Rock por banda ancha

Viernes 5 de octubre de 2018 | 02:00hs.
Richar Vera

Por Richar Vera sociedad@elterritorio.com.ar

El 19 de octubre Guasones volverá a Posadas y tocará con los locales de Impuntuales como teloneros. A pocos días de la fecha, el programa Apocalipsis en el bar de Radioactiva 100.7 charló con el guitarrista Maximiliano Tym. El músico lleva como apellido el apócope de Timczyszyn, palabra que suena a polaco. “Pero es ucraniano”, corrige el músico. “Aunque es cierto que hay más Timczyszyn en Polonia. Sería como del mismo barrio” agrega. Justamente Tym habla con la sencillez del barrio y con esa simpleza pone el swing correcto a la guitarra de Guasones, la banda que cumple 25 años.

En sus inicios y como muchas otras bandas que se iniciaron de abajo, hubo trabajos de todo tipo para que los fines de semana quedara tiempo para cargar los instrumentos a un coche de alquiler y salir a tocar. A comienzos de la década del 90, el cantante Facundo Soto y  Maxi Tym atendían tras el mostrador de un ciber de La Plata. En sus turnos cobraban la hora de internet a los pibes que tecleaban ilusiones. Un delirio de mostrador era tocar en Obras. No obstante entre hoy y mañana volverán a ese espacio, con localidades que fueron agotadas. La primera experiencia delirante en el Templo del Rock ocurrió en 2006, año en que llenaron de fechas por todos los puntos cardinales. “Para nosotros llegar a Obras era lo máximo. Era como grabar un disco. Eran los dos puntos más altos para llegar. En el sueño, al menos”, apuntó Tym.

Pero no todos los recitales resultan para el buen recuerdo. “Hubo conciertos ridículos, que llegamos y no había nadie”, reconoce Tym. Eran “con mucha más gente arriba del escenario. O un lugar lleno de gente y cuando empieza a tocar la banda se va toda la gente. Y cuando termina; vuelven”, evoca riéndose Maxi.
¿Cómo se remontan ninguneos así? “Hay que estar preparados”, afirma. “Cuando uno se sube al escenario, el que está al otro lado puede que no esté con ganas de ver una banda. Sobre todo en lugares donde no son específicamente de bandas. Por ejemplo donde la gente va a bailar, a tomar algo. Y de repente estamos tocando. Así también una banda se va forjando”.

El año pasado, el grupo del comodín publicó Hasta el final, un disco colmado de canciones con aires hiteros. Entre ellos está HDP, un hard rock que dice “Tus promesas las escuché/ tus mentiras creo que también/ sos un dandy mirá como va/ mientras afuera el pueblo se muere de hambre/ no quiero volver a ver un chico más en la calle”. A mediados de septiembre, Guasones publicó en Instagram un videoclip de HDP, con imágenes de Fernando de la Rúa, Mauricio Macri, Cristina Fernández y hasta Nicolás del Caño.

Para Tym “es ponerle cara a algo que no tiene cara”. No es nihilismo como predominaba hace veinte años atrás, según reconoce Maxi. “Estaba más que claro que era algo que no tenía cabida para la adolescencia. Cosas que cambiaron, por suerte. Yo tengo mis preferencias políticas y los chicos las suyas. En montón de cosas coincidimos y en otras no. En lo musical coincidimos y es lo más importante”.

A un cuarto de siglo en la ruta del rock vernáculo, podrían sumarse más años al calendario de Guasones. “Mientras esté la música por delante como ahora, la disfrutemos y la pasemos bien tocando, todo lo demás se vuelve más sencillo. Porque somos humanos y la música te fortalece. Si no se cae un avión o pasa algo raro en el camino”, cerró. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina