Pediatría no repunta y no se completó ni la mitad de los cupos para residentes

Jueves 25 de abril de 2019 | 06:30hs.
Esteban Bueseck

Por Esteban Bueseck interior@elterritorio.com.ar

Unos 160 profesionales vinculados a la salud se presentaron a rendir ayer los exámenes para acceder a los cupos en las distintas residencias del sistema público de Misiones. De ese total, 90 son médicos egresados de universidades de otros puntos del país y el resto se dividen entre bioquímicos, psicólogos, enfermeros y trabajadores sociales, entre otros.

La evaluación se concretó en la Universidad Católica de las Misiones (Ucami) y si bien hay solamente seis cupos para ingresar a la especialización en Anestesiología, “fue la que más convocó, como todos los años. Hay 17 inscriptos para seis cargos y la que menos tiene es Pediatría, hay seis inscriptos para 18 cargos”, precisó el director de Recursos Humanos del Ministerio de Salud Pública, Javier Mattivi. Estos números son una constante en los últimos años.

Ahora las evaluaciones a las que fueron sometidos los profesionales de la salud serán remitidas a la Capital Federal para una lectura óptica y se estima que hoy por la noche estén los resultados, que recién serán comunicados la semana próxima. De aprobar, los futuros especialistas serán entrevistados el martes 30 por los jefes de servicio de cada especialidad y si pasan esa indagatoria podrán firmar contrato con el sistema público y elegir uno de los hospitales de la provincia donde se realizan las especialidades. Se estima que todos los aspirantes comiencen su especialización básica o postbásica el próximo 1 de junio.

Poca atracción

Consultados sobre por qué los futuros trabajadores de la salud copan disciplinas como Anestesiología o Diagnóstico por Imágenes, que todos los años tienen más inscriptos que la cantidad de lugares disponibles, Mattivi reflexionó: “Los médicos que terminan prefieren especialidades invasivas, la parte económica incide mucho y Pediatría es una especialidad linda, crítica a nivel país, no sólo en Misiones, y la cantidad de inscriptos es baja acá como en las otras provincias”.

Además señaló que se está trabajando sobre la cuestión económica para incentivar a que los galenos elijan esta disciplina, que es muy necesaria en toda la región.
Por su parte, Rodolfo Fernández Sosa, subsecretario de Recursos Humanos del Ministerio de Salud Pública, aseguró “que casi 100 médicos que concursan es una muy buena noticia, sin contar con los egresados de la Ucami que a partir del año próximo ya van a ser parte de este concurso también”.

Además, aclaró que quienes no ingresen a la residencia por no quedar en los primeros puestos en el orden de mérito “pueden optar por alguna otra residencia, este examen ya es válido para eso, si queda cupo en otra residencia pueden ingresar allí. Si después de que se dio esa segunda opción todavía quedan vacantes, ahí se puede llamar a otro concurso, eso generalmente lo hacemos en julio”.

Coincidió en que las especialidades críticas son Tocoginecología, Pediatría y Medicina General, “ahí no se completan los cupos con la cantidad de aspirantes. Creemos también que es una cuestión de vocación y además las ciencias médicas se dividieron en diferentes disciplinas entonces los médicos optan por algunas más técnicas como el manejo de equipamiento informático o de alta tecnología más que las ciencias médicas básicas”.

Novedades
Entre las novedades este año estuvieron Oftalmología, que “también es nueva en la provincia, hace tres años tratamos de abrirla, el servicio está muy bien equipado, hay muchos profesionales de planta y bien capacitados. Estamos haciendo cirugía de ojos, injerto de córneas y teniendo todo eso se decidió desde el Ministerio de Salud hacer la apertura de la residencia y hay dos inscriptos para un cargo”, contó Mattivi.

En tanto en Cirugía Cardiovascular hubo un inscripto para un cargo, en Infectología dos inscriptos para un cargo. Y Neumonología, que también es nueva, tuvo tres inscriptos para dos cargos. Además Nefrología, que antes se daba en el ámbito privado, desde este año también estará en el sector público. “Fue buena la convocatoria para las residencias nuevas, sacando a Emergentología que no hubo nadie”, dijo Mattivi.

En la actualidad, en la provincia hay casi 250 residentes en formación en los tres hospitales que están dentro del Parque de la Salud, el Carrillo y los Samic de Oberá, Eldorado y Puerto Iguazú. “Misiones invierte casi 50 millones de pesos en salarios por año en este proceso de formación académica y a partir de este 2019, con el apoyo de la Fundación Parque de la Salud, se pudo generar y abrir residencias de posgrado como Neumonología, Terapia Intensiva Pediátrica, de Adultos y Cardiología. Y también la fundación apoya el financiamiento de los residentes”, precisó Fernández Sosa.

Los residentes tienen un régimen full time. Las residencias básicas se pagan en promedio unos 26.000 pesos con fondos nacionales y provinciales.
Una vez concluida la residencia, que demanda entre tres y cuatro años, el Colegio de Médicos le da al profesional el título de especialista.

250

Proceso formativo.
En estos momentos hay unos 250 médicos en las distintas residencias que se realizan en los centros de salud misioneros. Cada especialidad demanda entre tres y cuatro años.

“Se necesitan médicos de atención primaria”

El médico José María Blariza, director de la carrera de Medicina en la Universidad Católica de las Misiones (Ucami), coincidió en que la atención primaria de la salud (APS) no atrae a los profesionales y habló sobre cómo esta casa de estudios trabaja para que sus primeros médicos, que egresarán en diciembre de este año, se vuelquen hacia esas especialidades, que son primordiales para el sistema sanitario.

“Una especialidad con poca convocatoria es APS, médico generalista, todos quieren ser especialistas, cirujanos cardiovasculares, plásticos, pero lo que el país y la provincia necesita básicamente es APS, porque una medida que se toma en APS beneficia a millones de personas y el mejor especialista puede curar a uno”, sostuvo el docente y galeno.

“La forma que tenemos de dar todas las medicinas sanitarias durante la carrera es con todo lo que sea políticas estratégicas de salud. Siempre al alumno se le da la visión de lo que sería la primera fase de la atención. Tratamos de no sólo enseñarle lo que corresponde a una especialidad y en la última parte de la carrera, que es el internado rotatorio, rotan también por APS”, indicó.

Además, Blariza contó que ya tienen una primera camada de estudiantes cercanos a recibirse, que comenzaron el proceso rotatorio por siete especialidades básicas, que es obligatorio antes de tener el título de médico y están conociendo de cerca cómo es el sistema sanitario de Misiones.

“Los mandamos al interior y ven cuál es la realidad de los hospitales del interior y están muy contentos con eso, porque se encuentran haciendo sus primeras armas -siempre con instrucción, no están solos, porque no son médicos todavía- y vemos como muy positivas esas rotaciones”, agregó y contó que cada año entran 80 jóvenes a la carrera, que tiene cupos limitados y un 10% se reserva para extranjeros y quienes llegan desde otras facultades.

Los alumnos de universidad, de donde saldrán los primeros médicos formados netamente en Misiones, están rotando en Puerto Iguazú, Campo Grande y Apóstoles, además de Posadas.

“Además nuestros alumnos tienen una materia optativa que se llama Medicina Tropical, por eso notamos que los alumnos de acá reciben una instrucción que a lo mejor son guías para la Argentina, porque en otras facultades no hay estas especialidades”, dijo sobre la formación que tienen los estudiantes con patologías propias de la región.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina