Más puntero que nunca

Domingo 22 de septiembre de 2019
Boca se adueñó del clásico ante San Lorenzo y no sólo se llevó un valiosísimo triunfo en condición de visitante, sino que volvió a subirse a la cima de la Superliga y mira a todos desde arriba. En el partido válido por la séptima fecha, que se disputó en el Nuevo Gasómetro, el conjunto de Gustavo Alfaro se impuso por 2-0 con goles Lisandro López y Jan Hurtado.
El encuentro tuvo un primer minuto frenético: Bebelo Reynoso tuvo su chance con un tiro libre que provocó una buena respuesta del arquero Nicolás Navarro y, en la respuesta, Oscar Romero definió desviado luego de un veloz contraataque.
En un primer tiempo que no tenía emociones los centros y las pelotas paradas se convertían en las armas predilectas de ambos equipos para acercarse al arco rival. Así, a los 21’, el árbitro Mauro Vigliano le anuló un gol a Boca a instancias del línea: Franco Soldano había cabeceado a la red a la salida de un tiro libre, pero la jugada fue invalidada por una inexistente posición adelantada de Lisandro López.
La apertura del marcador llegó sobre el cierre de la primera etapa y fue de pelota parada. Tras un córner, López se elevó en el área y conectó un cabezazo de pique al suelo que venció a Navarro y se convirtió en el 1-0.
En el complemento los dirigidos por Pizzi intentaron acercarse apostando a la tenencia de pelota. Sin embargo, carecieron de profundidad.
El final ganó en intensidad. Mauro Pittón probó con un suave toque tras un centro atrás del ingresado Adolfo Gaich, pero Andrada respondió tomando la pelota con una mano. Boca quiso liquidarlo en la contra, pero Eduardo Salvio -que volvió a jugar tras su lesión- se lo perdió.
Ya en tiempo de descuento, el arquero de Boca volvió a imponer su seguridad ante un cabezazo de Ángel Romero. Sobre los 47’, el Xeneize liquidó el pleito: Salvio hizo una gran jugada individual para habilitar a Hurtado, quien marcó su primer gol con la camiseta del club.
San Lorenzo no pudo quebrar el invicto de Esteban Andrada, que en los primeros siete partidos del torneo no recibió goles. Es más, desde que llegó al arco boquense, el ex Lanús terminó con la valla invicta en 33 de los 48 partidos que jugó.
Boca, uno de los tres invictos del certamen, suma 17 puntos y es el único líder de la Superliga. Recuperó la cima que había perdido el viernes por la noche a manos de Argentinos, que ahora es escolta con 15 unidades.
Para el Ciclón fue la segunda derrota consecutiva. Los de Pizzi quedaron con 13 puntos.


El Xeneize rompió un nuevo récord en la Superliga

El Xeneize rompió un récord tras ser el primer equipo que pasa las primeras siete fechas del torneo local sin perder.
En la jornada anterior, había igualado la gran campaña de Racing en 1966 y Vélez en 1993. Ambos tienen seis partidos invictos, pero con el triunfo frente al Ciclón, Boca los superó.
Los dirigidos por Gustavo Alfaro no brillan demasiado desde el juego, sin embargo tienen a un gran arquero. Estaban Andrada es una garantía para el conjunto ya que suma 630 minutos sin recibir goles en la Superliga y 1.049 oficiales.
Además del último triunfo, Boca igualó 0-0 con Huracán en el debut, hilvanó tres triunfos contra Patronato (2-0), Aldosivi (2-0) y Banfield (1-0), no se sacó diferencias con River (0-0) y superó por la mínima a Estudiantes (LP).


Lo negativo

En Boca hay preocupación por el físico de Andrada. Aunque completó los 90 minutos, el arquero se retiró con una molestia en el aductor izquierdo.
“Estoy bien, espero que no sea nada. Se me puso un poco duro en la zona de arriba, pero por suerte pude terminar”, explicó tras el partido. Y agregó: “Es la primera vez que me pasa en un partido, pero ojalá que no sea nada. Ahora me revisarán los médicos”. Hasta anoche se esperaba el parte oficial.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina