Respirar de forma correcta te ayuda a concentrarte

Martes 15 de mayo de 2018 | 23:30hs.

Sabemos que aprender a respirar bien tiene grandes beneficios para nosotros, como ayudarnos a relajarnos, o activar distintas áreas de nuestro cerebro. En los últimos años, además, la meditación, el Yoga o el mindfulness, entre otras actividades que requieren control de la respiración, han ido tomando fuerza como actividades para ayudarnos a centrarnos y relajarnos. Ahora, un nuevo estudio explica en qué proceso cerebral podría influir la respiración y por qué nos ayuda a concentrarnos.

El equipo de Melnychuck, de la Trinity College Dublin, indica que podría existir una unión neuropsicológica entre la respiración y la atención. Encontraron que los participantes que se concentraban de manera adecuada en tareas que requerían mucha atención mostraban una mayor sincronización entre sus patrones de respiración y sus patrones de atención que aquellos participantes que tenían más dificultades para concentrarse.

Estos investigadores refieren que este efecto podría deberse a que la respiración afecta directamente a los niveles de noradrenalina. Esta se libera de manera natural cuando nos sentimos retados, cuando sentimos curiosidad, cuando hacemos ejercicio, estamos centrados o emocionalmente activos. Si se libera en niveles adecuados ayuda al cerebro a crear nuevas conexiones. Sin embargo, cuando estamos estresados o nerviosos podemos liberar demasiada noradrenalina, lo que dificulta la concentración. Por el contrario, cuando nos sentimos perezosos o poco activos, liberamos poca noradrenalina y, por tanto, también nos cuesta concentrarnos.

Según estos investigadores, la respiración podría influir aquí, afectando directamente a la química de nuestro cerebro, ayudando a regular la liberación de noradrenalina, de manera que podría mejorar nuestros niveles de atención.

Más allá de la concentración, los investigadores indican que, dado que la noradrenalina ayuda al cerebro a crear nuevas conexiones, y dado que la respiración podría ayudar a liberar las cantidades adecuadas de noradrenalina, el cerebro podría verse beneficiado, manteniéndose más joven y sano.

Esta es, que sepamos, la primera investigación que encuentra una conexión entre la respiración y los niveles de noradrenalina por lo que todavía son necesarios nuevos estudios que confirmen o desmientan los resultados de estos últimos.

Escriben en Vitónica que en cualquier caso, parecería que respirar es algo innato que todos sabemos hacer, pero la realidad es que siempre podemos aprender a respirar mejor. Ser capaces de controlar nuestra respiración y hacerlo de manera adecuada es realmente importante y, ahora, podría ser que incluso nos ayudara a mantener nuestro cerebro más joven y sano.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina