Semana rosquera de la patria

Domingo 26 de mayo de 2019 | 05:00hs.
Todo el proceso de la independencia de la Argentina comenzaba hace más de 200 años. Una jornada como la de ayer (25 de mayo) representaba el primer paso y el símbolo de una de las fechas patrias más importantes para la República. Implicaba el comienzo de lo que fue la independencia del país, que en forma posterior se declararía el 9 de julio de 1816. Como consecuencia de la serie de eventos históricos de mayo, se instauraba en el país la soberanía y se establecía desde entonces que los representantes debían ser elegidos por el pueblo. A su vez -y allí radica el poder de la historia-, dejó múltiples enseñanzas, razón por lo cual mayo sigue representando un mes con fuerte simbolismo, en especial en lo político partidario, económico y social. Nadie puede dejar de tener presente, que hace una semana, -el sábado 18- con el inicio de la Semana de Mayo, Cristina Fernández daba a conocer al país que sería Alberto Fernández el candidato a presidente. Ello además de dejar constancia que justamente un día como ayer, 25 de mayo, se cumplían 16 años en que Néstor Kirchner asumía como presidente de un país devastado, afirmaría la ex presidenta que desde su reaparición en la escena pública confirmando que sería candidata centralizó la atención de todos como sucedió con Alberto Fernández. Desde entonces, se movieron todas las fichas del tablero político en el país. El terremoto que generó Cristina con su anuncio, no sólo terminó con múltiples especulaciones, sino que apuró reuniones durante toda la semana. También se borraron aquellas estimaciones que una fórmula que no encabezara Cristina Fernández perdería interés de la ciudadanía. Al contrario, según los primeros estudios cuantitativos, se observa que, de mínima, la nueva fórmula proponiendo a Alberto Fernández como candidato a presidente no perdió ningún voto de lo que traía Cristina por si sola. Consultores como Gustavo Córdoba, en su última medición, afirman que aumentó unos puntos. Está claro que, a muchos sectores, incluido a los estrategas del Gobierno de Cambiemos, tomó por sorpresa la fórmula y que Cristina decidiera no buscar un nuevo mandato. Desde ese espacio comenzaron a notar además que hay argumentos que fueron perdiendo solidez de parte de la ciudadanía, como aquello de intentar amenazar que el destino con el anterior gobierno era ir directo a Venezuela o lo que aún mantienen como para infundir temor a los votantes, de futuro versus su pasado. 
El presente económico de todos los argentinos es tan malo que se impone con fuerza. El presidente Mauricio Macri y sus funcionarios vienen sosteniendo desde diciembre que ese mes se tocó el piso de la crisis y que ahora, de cara a las elecciones de octubre, la actividad comenzaría a dar signos de recuperación. Sin embargo, ello no sucedió. Todos los pronósticos oficiales son derivados por la realidad. El incumplimiento de las promesas no hace más que cargar de frustraciones a un pueblo que había depositado toda su fe y esperanza, que con Cambiemos vendrían tiempos mejores. Antes que buscar salida, desde el Gobierno intentan aplazar las expectativas y cada tanto, hacen afirmaciones que no pueden concretar como aquello de que “la recesión terminó”. Esta semana nuevos datos oficiales del Indec dieron cuenta que la economía registró en marzo su undécima caída consecutiva y marcó una baja interanual de casi 7 puntos. Representaron cuatro trimestres seguidos en baja, sumado esta vez que la caída también fue a nivel intermensual. Son cuatro trimestres seguidos de recesión. 

Cambiando a cambiemos
Además del problema económico y la crisis del país que no le encuentra salida, a Cambiemos se le sumó -como se indicó en la Semana de Mayo-, la reaparición estratégica de Cristina Fernández impulsando a otro como candidato a presidente. Esto generó durante toda la semana turbulencia y tensión en las filas de Cambiemos. Primero intentaron autoconvencerse, por la propia bajada de línea de Marcos Peña, que no pasaba nada, que todo seguía igual. Pero quedó más que evidente que todo está en revisión. De la primera y desgastante ratificación que Macri es el candidato hasta analizarse con seriedad de que baje la postulación. Como alternativa siempre está María Eugenia Vidal, el llamado plan V de quien se lanzó por ahora como bomba de humo, que podría ser la vice de Macri. Por ahora, fue intentar probar terreno en tierras movedizas, cuando además los socios de la coalición se preparan para definir estrategia.

La convención
Efectivamente mañana lunes se realizará la convención nacional radical en Costa Salguero. En el encuentro se busca definir la postura, la continuidad o ruptura dentro de Cambiemos. En un encuentro similar realizado en el 2015 en Gualeguaychú, se había decidido avanzar en lo que luego sería Cambiemos. En lo electoral resultó exitoso, pero en la gestión ya se habló de los resultados decepcionantes en lo económico. Esto tendrá su propio peso en la convención, de allí que haya al menos tres propuestas que se debatirían: está la posición más dura encabezada por el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, quien propone una nueva coalición para participar de las elecciones, tentando a ser parte al ganador de las elecciones de Córdoba, Juan Schiaretti y al por ahora indeciso ex ministro de Economía, Roberto Lavagna; se entiende que esta estrategia podría representar la defunción de la marca Cambiemos, que además se fue desdibujando en las provincias. Esto obligaría a ir a las Paso, donde se lo ve más interesante a Vidal que a Macri. En la segunda postura, entre los que se encuentra el dirigente Ernesto Sanz, también se mencionan las Primarias y ampliación, pero dentro del esquema actual y respetando lo acordado hace cuatro años y añadiendo un programa común. 
La tercera postura es la que está provocando más temblor. Se trata del grupo minoritario, pero a su vez más radicalizado, donde se encuentran reconocidos dirigentes como Ricardo Alfonsín y hasta el vicepresidente del Comité Nacional, Federico Storani, que proponen terminar con la alianza, es decir romper con el macrismo y la Coalición Cívica y armar otro esquema, donde también se habló de incorporar a socios como Roberto Lavagna. En definitiva, si se impone una de las tres posturas Cambiemos, quizás ya no sea el mismo.

El partido del balotaje
Los cuatro fundadores del otro espacio peronista denominado Alternativa Federal, Juan Schiaretti, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Ángel Pichetto, mantuvieron un nuevo encuentro en Buenos Aires. En este espacio que contaba en los orígenes con el apoyo de los gobernadores peronistas e independientes, también se sintió el cimbronazo de la fórmula Fernández-Fernández y se aceleraron los tiempos de definiciones. El encuentro comenzó con una foto provocativa y que no cayó bien entre el peronismo: fue la de Schiaretti y Macri. Saben que desde Cambiemos apelan a todas las estrategias para que el peronismo vaya dividido pensando en la segunda vuelta. La jugada ya fue interpretada y muchos dirigentes nacionales justicialistas salieron a decir que el límite es Macri y no un compañero. Si se desgranara el peso electoral de cada uno de los socios fundadores, se notaría que tienen buena prensa, pero pocos votos, según demuestran además las encuestas semanales. El único que sobresale es Massa, con votos propios y de allí, el tironeo de todos los sectores. El caso del gringo Schiaretti, tras el aplastante triunfo en Córdoba parecía que se devoraría al PJ; pero hasta ahora no pudo armar nada e hizo al menos un llamativo llamado a la solidaridad, convocando por televisión a Marcelo Tinelli y a Daniel Scioli. Además, hay que recordar que Schiaretti al no haber jugado para el Frente para la Victoria, facilitó el triunfo y la llegada de Macri al poder en el 2015. A su vez, tampoco pudo cerrar nada con Lavagna que pide ser ungido y no ir a internas. Al parecer espera eso del peronismo y radicalismo. Además de la convención se espera el congreso del Frente Renovador a concretarse el 30 de mayo, donde se estima que seguramente Massa terminará confluyendo en el PJ con el objetivo de disputar unas primarias amplias contra la dupla Fernández-Fernández, Daniel Scioli o aceptar ser el candidato a Gobernador. Massa, que quiere sacar a Macri del gobierno, coquetea con todos. Si Alternativa Federal no logra cerrar con Lavagna, socialismo y gobernadores peronistas para mejorar la performance, es muy probable que el ex intendente de Tigre termine jugando su destino con los Fernández.

Efectos Fernández
Todo ello se da en medio de una creciente presencia de la única fórmula oficialmente dada a conocer hasta ahora como es el caso de Alberto Fernández y Cristina Fernández que debutaron ayer en Merlo. El efecto sorpresa dio resultados y el precandidato a presidente recorrió esta semana todos los canales de televisión, incluidos los de las corpo como solía denominar el kirchnerismo. Hasta presentó pequeños debates y para sorpresa de muchos periodistas, Alberto Fernández demostró seria solidez. Luego se mostró con intendentes peronistas y varios gobernadores. Hay tiempo para las definiciones hasta el 12 de junio, aunque se estima que promediando el día 6 ya estaría conformado el frente.
Lo que está en claro en esta semana patria es que los Fernández se posicionan como los verdaderos opositores al gobierno de Macri y con la llegada de Alberto, liderando la fórmula, se está ganando en moderación para conquistar el electorado independiente.
Lo cierto es que aún resta mucho para la final, pero claramente se ingresó en la etapa denominada de rosca pura que permitirá mover más piezas. Cambiemos, se tuvo que despertar de la siesta y ahora se abre un final más que incierto.

Ocultando a Macri y mostrando a Cristina
En política nada es casual. El Frente Juntos por el Cambio se encamina en Misiones a las elecciones del próximo domingo, utilizando la misma estrategia que en otros distritos argentinos; esto es sin pegar ni siquiera un cartel con el presidente Mauricio Macri por lo bajo que está en apoyos de la población. En la provincia había comenzado al cambiarse el nombre y, por lo tanto, la denominación Cambiemos quedó por ahora en el freezer. Se esperaba, como se hizo históricamente, un fuerte respaldo de los dirigentes nacionales a sus candidatos en Misiones, Humberto Schiavoni y Luis Pastori. No lo hicieron hasta ahora y el único recurso fue apelar a las redes sociales a través de pequeños videos, como lo hicieron por igual Macri y el ministro Rogelio Frigerio. En definitiva, ni las fotos sonrientes de los candidatos con Macri ni la presencia de funcionarios clave apoyando esta campaña se hizo sentir en Misiones. Por ahora, Cambiemos se encamina a cerrar la campaña, como lo viene haciendo con mateada y un poco más, en Puerto Iguazú.
En el Frente Popular, Agrario y Social, que lleva como candidatos a gobernador a Isaac Lenguaza y a vice a Héctor “Cacho” Bárbaro, desarrollaron una intensa semana de recorridas por la zona Norte. Una modalidad similar aplicará, en el último tramo de la campaña, en los próximos días como parte de la campaña electoral. Para mañana tienen previsto un acto con presencia de referentes nacionales y posterior reunión en Posadas. Siendo un espacio surgido de la zona de producción, en los barrios de la ciudad de Posadas y al estar identificados con la anterior administración nacional, encontraron que la llave de acceso a los sectores más desprotegidos es hablarles de que están alineados con Cristina. De esta manera, se nota la fuerte aceptación que estos sectores conservan de la ex mandataria nacional, reconocen algunos dirigentes de este espacio como el caso de Mónica Santos, que se postula a intendente de Posadas.

Jóvenes y mujeres en la renovación
Diferenciándose de otros espacios políticos, el Frente Renovador puede demostrar concreciones en diversas áreas y representa parte de sus presentaciones en la campaña, como lo vienen desarrollando los candidatos a gobernador y vice, Oscar Herrera Ahuad y Carlos Arce. Observan desde ese espacio que el fundamento pedagógico y tecnológico, sumado a modernas formas de comunicación, desplazó al proceso clásico de la militancia. Forma parte del concepto misionerismo 5.0 neo, que -explican- representa una revolución en los partidos políticos y se ven reflejados en que más de 50 sublemas tienen integrantes que participan por primera vez; del mismo modo otros 60 sublemas son lideradas por mujeres. Entienden que es la forma de rejuvenecer al partido y es uno de los motivos por los cuales la gente elige a la renovación; por ser la mejor opción y tener la capacidad de concretar proyectos que perduran y se van modernizando en tanto beneficien a los vecinos. El gobernador Hugo Passalacqua dejó aclarado además que la prioridad es por estas horas el misionero y sus necesidades. Es lo que planteó al ser consultado respecto de lo que está pasando a nivel nacional y donde intentan contar con el apoyo de la renovación. Dejó en claro que por ahora no hay apuro ni interés en sumarse a proyectos nacionales donde el escenario se presenta aún confuso.

Posadas, desafío capital
Desde la renovación con una nueva estrategia política, trabajo territorial y candidatos de buena aceptación, se encaminan a revertir los resultados adversos del 2017 cuando la ola amarilla nacional estaba en su plenitud. Con los números que manejan y la buena recepción de dos de los principales candidatos, el intendente Joaquín Losada y Leonardo “Lalo” Stelatto, están entusiasmados en resultados amplios que recibirán del apoyo de los ciudadanos posadeños. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina