La familia del ex convicto asesinado pedirá que intervenga Gendarmería

Domingo 8 de julio de 2018 | 04:00hs.
La familia del ex convicto Arnaldo Alejandro Amarilla (33), asesinado hace una semana en el barrio A 3-2 de Posadas, está dispuesta a seguir de cerca la investigación. Por intermedio de un abogado, en las últimas horas decidieron presentarse como querellantes con el  objetivo de colaborar para lograr el rápido esclarecimiento.

Es que constituidos con esa figura podrán desarrollar una pesquisa paralela, solicitando incluso la realización de pericias o acercar testimonios que puedan desentrañar el presunto caso de gatillo fácil puesto que la hipótesis principal apunta a un sargento de la Policía de Misiones como autor de los disparos que mataron al hombre.

En ese contexto, allegados a la familia adelantaron que una de las primeras medidas que solicitarían tiene que ver con la intervención de peritos de Gendarmería Nacional, al considerar llamativo o al menos poco serio que la Policía investigue a integrantes de la misma fuerza. “La intención es que la investigación no tenga fisuras, que salga a la luz cómo murió mi hermano y quién lo mató, aunque todos apuntan hacia el sargento que está detenido. Los que vieron declararon que él disparó dos veces con una escopeta antidisturbios cuando Nano estaba sentado en la vereda, tranquilo, haciendo nada”, explicó Romina Fariña.

Ponderó que “el deseo nuestro es que intervenga Gendarmería, es decir que sea otra fuerza la que investigue y haga las pericias, separando a la que es parte el principal acusado. Creemos que no es bueno que la Policía investigue a la Policía”, puntualizó.

Desde horas posteriores al crimen, la familia expuso su desconfianza hacia la fuerza provincial apoyados en la supuesta intención de ocultar pruebas que habría tenido el uniformado detenido.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina