Médicos residentes vuelven al paro por salarios adeudados

Jueves 17 de octubre de 2019
Los galenos volvieron a marchar para reclamar que el gobierno cumpla con los incrementos salariales acordados. Muchos ni siquiera tienen obra social.
Los médicos residentes de hospitales nacionales volvieron a parar ayer y se movilizaron desde el Hospital Garrahan hasta la Secretaría de Salud, en la ciudad de Buenos Aires, para reclamar que el gobierno cumpla con los incrementos salariales acordados y mejore la situación laboral debido a que mucho no tenían acceso a las obras sociales ni a las ART.
“Nos habían prometido que iba a estar resuelto el tema ART y la obra social. La ART está, pero la obra social no. Nos prometieron que iban a pagar uno de los sueldos adeudados pero no pasó”, afirmó Micaela Solé, médica del Garrahan.
La galena también aseguró: “Nos dijeron que los que no entraban en el primer grupo de cobrar iban a cobrar en octubre y ahora dicen en noviembre. Nos prometieron recategorizar a los trabajadores y ahora nos dicen que no hasta el año que viene”.
En ese sentido, Solé aseveró: “El problema es la Secretaría de Salud de la Nación. Nos dicen que ellos no pueden resolverlo, pero ellos son el Estado”. 
“Nos deben junio, julio, agosto, septiembre y pronto octubre, y los que cobramos es abajo de la línea de pobreza”, agregó.
Asimismo, contó: “Garantizamos la guardia como siempre y el funcionamiento de las salas de internación”.
Una familia necesita más 32.000 pesos para no ser pobre en Argentina. Los médicos que están haciendo su residencia cobran por debajo de 25.000 pesos de bolsillo, según denunciaron. 

En cifras

$25.000

Es lo que cobran, en el mejor de los casos, los médicos que hacen su residencia en el sistema nacional. Y en Argentina, para no ser pobre, una familia necesita más de $32.000.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina