Reinicke reveló que no contaban con la presencia del sereno

Miércoles 8 de agosto de 2018 | 02:00hs.
Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá


Abrumado por los indicios en su contra, el brasileño Carlos Eduardo Reinicke (36) reconoció que la banda que intentó copar la cárcel de Oberá no contaba con la presencia de un sereno en la obra en construcción que se encuentra en el mismo predio.
Un detalle que terminó siendo determinante en el resultado final de la ecuación, ya que al ser abordado por los encapuchados el trabajador alertó a la guardia, lo que posibilitó repeler a tiros el ataque.
Según fuentes del caso, en un portuñol cerrado, Reinicke precisó que conocían de la existencia de la citada obra y el plan contemplaba esconderse allí hasta la hora de dar el golpe. Sabían que a las 22 comienza el horario de descanso y se redoblan las medidas de seguridad, por eso actuaron a las 20.30, según lo planificado.
“Pero se vieron sorprendidos por el sereno que trabaja en el lugar y cuando trataron de reducirlo el hombre se resistió y se defendió con una picana. Dio aviso a la guardia y frustró el copamiento. Reinicke dijo que no pensaron que habría un sereno porque la obra está en la propia cárcel y nadie va a robar ahí. Y cuando lo abordaron tampoco creyeron que se iba a resistir porque es un civil, pero nada salió como pensaron”, subrayaron.
Al ser repelidos por la guardia, los maleantes escaparon con dirección al remís que secuestraron en el centro, pero al llegar al lugar donde quedó estacionado observaron la presencia policial y tuvieron que escapar a pie, según precisó el detenido.
En tal sentido, como Reinicke es quien mejor entiende y habla castellano, se separó del grupo para buscar ayuda con el contacto local.

“Están perdidos”
Si bien al ser conducido ante la jueza de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat, el sujeto se negó a declarar, su testimonio en sede policial permitió obtener importantes datos sobre los demás integrantes de la banda.
“Lo único que se puede decir hasta el momento es que todos tienen antecedentes y son muy peligrosos”, alertó una alta fuente policial.
Asimismo, el detenido comentó que los integrantes de la banda no conocen la zona y que “vinieron sólo para hacer el trabajo”, es decir rescatar por la fuerza a su compatriota Vanderlei “Vando” Lopes (32), un peligroso ladrón de bancos del vecino país.
Por ello, para los investigadores los tres evadidos continúan por la zona de Oberá, avanzando lentamente por montes y plantaciones de las afueras.
“Están perdidos, no conocen nada”, explicó el mismo vocero. De todas formas, a pesar de los rastrillajes, hasta el momento la búsqueda resultó infructuosa. 

Yoni no declaró
Por otra parte, en la víspera el considerado como contacto local de los brasileños, Yonatan Andrés S. (22), alías Yoni, se negó a prestar declaración indagatoria ante la magistrada y su imputación sería inminente.
Tal como publicó este medio, el sujeto es familiar de varios penitenciarios y de un interno alojado en la Unidad Penal II.
Asimismo, el padre de Yoni purgó una condena por narcotráfico en el penal federal de Candelaria. En tanto, el ahora sospechoso de colaborar con los brasileños también posee antecedentes penales.
Su captura se produjo el jueves pasado, luego de que una vecina de calle Ecuador comentó que un brasileño estuvo preguntando por él. A la mujer le llamó la atención que el sujeto estaba sucio y visiblemente nervioso.
El que preguntó por el obereño habría sido otro que Reinicke, prófugo en Brasil y detenido el martes pasado en Oberá, en cercanías al Jardín de los Pájaros.
Luego se estableció que se trata de una pieza clave en el esquema de la banda de los hermanos Vando y Rudinei ‘Gordo’ Lopes (37). 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina