el lindo porque venía de Buenos Aires y cosas así. Mi hermano se alejó para evitar problemas, pero Ezequiel C. le siguió con una moto, le alcanzó y empezaron a los empujones en la calle. En un momento pasó un colectivo y mi hermano se corrió para que no le choque, y ahí el otro aprovechó y le pegó con una piedra en la cabeza”, detalló.
Dicha escena fue descripta por dos vecinos que fueron testigos presenciales del violento hecho.
La hermana aseguró que la ambulancia demoró alrededor de media hora, instancia en que por la gravedad de su estado creyeron que el joven moriría la calle.
“Los médicos nos dijeron que la operación era un riesgo, pero no había otra opción. Cuando le abrieron de un lado, colapsó en otro por la hemorragia y le subió la presión. Incluso ahora tiene la cabeza abierta y nos explicaron que no le cosieron porque el cerebro sigue muy hinchado. No hay garantías de nada, sólo nos queda rezar”, comentó abatida.
Por su parte, vecinos de barrio Norte alertaron sobre la inseguridad creciente propiciada por la venta y el consumo de drogas, un flagelo que parece incontenible.


La captura, los machetes y el posible video

Luego de golpear a la víctima, el agresor se dio a la fuga y se escondió en la casa de una abuela. En tanto, al momento de su detención la Policía lo sacó de debajo de una cama, donde se escondió con dos machetes.
“Él y un hermano tienen varios antecedentes, no trabajan ni estudian y en la Policía nos dijeron que ya no saben qué hacer con ellos. También nos enteramos que su familia contrató un abogado y que está diciendo que es un adicto que no sabe lo que hace, todo para zafar”, lamentó.
Benítez también comentó que apenas llegó al lugar donde su hermano estaba tendido, recibió por WhatsApp un video de la agresión que habría sido filmado por un integrante de la misma patota que lo atacó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina