Por derrame en el Caraguatay, peces muertos y niños con erupciones

Sábado 14 de abril de 2018 | 13:15hs.
Vecinos del barrio Línea Chica, en Montecarlo, denunciaron la contaminación del arroyo Caraguatay, en el que flotaban peces muertos. Niños contrajeron erupciones y heridas en la piel tras tomar contacto con el agua, y los pobladores ven allí una relación causa-efecto. Un derrame de la fábrica de fécula -luego subsanado- habría originado la anómala situación.

En la zona viven más de 50 familias, cuyos integrantes usan el arroyo para lavar ropa, dar de beber a su animales y también refrescarse los días de intenso calor. 
Por constituir un recurso imprescindible, decidieron hacer la denuncia y dejar constancia de la irregularidad, de manera que las autoridades tomen las medidas correspondientes.

El presidente de la comisión barrial, Issac Aquino, manifestó que junto a los peces detectaron líquidos de extraña apariencia. Tras seguir el rastro por el cauce del arroyo, llegaron a los piletones de la planta procesadora de mandioca perteneciente a la Cooperativa Agrícola Mixta de Montecarlo.

En tanto, desde la entidad cooperativa, el gerente Hugo Reckziegel explicó: “Después de que los vecinos hicieron la denuncia, se apersonó la Policía a la fabrica e inmediatamente subsanamos el inconveniente, porque tampoco nos habíamos percatado que había un derrame hacia el arroyo”. 

Detalló que “se había trancado un (conducto en forma de) caracol que llevaba los desechos a la piletas, esto hizo que se desbordara” y los líquidos alcanzaron el curso de agua.

“Siempre somos cuidadosos de esto, pero en esta oportunidad jamás pensamos que iría  suceder esto. Justo estamos cambiando la membrana de los piletones  y por eso estábamos utilizando un piletón alternativo hasta terminar la tarea. No nos percatamos el inconveniente en la salida y pedimos disculpas a los vecinos”, completó Reckziegel.

La Cooperativa Agrícola tiene un sistema de aprovechamiento de los gases que producen los desechos, con los cuales se ponen en funcionamiento las calderas, y el recambio de membranas era fundamental, puesto que el material retirado llevaba unos diez años.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina