Lunes 26 de junio de 2017

Escuela exige a padres de chicos con adicciones que los lleven a Manantial

Viernes 21 de abril de 2017

Rebollo pidió celeridad en la elaboración del protocolo. | Foto: Nicolás Oliynek

“En la escuela exigimos a los padres que lleven a sus hijos con adicciones al Centro Manantial, desconocemos qué herramientas tenemos para proceder de esta forma, pero no tenemos otra manera de ayudar a estos chicos y las familias no siempre responden”, reconoció la directora del CEP 5 del barrio A4, Carmen Morales.
Su relato caló en el auditorio de la Normal Mixta, donde ayer se realizó una mesa de trabajo interinstitucional con el objetivo de avanzar en un protocolo de actuación y prevención de violencia y adicciones en jóvenes. La docentes fue más lejos: “ Todo el grupo de estudiantes sufre las consecuencias de compartir con jóvenes que consumen sustancias, los docentes a veces saben manejar la situación y otras no, también se vive mucha violencia entre las estudiantes mujeres”.
La jornada -que fue la segunda en el año- es una iniciativa de la Red Previo con el apoyo de organismos provinciales y entidades no gubernamentales, que promueve la confección de un mapa de abordaje en situaciones complejas que involucran a niños y adolescentes como peleas estudiantiles, violencia de género, abuso y consumo y venta de estupefacientes.  
La tarea en la mañana del jueves fue diseñar un primer bosquejo por comisiones y con los aportes que puede realizar cada organismo a la hora de intervenir en un caso puntual. 
Durante las intervenciones, educadores y otros actores sociales que trabajan con problemáticas adolescentes sinceraron un escenario de riesgo para los chicos escolarizados y para los que están afuera del sistema. “Droga, delito y ausencia de los padres van de la mano, frente a esto debemos comprometernos más, la escuela hoy ocupa un lugar central para garantizar los derechos humanos de los niños”, sostuvo el juez de menores César Jiménez.   
Por su parte, la diputada y fundadora de Red Previo, María Inés Rebollo, pidió a los participantes que conformen las comisiones y que designen un referente, “la idea es armar una mesa de trabajo donde estén representados todos los actores y así poder avanzar en un mapa o flujograma; será el instrumento escrito y válido en la provincia y estarán involucrados todos los sectores comprometidos con el cuidado de la juventud”.
Y consideró que “buscamos que este proceso de elaboración de la norma o protocolo no se extienda mucho tiempo y que una vez que tengamos la herramienta, nadie, ni un docente, policía, Justicia, gobierno, padre pueda decir no hay que meterse y nuestra meta es que toda la sociedad sepa que puede contar con una red de servicios para ayudar”. 
Por su parte, Carlos Córdoba, docente y parte del Gabinete Psicopedagógico del Ministerio de Educación, actuó como moderador en las alocuciones de los integrantes de las comisiones y en los espacios para las preguntas.
“La propuesta que traemos con Red Previo y Educación es la de bosquejar un mapa con propuestas para la creación de ambientes libres de violencia”.
Para lograrlo, “se organizaron comisiones con ejes claros y específicos para comenzar a trazar un mapa de intervención y prevención, luego a partir de este mapa vamos a establecer cómo vamos a trabajar de manera interdisciplinar y nuestra prioridad es conformar una red de trabajo que permita lograr respuestas de forma integral”.
El funcionario reconoció: “Ya hemos visto que no podemos por separado ni prevenir ni accionar con eficacia, hacemos el trabajo de apagar pequeños incendios que vuelven a surgir y de allí la importancia de conformar este entramado de acción, donde cada organismos tenga bien claro y delimitado su rol”.

Las voces
Rebollo conceptualizó sobre un paradigma de la complejidad, donde todo es inestable, “pero en esta inestabilidad tenemos que buscar cómo podemos comprometernos con medidas de convivencia en las relaciones interpersonales”.  Sostuvo que, “para tener certeza de actuar adecuadamente, debemos conocer la ley, qué hacemos si adolescentes de cinco escuelas distintas se disputan el espacio de la plaza y se detona una pelea entre menores de edad, debemos dialogar con la Policía y con la Justicia, con Derechos Humanos, con Desarrollo Social y Salud Pública, porque es esencial entender cómo proceder con menores”.
A su turno, el juez Jiménez ponderó el alcance de los menores en las estadísticas de comisión de delitos.
“En Misiones tenemos 2% de delitos cometidos por menores sujetos a proceso, es decir, que son mayores de 16 años y se les puede iniciar una causa”.
Continuó: “La sociedad es histérica en su relación con los jóvenes, permanentemente quiere privarlos de la libertad,  y una vez que están presos los quieren libres”.
Con esa sentencia, introdujo la temática de la diferencia entre los delitos cometidos por menores de 16 años, que son no punibles, y por ilícitos adjudicados a mayores de 16, que sí son punibles penalmente. 
“Si tenemos chicos que consumen pastillas, que tienen adicción a sustancias y tienen 15 años o menos, un juez no puede ordenar su internación, puede aconsejar a la familia pero no puede imponer”. Respondió así las inquietudes de los docentes sobre los adolescentes que asisten a la escuela con signos de haber consumido alguna droga.
“Hoy la escuela no es la misma que años atrás, hoy la sociedad ha puesto a esta institución en el centro de la vida de los niños y jóvenes, no puede haber jóvenes afuera de la escuela y, por otro lado, tiene que haber cada vez más un compromiso con estos niños y adolescentes a los que los padres les soltaron la mano”.
En esta línea, contó: “Hay padres que no responden al llamado de la escuela, en mi área conozco padres que dicen ‘déjelo preso unos días así aprende’”.
Por último, la médica Viviana Ramírez, de Atención Primaria de la Salud, expuso: “Es cada vez más común que vengan los padres con chicos de 12, 13, 14 años y quieran internarlos por su problema de adicción, la cuestión es que se los puede tratar para desintoxicar, pero esa no es la solución y las familias parecen querer sacarse la responsabilidad de encima”.
Luego de las intervenciones, se conformaron las comisiones que armaron propuestas para socializar y presentar una síntesis de lo tratado.
La próxima reunión será el viernes 12 de mayo en el auditorio de Jefatura de la Policía de Misiones.

“No a cualquier precio”

Los directores de escuela presentes en la jornada resaltaron el trabajo en red que vienen realizando hace años para frenar la violencia entre estudiantes y la colaboración de la Policía Comunitaria. La directora del Martín de Moussy, Gladis Ledesma, referente de Red Previo y presidente de la Asociación de Directores de Secundaria, en diálogo con El Territorio sostuvo que “la jornada fue muy positiva porque conocimos muchos organismos que tienen profesionales y espacios para ayudar a trabajar problemáticas de los adolescentes y niños”. Y agregó que en su escuela les ha tocado acompañar a alumnos a Manantial. “El chico debe estar en la escuela, pero no a cualquier precio, a veces es mejor que esté atendido en su problemática, que se pueda tratar y curar y sin estigmatizar ni criminalizar, esa es la tarea que nos convoca”.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

 
Alaita Clasificados
Revista Aniversario Diario el territorio
Guía de compras y servicios