La frontera no tiene corral

Viernes 12 de octubre de 2018 | 02:30hs.
Richar Vera

Por Richar Vera sociedad@elterritorio.com.ar

Aguas dos porcos se llama la película que se rodó en Comandante Andresito y Curtitiba. Esta coproducción entre Argentina y Brasil está protagonizada por el posadeño Daniel Valenzuela y la formoseña Mausi Martínez. Cuenta además con la actuación del uruguayo Roberto Birindelli y los brasileños Mayana Neiva, Luiz Guilherme y Leona Cavalli. El largometraje que en portugués tiene de título Aguas selvagens fue rodado entre julio y agosto. Recién se estrenará en el 2020 y con mucha seguridad será primero en Brasil, según estimó Roly Santos, su director.
En una entrevista para Apocalipsis en el bar, que se emite en Radioactiva 100.7, Santos explicó que también contaron con la coproducción de Productora de la Tierra, encargada de organizar anualmente el festival Oberá en Cortos. El guión es de Oscar Tabernise y está basado en su novela El muertito.
“Es un policial negro”, definió Santos. “Un personaje que va a investigar un caso y a cada paso va descubriendo una trama más complicada. La empatía va pasando de personaje en personaje. No lográs terminar de empatizar con ningún personaje porque todos tienen algo oscuro en sí mismo”.
Aguas dos porcos transita en la Triple Frontera, “donde la cultura, para aquel que es foráneo, es extraña. La selva funciona como el lugar hermoso en el primer día. El verde, el río, la naturaleza. Pero, para el que no es de ahí, al segundo día empieza a sentir calor, la humedad le resulta insoportable, los bichos... y eso está contado con la historia del investigador de Buenos Aires, que llega a un lugar de frontera, donde no está claro de qué lado estás. Y en realidad la frontera es una, con una única cultura”, explica el director. 
Misiones no sólo resulta un lugar paradisíaco para el arte fotográfico de los filmes. Santos también se mostró sorprendido por la capacidad para producir, bajo amparo del Instituto de Artes Audiovisuales de Misiones (Iaavim). “Tienen una ley de cine que es envidiable para cualquier provincia”, indicó. Además valoró la vigencia de técnicos y realizadores con vasta experiencia. “Son profesionales todos. Viven filmando todos del lado brasileño, del lado paraguayo”, con una notable “cantidad de producciones que se están haciendo. Lo mejor de todo es la vinculación que tienen con Brasil y Paraguay. Es lo más interesante. Ser parte de la cultura de la región”.
En ese aspecto, Santos remarcó que su película tuvo la influencia del portuñol, algo que terminó siendo enriquecedor. “Lo que podría haber sido un problema de producción lograr una unidad idiomática, para nosotros la diversidad funcionó porque teníamos actores brasileños, argentinos y uruguayos”.
Daniel Valenzuela es un actor posadeño que vive desde pequeño en Buenos Aires pero que no se olvidó del acento regional. Eso le ha permitido trabajar en infinidades de películas, como La ciénaga, Crónica de una fuga, Un oso rojo y Francia.
Junto a la formoseña Mausi Martínez y los demás actores conforman “un elenco mixturado”, definió el director de Aguas dos porcos. Mayana Neiva, Luiz Guilherme y Leona Cavalli “son actores bastante populares en Brasil y son de distintas ciudades”.  Es por eso que unas 300 salas del vecino país ya confirmaron un lugar en su cartelera.
Del lado argentino hay incertidumbre con la fecha de estreno. “Acá todavía no sabemos”, reconoció Santos. Admitió que no se cumplieron con los plazos de financiación por parte del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). 
“Ser argentino es saber pilotearla”, lamentó con ironía. “Filmar en la frontera es caro para quien no es de ahí”, dijo. “Pero logramos financieramente llegar al final del rodaje sin ningún tipo de problema. Así que todas las demoras que pueden ocurrir del lado argentino, con el Incaa me imagino que las vamos a resolver. Porque finalmente con paciencia hemos resuelto todo”. 

Perfil

Roly Santos
También es director del largometraje ‘Qué absurdo es haber crecido’ (2000). Su filmografía cuenta con la realización del documental ‘Café Sospeso / Café Pendiente’, codirigida con Fulvio Iannucci, que desde mayo se puede encontrar en Netflix. Santos es director de la serie de ficción ‘Dédalo’ y el largometraje documental ‘Manos unidas’, ambos todavía sin estrenar. Este último obtuvo los premios a mejor realizador y mejor montaje en el Figueira Film Art de Portugal y fue distinguida con una mención especial en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana, Cuba.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina