Sigue la tensión en Chile: analizan suspender las clases ante una nueva ola de disturbios

Lunes 21 de octubre de 2019 | 10:30hs.
El ejército renovó el toque de queda desde las 19 hasta las 6. Hay tres muertos y casi mil detenidos.
El toque de queda había terminado en Chile el sábado por la noche pero el domingo volvió a entrar en vigencia. Desde las 19 hasta las 6 rigió la medida, según informó el Ejército. Mientras tanto, las protestas recrudecen: de un lado los manifestantes, que rechazaron el aumento del boleto de subte, del otro lado, los carabineros, que ya detuvieron a casi mil personas en las últimas horas. Además, tres personas murieron durante un saqueo e incendio a un supermercado.

La ministra de Educación, Marcela Cubillos, adelantó que el Gobierno analizaba por estas horas si suspenderá o no las clases para este lunes de manera preventiva ante la tensión que no cesó el domingo.

La violencia regresó este domingo a las calles de Chile, con epicentro en la Plaza Italia de la capital del país, con enfrentamientos entre grupos violentos y fuerzas de seguridad, en medio de una nueva movilización ciudadana en protesta por las desigualdades sociales.

La céntrica plaza de Santiago registra la llegada de masiva de grupos de gente desde todas las avenidas que allí confluyen, algunos en actitud violenta, lanzando adoquines y piedras a los agentes policiales, tumbando semáforos, señales y destrozando mobiliario urbano.

Otras personas protestan pacíficamente con cacerolazos, en una nueva muestra del descontento ciudadano que desató el aumento del precio del boleto del metro. Por estos disturbios, la Región Metropolitana, en la que se ubica la capital del país, se encuentra en estado de emergencia, lo que confiere al Ejército la responsabilidad de mantener el orden.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, informó que durante las protestas las fuerzas de seguridad arrestaron a 960 personas -244 fueron durante el toque de queda entre la noche del sábado y la mañana del domingo-.

El funcionario del gobierno de Sebastián Piñera comunicó además que durante las manifestaciones se registraron 103 hechos de violencia, 50 de estos fueron en la región metropolitana, por la suba del boleto del metro.

En ese escenario, según Chadwick, los protestantes destruyeron ocho estaciones del subte y siete colectivos y les provocaron lesiones a 62 carabineros, que de todas maneras detuvieron a casi mil personas en las marchas.

En algunas regiones del país se registraron cacerolazos durante el toque de queda luego incluso de que el presidente Piñera diera marcha atrás con el aumento del boleto del metro al decir: "Escuché a mis compatriotas".

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina