Miércoles complicado las finanzas en Argentina y para el optimismo de Macri

Miércoles 24 de abril de 2019 | 19:00hs.
Mauricio Macri | Foto: Gentileza
Damián Cunale

Por Damián Cunale dcunale@elterritorio.com.ar

La jornada de miércoles fue una de las más complicadas de la era Macri para el Mercado financiero. En una sola jornada subió el riesgo país a valores récord en la era Cambiemos llegando a los 928 puntos, aumentó el dólar hasta volver a pisar los 45 pesos y se desplomó la bolsa de valores un 3,82 por ciento, y las acciones argentinas en el exterior. ¿El motivo? Todo indica que la incertidumbre política y la desconfianza en al gobierno nacional que no le encuentra salida a la crisis de la micro economía, y que parece alejarse de la chance de la reelección.

Los analistas fundamentan la situación de la jornada en cuatro pilares: la tensión electoral, la debilidad de la macroeconomía que tiene una inflación que parece inmanejable, las dudas sobre un posible default a futuro y a factores externos, ya que la economía internacional tampoco pasa un buen momento.

El problema electoral

La crisis económica que atraviesa el país pone en jaque la posibilidad de reelección de Mauricio Macri, pero esto no es lo que preocupa a los Mercados y genera el descalabro de este miércoles. Lo que los preocupa es que al tiempo que cae Macri, la única chance que asoma es la vuelta de Cristina Fernández de Kirchner al poder, ya que las demás alternativas no logran consolidarse como una opción. Esto no solo lo ven los analistas, también lo ve así el presidente Macri.

En diálogo con una radio de Venado Tuerto, Santa Fe, Macri aseguró que "ahora está todo cruzado por la elección, el mundo duda que por ahí los argentinos quieren volver atrás y eso da mucho miedo al mundo, aumenta el riesgo país, toman posiciones defensivas, pero yo creo que están equivocados, que los argentinos no van a volver atrás".

"Los argentinos aprendimos que la magia no existe, que el mesianismo nos lleva a destruir la sociedad, a comportamientos patoteriles que no sirven, no suman. Lo que suma es escucharse, dialogar, trabajar en equipo", agregó.

Pero pese a la situación Macri volvió a ratificar el rumbo de la economía y repitió la idea de que en los próximos meses empezará “a moverse la cosa” y el país va a cumplir sus compromisos. "Nunca en la historia se dio un crédito tan grande como el que le dio el FMI a la Argentina y eso es porque el mundo quiere que vayamos por el camino de la normalización", aseguró en el diálogo.

Y agregó en otro pasaje que "estamos en un proceso fundacional de la Argentina para que nuestros hijos tengan un futuro mejor".
Macri mantiene su optimismo, pero lo cierto es que por estos días no consigue contagiar ese optimismo ni a la gente, ni a los mercados, ni a aquellos que alguna vez fueron sus pares en el mundo empresarial.

La pérdida de confianza en el Gobierno es el principal problema, y el más urgente, que debe abordar el Presidente si quiere retomar la senda de la tranquilidad financiera y el equilibro económico, si es que su intención sigue siendo llegar a octubre con chances ciertas de seguir sentado en el sillón de Rivadavia.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina