Niños sanos pueden ser afectados por la bacteria

Viernes 14 de septiembre de 2018
Desde el Comité Nacional de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) explicaron que “el Streptococcus pyogenes causa un amplio espectro de manifestaciones clínicas de enfermedad, desde cuadros leves, como faringitis, impétigo, escarlatina, hasta infecciones invasivas graves”.
Los galenos que conforman el comité detallaron que “se definen como infecciones invasivas por Streptococcus pyogenes a aquellas cuyo aislamiento del agente ocurre en sitios normalmente estériles (sangre, líquido cefalorraquídeo, líquido articular, entre otros), que provocan cuadros de bacteriemia, osteomielitis, celulitis, meningitis hasta la fascitis necrotizante y síndrome de shock tóxico estreptocócico, que presentan elevada morbimortalidad”.
Dijeron que una mayor agresividad se asoció frecuentemente a “la emergencia de cepas más virulentas relacionadas con los serotipos M1 y M3 y con la producción de exotoxinas pirogénicas, principalmente la SpeA, que pueden actuar como superantígenos”.
Remarcaron que el diagnóstico se hace por el aislamiento del agente en hemocultivos o cultivos de materiales normalmente estériles, y cuadro clínico compatible.
“Los niños sanos pueden ser afectados por este agente y el rango de edad va desde los primeros años y ocurre durante toda la etapa pediátrica”.
“Los adultos también lo pueden padecer. Sin embargo, hay factores de riesgo en niños que lo hacen más frecuente: padecer o haber tenido varicela recientemente, infecciones de piel y partes blandas, infección de herida quirúrgica, infecciones virales previas y alguna condición subyacente relacionada con la inmunidad del paciente”, aclararon desde la SAP.
Por último, los médicos expresaron que: “La puerta de entrada de las infecciones invasivas suele ser especialmente la piel y secundariamente las mucosas. La infecciones invasivas raramente suceden a la faringitis”. 

Claves para el cuidado de niños

Claves para el cuidado de niños
La bacteria causa un amplio espectro de enfermedades, desde cuadros leves como faringitis y escarlatina hasta, en muy raros casos, infecciones invasivas graves.
Las infecciones invasivas graves raramente ocurren después de una faringitis.Cómo actuar anteun cuadro febril 

Cómo actuar anteun cuadro febril
Los padres deben dar antitérmico de uso habitual indicado por su pediatra o hacer baños con agua templada para bajar la fiebre.
Si el niño baja la fiebre y actúa normalmente jugando, saltando y con buen estado de ánimo, deben pedir un turno con su médico pediatra de cabecera, que es quien mejor conoce al niño, llevándolo a la consulta dentro de las 24 horas.
Si no llega a tener turno en el consultorio, concurra la guardia.
La faringoamigdalitis es una patología muy frecuente en pediatría, principalmente entre los 4 y 10 años de edad. El 70% de estos cuadros son virales y sólo el 30% son bacterianos.
La faringoamigdalitis bacterianas son las únicas que necesitan ser medicadas con antibióticos.
En caso de que el pediatra revise al niño y diagnostique una faringoamigdalitis, que puede ser viral o bacteriana, si tiene sospecha de una angina bacteriana, podrá solicitar un cultivo de fauces.
Los tratamientos que se cortan antes de tiempo tienen una mayor probabilidad de recaída, por eso cumpla las indicaciones dadas por el médico.
Siempre hay que estar atento a si el niño continua con fiebre elevada, mal estado general, rechazo alimentario o está muy decaído.
Ante este estado deben concurrir nuevamente a la consulta con el médico de cabecera o a la guardia.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina