Un hombre fue asesinado en medio de una pelea de narcos

Domingo 22 de septiembre de 2019
En el lugar del crimen hay un polideportivo, según detallaron los vecinos.
Un colectivero de 40 años fue asesinado de un balazo en la cabeza delante de su esposa y dos hijos al quedar en medio de un enfrentamiento entre dos grupos narcos rivales, en el barrio porteño de Nueva Pompeya.
El hecho, que trascendió en la jornada de ayer, se registró el martes último, alrededor de las 21, en Santo Domingo al 3700, a metros de un polideportivo.
Fuentes policiales informaron a la agencia de noticias Télam que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Miguel Ángel Nieves, caminaba junto a su esposa y dos hijos.
En ese momento, dos grupos rivales que se disputaban el control territorial mantuvieron una pelea cerca del polideportivo Flor de Ceibo.
Según las fuentes expuestas, hubo disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en la nuca de la víctima, quien trabajaba como chofer de la línea 64, mientras iba en la vereda contraria junto a su familia.
"Él estaba yendo a saludar a la mamá que se iba a ir a Jujuy al día siguiente", dijo a Télam un vecino del barrio.
El colectivero, oriundo de esa provincia, fue trasladado de urgencia por una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same) al hospital Penna, pero murió antes de ser atendido.
"Era una hora en la que todos vienen de trabajar, un mundo de gente, y en el Polideportivo había chicos que realizaban actividades, le podían dar a cualquiera", aseguró el hombre que no quiso dar su nombre por seguridad.
Es que el vecino afirmó que el crimen sucedió en el marco de una disputa por el territorio entre "soldaditos" de bandas de narcotraficantes.
"Lo peor de todo es que la Prefectura tenía un carro de asalto lleno de efectivos a veinte metros de lo sucedido", dijo.
Vecinos del barrio cortaron en dos oportunidades la avenida Amancio Alcorta, ubicada a pocas cuadras, para reclamar justicia pero hasta el sábado no había detenidos por el crimen.
"Posiblemente en la semana se organice otra movilización porque no queremos que el caso quede impune, la familia de Miguel quedó destrozada", aseguró el vecino, el cual señaló que los restos fueron velados el jueves por la noche.
Por último, el hombre contó que hace unos dos años atrás un sobrino del chofer, al que identificó como Eduardo Rodríguez, fue asesinado de un disparo en el pecho "casi en el mismo lugar" en el que mataron a su tío.
"Estamos cansados que la justicia exista para los que tienen dinero y para el resto no, Miguel dejó dos hijos pequeños", se quejó otra mujer en Facebook y agregó: "Los asesinos son de Villa Zavaleta, los conocen y no los buscan... Justicia Ya".
El crimen de Nieves es investigado por personal de Prefectura Naval.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina