Luego de casi tres meses, volvieron 198 misioneros varados en Paraguay

Sábado 6 de junio de 2020 | 02:00hs.
Victoria Bergunker

Por Victoria Bergunkerinterior@elterritorio.com.ar

Un amplio operativo de repatriación se desarrolló ayer desde las 8 y con una mañana lluviosa para que unos 198 misioneros que estaban varados en Paraguay pudieran volver a la provincia luego de haber estado casi tres meses fuera del país por el aislamiento social preventivo y obligatorio y el consecuente cierre de fronteras.
La actividad se realizó de forma ordenada y mancomunada entre Gendarmería Nacional, Policía de Misiones, Aduana, Migraciones, Sanidad de Frontera y el Ministerio de Salud Pública de la provincia, entre otras entidades como el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).
Los repatriados llegaron en 20 autos particulares en primer lugar, y luego seis colectivos a través del Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, que une la ciudad de Posadas con Encarnación (departamento de Itapúa) y fueron sometidos a distintos controles tanto al salir del vecino país como al ingresar a la Argentina.
En este contexto, El Territorio se acercó hasta el lugar y dialogó con Martín Sancho, delegado de Migraciones en Posadas, quien explicó acerca del procedimiento: “Estamos haciendo un operativo excepcional, se abrió la frontera para repatriar un contingente misionero que estaba varado en Paraguay, son 198 personas. Es un trabajo que se realizó gracias a la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, y nosotros también tuvimos en cuenta que hubo pedidos de mucha gente”.
Y añadió: “Estamos haciendo una gran tarea con todas las precauciones que hay que tener. Esto se vino gestando desde el consulado argentino en Encarnación, donde se confeccionaron las listas”.
Según reveló el cónsul paraguayo en Posadas, Rolando Agustín Goiburú, aún quedan 200 personas en lista de espera para regresar, aunque hasta el momento no se habló de un nuevo operativo.
Al ingresar, Sancho detalló que los retornados “primero se hacen el chequeo médico del lado paraguayo, vienen con un certificado y acá Sanidad de Frontera les toma la temperatura y completan una declaración jurada. Una vez que realizan el pase, la Policía de la provincia notifica, además se tienen que registrar en una aplicación para hacer el seguimiento por 14 días. Son la mayoría de Posadas y alrededores y unas 30 personas van para el interior de la provincia”.
Si llegaran a presentar algún tipo de síntoma compatible con coronavirus, las personas serán aisladas en el Hospital de Fátima ubicado en la localidad de Garupá.
Por su parte, el coordinador de Centro de Frontera Región Mesopotamia Norte, Héctor Careaga, indicó que “estos argentinos ya estaban en cuarentena en Paraguay, sin síntomas de la enfermedad, vienen de una cuarentena de más de 60 días, de todas formas ya ingresan acá con un certificado médico”.
Respecto al control sanitario, Thelma Rottoli, directora de la Zona Capital del Ministerio de Salud, especificó que al ingresar por la cabecera del puente, los repatriados deben pasar por el control de temperatura, luego por el túnel de desinfección y el tercer paso es la declaración jurada, en la que deben detallar sobre sus últimos contactos, movimientos y sintomatología, si la hubiese.

La alegría de volver
El drama de los argentinos varados en distintas provincias y partes del mundo es un asunto que preocupa. En este caso, la impotencia de los misioneros que se encontraban en Encarnación era aún mayor, puesto que sólo los separaba un puente de sus hogares y seres queridos.
La situación particular de cada uno es distinta y habían viajado por diferentes motivos: algunos estudiantes, otros fueron a ver a sus familiares, lo cierto es que todos se encontraban desde hace casi 90 días sin poder regresar a su país y la angustia crecía con el tiempo.
Ayer finalmente se puso el punto final a este período y ahora sólo resta cumplir con el aislamiento obligatorio por dos semanas y alertar a las autoridades sanitarias si llegaran a presentar algún síntoma compatible con Covid-19.
Este matutino dialogó con algunos de ellos a medida que iban ingresando. La religiosa Evarista Benítez contó: “Estuve casi tres meses allá, fui porque mi padre estuvo enfermo, lastimosamente falleció y ahí me quedé porque se cerró la frontera y permanecí del otro lado. Estuve con mi familia y ahora tengo que volver al trabajo y a mi comunidad, estoy muy contenta, fueron todos muy amables”.
Rubén Correa (59) expresó su alegría luego de pasar por todos los controles correspondientes. “Estoy contento, estuvimos casi 90 días allá, teníamos la necesidad de volver porque tenemos nuestra familia y nuestro hogar acá y por fin se nos dio. Yo tengo mi hijo que está en la facultad estudiando, entonces cuando pasé, me agarró de ese lado y me tuve que quedar, pero por suerte tenía dónde estar”, detalló.
Un joven de 15 años, Saíl Aquino, comentó que fue a ver a su abuelo y ya no pudo retornar, pero tímidamente aseguró: “Estoy feliz”.
Según indicaron los funcionarios a cargo, este operativo no se realizará en otros puntos de la provincia, ya que se trató de una acción excepcional. La lluvia no cesó en ningún momento de la mañana y hasta la tarde, pero eso fue sólo una anécdota ante la inmensa emoción que significó volver.


Varados en Nicaragua piden repatriación

En Nicaragua, país de Centroamérica que no decretó la cuarentena, se encuentran otros ocho ciudadanos argentinos que reclaman volver al país. Los viajeros tomaron contacto con el consulado local y Cancillería Argentina y completaron las solicitudes requeridas, pero hasta ahora no obtuvieron respuestas.
Nabila Zampaca, de Posadas, y Jonathan Maximiliano Doubña, de Apóstoles, son dos misioneros que fueron a Centroamérica cada uno por separado, pero ambos enfrentan el mismo problema: no pueden regresar a Misiones. “El consulado local estuvo en contacto con nosotros y nos acercaron asistencia económica, pero pasan los días y lo que queremos es una certeza sobre el regreso”, manifestaron preocupados.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina