Las dudas envuelven la desaparición de Milton Schneider

Domingo 8 de julio de 2018 | 00:05hs.
Que durante varios años vivió con una mujer y su familia creía que era su concubina, pero ahora ella afirma que no era su pareja y que sólo compartían el mismo techo. Que tenía deudas, estaba con miedo y el miércoles -apenas 48 horas antes de desaparecer- le entregó el título de propiedad de su casa a un hermano. Que se fue sin dejar rastros y no llevó su billetera.

A diez días de la desaparición de Milton Schneider (53), el conocido gomero que durante 25 años trabajó en el local de calle Fleming casi avenida Italia, el desconsuelo abruma a sus seres queridos y una serie de interrogantes desvela a los investigadores. 

“Todo es muy raro. No tenemos novedades ni pistas de mi hermano. Nadie que lo haya visto una vez que llegó a su casa, el jueves a la noche, donde dejó la billetera y la llave de la gomería”, manifestó Elio Schneider.

Y agregó un dato al menos llamativo: “El miércoles fue a verme y me entregó el título de propiedad de su casa. Me dijo que estaba preocupado, que tenía miedo y que se había podrido todo, pero no me dijo por qué”.

Hasta el momento de su desaparición, Milton residía en una vivienda de calle Perú al 700 que heredó de su madre. En tanto, estaba atrasado varios meses en el alquiler del local de la gomería, cuyo propietario también es familiar.

Por su parte, Elio comentó que el jueves a la mañana volvió a ver a su hermano y al otro día pasó por la gomería y estaba cerrada, lo que le llamó la atención. Tampoco le respondió los mensajes ni las llamadas que le habría hecho, por lo que el sábado fue hasta su casa y la mujer que vive ahí le dijo que desde el viernes no sabía nada de Milton.

“Es una chica que vive en la casa con el hijo y sabíamos era su pareja, pero no la conocíamos. Pero ahora ella nos dijo que no es la pareja, que sólo vivía ahí porque él le dio alojamiento. Así que más no sabemos”, agregó el hermano. Milton no tiene hijos. 

“Era muy cerrado”
Para la Policía, la principal hipótesis es que el gomero se ausentó por sus propios medios, tal vez acuciado por las deudas que sus propios allegados reconocieron que tiene. Pero si se escapó, por qué no llevó su billetera con sus documentos es una incógnita.

También mencionaron que habría acudido a los servicios de un prestamista de nacionalidad colombiana que a diario acudía a cobrarle.

Al respecto, Elio Schneider comentó que Milton “nos pidió trabajo a mi hermano y a mí, que le consigamos algo. Incluso vendió una mezcladora para tener algo de plata, pero que sepamos no tenía problemas con nadie. Él era muy cerrado, pero me dijo que quería vender algunas cosas más y en algún momento me pidió prestados 500 pesos, pero me devolvió”.

En tanto, fuentes del caso mencionaron que la joven que vive en la casa de calle Perú declaró que la última vez que vio al gomero fue el jueves a la noche; y que el viernes a la mañana, cuando se levantó, pensó que el sujeto ya se había ido a trabajar. Más tarde se dio cuenta que había dejado su billetera y la llave de la gomería en la casa.

En el mismo domicilio reside una hermana de la chica, la que a su vez también tiene hijos. Ninguna de las dos mujeres trabajaban y el gomero era el único que mantenía la casa, confiaron investigadores y familiares. 

Ninguna pista
El último miércoles, mediante una orden emanada del juez de Instrucción Dos, Horacio Alarcón, personal de la Unidad Regional II de Policía concretó los allanamientos de la vivienda y la gomería de Schneider.

Fuentes del caso precisaron que en la oportunidad secuestraron el celular de la supuesta pareja del gomero para peritajes de rigor, pero no hallaron el teléfono del desaparecido.

El procedimiento se realizó en medios de innumerables rumores, al punto que por las redes sociales trascendió la versión de que los investigadores habían hallado un cadáver en el pozo negro de la citada propiedad, lo que fue desmentido por las autoridades.

Dos perros rastreadores del cuerpo de Bomberos Voluntarios recorrieron el domicilio y terrenos aledaños en busca de algún indicio que permita avanzar en la investigación.

Posteriormente, los efectivos se dirigieron hasta la gomería de calle Fleming, donde tampoco encontraron elementos que puedan explicar su misteriosa desaparición.

Si bien ningún familiar ni allegado aportó datos sobre su posible paradero, hasta el momento tampoco existen indicios claros para sospechar que Schneider haya sido víctima de un hecho delitico. En consecuencia, el expediente judicial sigue caratulado como “desaparición de persona”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina