Posadas Rugby, el club que busca resurgir

Viernes 19 de julio de 2019 | 09:30hs.
Facundo Alzaga

Por Facundo Alzaga deportes@elterritorio.com.ar

Franco Leiva y Juan José Lencina son dos rugbiers misioneros que la vienen peleando a pulmón para hacer resurgir el Posadas Rugby Academia, un equipo que dejó de existir de forma independiente hace algunos años cuando se fusionó con lo que hoy es Lomas Rugby, club ubicado sobre la avenida Jauretche que antes pertenecía a Posadas Rugby.

Con el correr del tiempo, Franco (27) y Juan José (29), junto a otros ex jugadores y el presidente Marcelo Gramber, sintieron que tenían que recuperar ese sentido de pertenencia y pusieron manos a la obra.

Lo que los motivó es su pasión por el deporte y el amor al club. Así fue que, de a poco y con un trabajo casi de hormiga, empezaron a convocar chicos en los barrios, utilizando el rugby como una herramienta social de integración.

A fines de 2015 se empezó a gestar lo que hoy continúa en proceso de formación y que ya tuvo varias idas y vueltas. Con participación en algunos torneos de Urumi, pero con bajas en otros debido a la falta de jugadores e infraestructura.
 
Con eso deben lidiar cada día quienes buscan que Posadas Rugby vuelva a ser lo que alguna vez fue. “Primero se armó un equipo de veteranos conformado por ex jugadores, pero de a poco se fueron sumando jóvenes y la idea fue hacer un resurgimiento completo, con todas las categorías”, contó Franco Leiva.

“Es complicado porque son varios los clubes que hay en Posadas. Nuestra idea está basada en hacer un rugby social y apuntamos a eso. A buscar chicos en los barrios que vienen de un origen más humilde. Tratamos de sumar a esos chicos y ayudarlos. Muchos no conocen el deporte y les sirve para probar, algo así pasó con el rugby femenino”, acotó Lencina.

Ambos hacen las veces de entrenadores de las distintas categorías y también del equipo femenino, que no pudo participar del último torneo provincial justamente por falta de chicas para completar el plantel.

“Estamos en un proceso de desarrollo, nos cuesta mucho juntar gente. Somos aproximadamente 50-60 personas en total. Nuestra idea es atraer gente”, expresaron los deportistas.

Hace un par de semanas, ese trabajo que vienen haciendo hace cuatro años comenzó a dar sus frutos cuando consiguieron una cancha en la cual entrenar y jugar, sobre la calle 150, en el barrio Bella Vista, porque hasta el momento lo venían haciendo en una plazoleta ubicada en el barrio Hermoso.

“Somos nosotros los jugadores los que nos movemos para que esto crezca. Nuestra cancha estaba en refacción y por eso teníamos que entrenar en una plaza. Necesitamos tener nuestra cancha porque eso es lo que le da el sentido de pertenencia a un club. Si andamos recorriendo plazas, nunca vamos a poder generar un sentido de pertenencia con los chicos”, aseguró Lencina, quien también sumó a su hermana Malena al equipo femenino.

“La idea es volver a tener un club armado y con una buena infraestructura. El sueño más inmediato es terminar la cancha y que los chicos se sientan identificados. Para los chicos es más fácil ir a un club que está armado y tiene otra infraestructura, eso es entendible”, profundizó.

El primer paso de conseguir la cancha ya está dado, ahora deberán seguir trabajando como lo vienen haciendo para poner todo en regla y prolongar ese sueño de poner nuevamente de pie a Posadas Rugby. Lo que no se puede dejar de valorar es el esfuerzo y el sacrificio que ponen estos deportistas por el deporte y el club que aman.

“Lo que nos motiva para hacer esto es el amor al deporte y la pasión por el club. No haríamos esto si no fuese por Posadas Rugby. También nos ayuda el hecho de ver el progreso de los chicos que se acercan a jugar al rugby.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina