La comisión dictaminó que Carvalho incurrió en graves irregularidades

Jueves 10 de enero de 2019 | 03:00hs.
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

La comisión investigadora que analizó las pruebas contra el intendente de Alba Posse, Celso Carvalho, llegó ayer a un veredicto. Tras las pericias del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y las pesquisas de la documentación correspondiente, dictaminó que el jefe comunal incurrió en negligencia e inconducta ante la gestión pública.

La resolución se dictó ayer, tras una reunión que mantuvieron los integrantes de la comisión, y será elevada al Concejo Deliberante, que en principio tendría hoy una sesión especial.

De acuerdo a lo que explicó Cristian Schiefelbein, asesor jurídico del Concejo Deliberante, a El Territorio, “la comisión aprobó ayer un dictamen que tiene que ver con posible malversación de fondos públicos y falsificación de documentos”.

En el dictamen se especifica, en principio, que los balances municipales de 2015, 2016 y 2017 fueron desaprobados por el Tribunal de Cuentas, “lo que es gravísimo, porque se refiere al dinero anual administrado por la comuna”, dijo el asesor legal.
Así también, remarca la “inconducta” del alcalde, por no facilitar en primer término los documentos pedidos por la comisión en reiteradas oportunidades, además de ausentarse del cargo sin solicitud de licencia.

En cuanto a lo que refiere a la denuncia que disparó la investigación, por la compra de un camión con dinero municipal (ver La denuncia...), el dictamen advierte que “es confuso y contradictorio el informe brindado por el intendente, puesto que no se alquiló ni utilizó el camión, pero se paga por ese supuesto alquiler”.

Asimismo, determina que la mayoría de las firmas en ese contrato -como en decenas de otros contratos, incluso de otro proveedor- son falsas.

También anticipa una posible defraudación, ante la maniobra de compra del vehículo.

Pasos a seguir

En tanto, Marcelo Zapani, presidente del Concejo y secretario de la comisión, explicó que ahora el deliberativo deberá informar a Carvalho, quien dispondrá de cinco días hábiles para realizar el descargo.

Explicó que una vez que el intendente realice la defensa y se analicen esos nuevos documentos, el Concejo estará en condiciones de votar por la destitución o no.

Sobre la posibilidad de una destitución, Zapani estimó que las pruebas son contundentes, pero “depende de la conciencia de cada uno y de cómo uno se maneja en la vida. Tenemos que depurar la política. Hace más de doce años que el municipio está estancado y en decadencia por la gestión del padre (Nelson Carvalho precedió a Celso en el cargo) y pensamos que el hijo iba a ser distinto, pero no”.
En tanto, el asesor legal Schiefelbein explicó que de los cinco ediles con que cuenta la comuna, son requeridos cuatro votos afirmativos para proceder a una destitución.

El trabajo de la comisión

Schiefelbein remarcó que la comisión se puso un plazo de 50 días para entregar el trabajo.

“Por eso solamente se investigaron los contratos de dos proveedores, y de esos dos salieron decenas de firmas apócrifas, había contratos entregados por la misma comuna que en la primera página tenían una firma y en la segunda otra totalmente distinta”, contó.
Zapani añadió: “Pedimos un montón de papeles que primero no fueron entregados a la comisión investigadora, pero después fueron pedidos por el Concejo y se nos acercaron, que lo elevamos a la comisión”.

“Empezamos a investigar los contratos de alquileres y otros, tanto relacionados con la denuncia como no. Y bueno, contratamos un perito que ya nos había dicho que habían muchas irregularidades, firmas truchas, que no coincidían con las fechas”, agregó.
Además de la denuncia disparadora de la investigación surgieron otras irregularidades. Por ejemplo, el alquiler de un rodillo.

“En el alquiler había tres firmas diferentes, una del que hacía el contrato, otra del que firmaba la factura y otra de la orden de pago. Pero aún así, esperamos el resultado del perito del Tribunal de Justicia de la Provincia, que fue contundente”, expresó.

Seguidamente, argumentó que “cuando nos presentó la carpeta el STJ, se corroboró todo y se pasó a una instancia mayor. Porque no sólo se trata de la compra de un camión con fondos municipales, que es como estaba encarada la causa, sino que falsificación de documentos públicos que es algo gravísimo, en varios contratos de alquiler, con firmas truchas”.

Por su parte, el asesor jurídico Schiefelbein afirmó previamente que, a raíz de los resultados periciales, se pudo determinar que “tan sólo de dos proveedores, hay decenas de documentos con firma apócrifa, en pagos que se efectuaron y totalizarían unos 625.000 pesos desde septiembre de 2017 hasta septiembre de 2018”.


La denuncia inicial

El vecino de Alba Posse Eliceo Foesster denunció que el alcalde Celso Carvalho le compró un camión por 240.000 pesos y lo fue pagando con fondos de la comuna. Según el denunciante, recién cuando firmó el boleto de compraventa se dio cuenta de la verdadera intención de Carvalho, a cuyo nombre figura el camión que el municipio alquila por 20.000 pesos por mes, 15.000 en cheque y 5.000 en vales de combustible.
A partir de esta denuncia se inició la investigación.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina