Secuestro o escape: la misteriosa desaparición de una joven en Wanda

Lunes 17 de junio de 2019 | 03:00hs.
El paradero de Melany Schendelbek es una verdadera incógnita.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

La ubicación de Melany Michelle Schendelbek (20), oriunda de Wanda, es un misterio desde el último jueves y autoridades la buscan en diferentes puntos del país. La investigación policial estableció que se tomó un colectivo a Córdoba, pero su familia, mediante mensajes recibidos del teléfono de ella, cree que está secuestrada en Paraná, Entre Ríos.
Según denunció su padre, Miguel Óscar Schendelbek, Melany salió de su casa del barrio San Antonio sin dar ningún aviso previo. La última conexión de la joven esa tarde fue cerca de las 16.01 y a sus padres le pareció raro que no volviera a su casa para ir a la iglesia, como habían pactado.
Así, una vez que regresaron cerca de las 20 y comprobaron que no estaba, empezaron a preocuparse. Según contó el denunciante a El Territorio, ante consultas a los amigos de Melany, estos dijeron que ella había recibido mensajes con amenazas, por lo que de forma inmediata se fue a radicar la denuncia. 
“Desde la hora que yo me fui a hacer la denuncia estuve hasta las 2 de la madrugada con el WhatsApp abierto de ella para ver si se ponía en línea y ahí delante nuestro, con el comisario de testigo, vimos que se puso en línea y escribió”, detalló el padre de la desaparecida, Miguel Óscar.
Más allá de eso, el entrevistado aclaró que desde el teléfono de la joven recibió algunos mensajes antes de esa conexión, pero que considera que no eran de Melany. Esa comunicación de la madrugada, para él, fue distinta porque le hizo pensar “apa, esta sí es mi hija”. 
“De golpe empezó, ‘Ayuda!’, me dijo, y por la forma que escribe me di cuenta que era ella. Me dijo que de golpe estaba en Entre Ríos, que se despertó ahí  y que estaba en un auto gris. Yo le iba preguntando y me decía que era una -Volkswagen- Surán y que le estaban dando suero, la estaba falopeando”, agregó con preocupación.
Además de esos datos, también describió a un señor grande y una casa de madera. Ante eso, el hombre tomó la denuncia, cargó sus cosas y se fue a Paraná con quien sería en la actualidad la pareja de su hija -aunque aclaró que hace poco se “habían dejado” -, un joven que trabaja con él en su casa. 
En la capital entrerriana el señor Schendelbek concretó las denuncias correspondientes en diferentes dependencias policiales de varias fuerzas. Recién ayer a la tarde, cerca de las 19 y después de tres días sin dormir, volvió a Wanda, donde aguarda novedades. 
Ahora el teléfono de su hija ya no tiene WhatsApp. 
Según relató Miguel Óscar, la joven se había inscripto en un curso de Asistente de Farmacia y empezó a vender diferentes cosas para cubrir las cuotas y demás gastos como una computadora. “Vendió todo lo que quería vender y ese día desapareció”, agregó. 

La investigación policial
El caso está siendo investigado por diferentes dependencias de la Unidad Regional V de Puerto Iguazú, además de la División Búsqueda de Personas de la Policía de Misiones y, según pudo indagar El Territorio en base a fuentes de mucha confianza, las hipótesis se alejan cada vez más del relato del padre.
Si bien hasta el momento nada fue descartado por los pesquisas,  las averiguaciones pertinentes indican que Melany compró unos zapatos en la tarde de ese día y después se fue a la terminal de Wanda. Siempre sola, pagó un pasaje a Córdoba y abordó la unidad sin inconvenientes. 
Al cierre de esta edición una importante fuente adelantó que los investigadores supieron, mediante testimoniales, que la joven no se bajó en Entre Ríos y siguió el viaje normalmente. 
Otro dato destacado por los investigadores y el padre de la joven desaparecida es que estuvo casada por un tiempo, pero esa relación se terminó porque “nunca funcionó el matrimonio”, según dijo Schendelbek. El hombre deslizó sospechas sobre el ex marido de su hija, pero los investigadores lo ubicaron en la provincia. 
Por ser un posible caso de Trata de Personas, interviene el Juzgado Federal de Eldorado. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina