Recomendaciones para el lavado del pelo

Viernes 9 de noviembre de 2018
Lavado diario.
Al contrario de la creencia popular, la higiene diaria del cabello es fundamental. Sucede que el cuero cabelludo es una extensión de la piel de la cara y, al igual que el cutis, hace falta mantenerlo libre de impurezas y rastros de grasitud. Además, la falta de higiene permite los depósitos excesivos de sebo, suciedad y restos de células muertas en el cuero cabelludo.

Productos para cada necesidad.
El shampoo debe ser adecuados a las necesidades de ese momento del cuero cabelludo (seco, sensible, graso, con caspa, entre otras características) y el acondicionador, según el estado del cabello (seco, teñido o normal).

El cuero cabelludo se acostumbra.
Si bien es cierto que después de usar por mucho tiempo el mismo producto puede ser que el pelo no quede igual, esto no se debe al acostumbramiento. La razón estará en que el cuero cabelludo cambió sus condiciones y por lo tanto, requiere de otros principios activos.

Shampoo dos veces.
Siempre es bueno hacer dos aplicaciones de champú. La primera limpiará y la segunda tratará.

Prestar atención a la temperatura.
Si el cabello se ve muy frágil o el cuero cabelludo presenta sensibilidad o está reseco, es adecuado evitar el lavado con agua muy caliente.

Paso previo.
Antes de colocar el acondicionador, es importante secar el cabello con una toalla, muy cuidadosamente y sin refregar. Las fibras capilares son permeables al agua y si no se quita el excedente, el acondicionador no se absorberá de forma correcta.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina